Diagnóstico precoz de mieloma múltiple evitaría malignidades futuras

Al menos un 40 por ciento de quienes padecen mieloma múltiple, recae en esta condición maligna después de realizar tratamiento con trasplante de médula ósea, uno de los más efectivos para contrarrestar este tipo de cáncer.

Medicina y Salud Pública


Diagnóstico precoz de mieloma múltiple evitaría malignidades futuras

Diana Castañeda
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Al menos un 40 por ciento de quienes padecen mieloma múltiple, recae en esta condición maligna después de realizar tratamiento con trasplante de médula ósea, uno de los más efectivos para contrarrestar este tipo de cáncer.

Así lo confirmó el doctor Alexis Cruz Chacón, hematólogo oncólogo y primer y único subespecialista en trasplante de médula ósea de carácter alogénico en adultos de Puerto Rico, durante una entrevista concedida para la Revista Medicina y Salud Pública (MSP).

“Por eso es que decimos que no es una condición curable, porque todavía cerca de un 50 por ciento de los pacientes, sin importar si el tratamiento inicial o incluso después de trasplante tienen una recaída o tienen un resurgir de esa enfermedad. Actualmente, con la inmunoterapia o estos tratamientos que utiliza el sistema inmunológico como una herramienta, o un aliado para combatir el cáncer, es la esperanza que tenemos, que en el futuro podamos reducir este porcentaje de recaída y podamos lograr que los pacientes tengan una mejor vida, libre de enfermedad y eventualmente lleguemos a una cura”, aseguró el experto.

Aunque aún no se ha descubierto una causa que produzca esta enfermedad, la condición se da en personas mayores de 65 años, especialmente en el sexo masculino, y se ha visto que se puede dar en quienes han tenido exposición con algún químico u otro tipo de radiación. El doctor Cruz menciona además que, tampoco se ha identificado que este tipo de cáncer se de por alguna anormalidad genética, y que es algo que todavía está en investigación.

¿Cómo diagnosticar el mieloma múltiple?

En cuanto a la detección de mieloma múltiple, los especialistas deben identificar la población de células malignas en la médula, a través de una biopsia de médula ósea, y obtener un resultado de al menos un 10% de células plasmáticas malignas invadiendo la médula del paciente.

“Además se debe combinar esta biopsia de médula ósea con una serie de laboratorios para  detectar la proteína o los anticuerpos que están produciendo estas células malignas, y eso lo hacemos a través de una electroforesis de proteína que se debe hacer en suero y también se debe hacer en orina, porque la proteína que secretan estas células malignas muchas veces la podemos detectar en suero, pero si los niveles están muy altos también la vamos a empezar a detectar en orina”, explica el dr. Cruz, quien agrega que la electroforesis de proteína es un componente esencial de las pruebas de laboratorio realizadas a los pacientes.

Por otra parte, el galeno indica que también es necesario hacer un CBC, una química para revisar cómo está la función renal del paciente, el calcio y, adicionalmente, se miden los niveles de inmunoglobulina y de las cadenas livianas libres de inmunoglobulina en la sangre.

“Cuando nosotros tenemos un paciente con mieloma múltiple, siempre tenemos que identificar o caracterizar el tipo de cadena pesada y liviana que tiene el paciente (…) Resumiendo se asume un panel de laboratorios que incluye pruebas de sangre y pruebas de orina, cuyo propósito es principalmente identificar la proteína. Se hace una biopsia de médula ósea que, otra importancia que tiene es que se añaden pruebas de citogenética que son importantes para determinar el riesgo que tiene la enfermedad y el pronóstico que tiene el paciente. Eso es algo que se hace en base a las anormalidades genéticas que tenga en la condición”, aduce.

Posteriormente se realizan estudios de imagen con el propósito de detectar la presencia de lesiones líticas o plasmocitoma, como también lo llamamos, en el paciente.

“Todo estudio puede ser una placa o radiografías de todo el cuerpo, que no es lo que tradicionalmente se ha hecho. Sin embargo, recientemente se ha encontrado que estudios como el MRI o el PET/CT son mucho más efectivos y sensitivos para detectar este tipo de lesiones”, concluyó en MSP el especialista.


Artículos Relacionados