Aumentar y fortalecer el tono muscular es clave para prevenir fracturas graves en adultos mayores

La morbidez y mortalidad de los pacientes mayores que sufren fracturas de cadera y permanecen encamados es alta debido a efectos secundarios que se desencadenan en problemas respiratorios, úlceras y debilitación muscular (entre otros).

Katherine Ardila

    Aumentar y fortalecer el tono muscular es clave para prevenir fracturas graves en adultos mayores

    En el marco de la Feria de Salud dirigida específicamente a la población de la tercera edad, se destacó la presencia del Dr. Edwin Rosado, un renombrado ortopeda puertorriqueño con quien conversamos en exclusiva para RevistaMSP sobre osteoporosis y fracturas.

    Durante el evento, el Dr. Rosado brindó una charla centrada en la prevención de fracturas en adultos mayores, haciendo especial hincapié en las fracturas de cadera; un problema que se ha vuelto cada vez más relevante en la sociedad actual. De hecho, el experto compartió estadísticas alarmantes que revelan que más del 33% de los pacientes mayores de 65 años pueden sufrir una fractura de cadera después de una caída. Un fenómeno que, en sus palabras, se atribuye principalmente a la osteoporosis, condición en la que los huesos se debilitan y pierden densidad, aumentando así el riesgo de fracturas por impacto moderado.

    El fortalecimiento muscular como estrategia de prevención

    Durante su intervención, el experto resaltó la importancia de una alimentación equilibrada para fortalecer los huesos y prevenir la osteoporosis. "Una buena alimentación alta en vitamina D y alta en calcio. Esto puede ayudar a que la osteoporosis o la debilidad del hueso sea menos, si mantenemos el hueso saludable, quizás podríamos prevenir una fractura." comentó. "El ejercicio también es muy importante, un ejercicio moderado, el paciente no tiene que correr, no tiene que brincar, con el caminar, el ejercicio de pesas livianas, la bicicleta estacionaria, una bicicleta regular, todos estos ejercicios podrían ayudar a aumentar el tono muscular para prevenir la caída y pues a su vez poder prevenir la fractura". 

    ¿Qué tratamiento se realiza cuando hay fracturas de cadera?

    Las fracturas de cadera en pacientes mayores suelen requerir cirugía si el paciente está en condiciones de tolerar la anestesia, debido a los altos riesgos asociados con la inmovilización prolongada. 

    El Dr. Rosado explica que la morbidez y mortalidad de los pacientes que sufren fracturas de cadera y permanecen encamados es muy alta. Cuando un paciente permanece en cama después de una fractura, aumenta significativamente el riesgo de neumonía y de úlceras por presión, tanto sacrales como de cúbito. 

    Además, la transferencia desde la cama a una silla de ruedas, o de la silla de ruedas al baño, se vuelve extremadamente dolorosa". explicó. "También se produce lo que se llama descondicionamiento, que es una drástica disminución del tono muscular debido a la inactividad prolongada. Este deterioro físico puede llevar a una mayor debilidad y, en casos graves, a la muerte del paciente".

    La intervención quirúrgica, aunque varía según el tipo de fractura y el implante necesario, tiene como objetivo permitir que el paciente se levante de la cama lo antes posible. Esto facilita una recuperación más rápida, reduce el dolor asociado con el movimiento y ayuda a mantener la independencia del paciente. " En algunos casos pues no es posible llegar a un nivel de independencia que tenia el paciente previo a la caída, pero con el solo hecho de poder sacar al paciente de la cama pues ya es un logro para nosotros, porque disminuimos el riesgo de todas estas cosas que le acabo de decir." comentó el experto. Esto reduce considerablemente el riesgo de complicaciones graves y mejora la calidad de vida del paciente.

    Apoyo de los cuidadores en la prevención 

    El rol de los cuidadores es vital en este proceso. Los cuidadores pueden ofrecer el apoyo necesario para la movilidad, asegurar que el entorno del hogar sea seguro y libre de obstáculos, y ayudar a coordinar las citas médicas. Su presencia y asistencia diaria no solo proporciona una capa adicional de seguridad, sino que también ofrece el apoyo emocional y físico necesario para que los adultos mayores mantengan su independencia y calidad de vida.

    Con estas recomendaciones, los expertos buscan sensibilizar a la población de la tercera edad sobre la importancia de cuidar su salud ósea y prevenir las fracturas, promoviendo así un envejecimiento activo y saludable.

    Más noticias de Ortopedia y Traumatología