"El cáncer me hizo ser mejor persona", testimonio de radióloga que detectó su propio cáncer de seno

La Dra. Eva Cruz sobrevivió al cáncer de seno, una enfermedad agresiva que le hizo valorar aún más la vida y a quienes la rodean.

Luisa Ochoa

    "El cáncer me hizo ser mejor persona", testimonio de radióloga que detectó su propio cáncer de seno

    La Dra. Eva Cruz actualmente es presidenta de Susan G. Komen Puerto Rico, además es radióloga y sobreviviente de cáncer de seno, una condición que afecta a 1 de cada 9 mujeres en Puerto Rico.

    Ella misma detectó que padecía cáncer de seno

    En el 2019 comenzó su proceso cuando se hizo una mamografía y evidenció algunas calcificaciones en sus senos, sin embargo, no encontró nada raro en particular.

    "Yo misma la vi y la vi con una colega, y no vimos nada grandioso, yo digo que mi diagnóstico fue un milagro y se lo agradezco a Dios todos los días" expresó. 

    Pese a ello, una de las tecnólogas que trabajaba con la Dra. Cruz en el centro médico, le comentó a la socia de ella los resultados del examen y ella posteriormente le recomendó que se hiciera una vista ampliada de esas calcificaciones, con el objetivo de observarlas mejor. 

    "En la mamografía, cuando hay microcalcificaciones las tenemos que grandificar para verlas mejor. Yo me fui a un viaje con mi hija, al mes regresé y un día haciendo biopsias le digo a esa tecnóloga que me alertó, que hiciera una magnificación como para salir de eso. Ella y yo nos quedamos mudas porque vimos ese pequeño grupo de calcificaciones en el seno", narró la especialista a la Revista Medicina y Salud Pública.

    Así fue su proceso de diagnóstico y tratamiento

    Ese mismo día la doctora decidió realizarse una biopsia de mama estereotáctica, procedimiento que ayuda a localizar una anormalidad en el seno y extirpar una muestra de tejido para su examen bajo el microscopio.

    Al siguiente día, el 14 de octubre, fecha que la especialista no va a olvidar, le confirmaron su diagnóstico: era positiva para cáncer de seno

    Su proceso apenas empezaba, se realizó múltiples exámenes complementarios y le hallaron un grupo de microcalcificaciones en el otro seno, tenía un carcinoma ductal in situ de alto grado, en ambos senos. 

    "Yo ya había decidido desde la primera biopsia que me iba a remover ambos senos, por lo densos que son y por lo difícil que fue ver el hallazgo", afirmó con seguridad.

    "A las 3 semanas me sometí a una mastectomía bilateral, con nódulos centinela, me sacaron cuatro nódulos de un lado y dos del otro y para mi sorpresa salió margen positivo, por lo que me tuve que someter a una segunda intervención", complementó la Dra. Cruz.

    Tenía cáncer multicéntrico y bilateral, sin embargo, no había un componente invasivo, por lo que la especialista se sometió a tres cirugías entre la mastectomía y la reconstrucción, pero no a quimioterapia ni radioterapia.

    Un diagnóstico difícil de afrontar 

    "El proceso fue bien difícil. Al principio no quise hablar del tema por mis hijas, no quería que a mi hija mayor la opacara su anhelo de ir a la universidad", manifestó conmovida.

    Además, expresó el impacto emocional que puede generar el cáncer de seno en su vida y a quienes la rodean."Cuando a uno lo diagnostican con cáncer de seno, la preocupación son los hijos, y más si están jóvenes, uno se preocupa porque los hijos no sufran ni los familiares sufran con uno. Me costó trabajo decirle a mis hijas y decirle a mi mamá".

    Dentro de su proceso, la Dra. Eva Cruz aprendió a vivir agradecida, feliz y en paz. "Trato de vivir en paz, de ser un mejor ser humano, servir dentro de lo que hago como mi profesión y a todo el mundo que lo necesite, encontré que servir es sanador y perdonar es más sanador todavía". 

    "El cáncer me hizo ser mejor persona"

    "Yo creo que el cáncer me hizo ser mejor persona, me hizo valorar aún más la vida, las amistades y todas las personas que estuvieron ahí, mi familia y mi esposo, quien me bañaba, me limpiaba el drenaje, me lavaba el cabello". 

    Su testimonio llega a miles de pacientes que ahora mismo enfrentan el cáncer de seno. Pese a que ella no creía ser diagnosticada con esta enfermedad, afrontarlo con resiliencia y confianza le permitió superar esa difícil etapa. 

    "Siendo radióloga quiero que sepan que esto le toca a cualquiera, yo jamás pensé que me iba a pasar a mí haciendo esto todos los días. No importa lo que tú hagas, no lo podemos prevenir, pero si lo podemos detectar a tiempo", concluyó.  

    Mas noticias de Oncología-Hematología