Continúan los esfuerzos por rescatar las extremidades de pacientes con sarcomas de hueso y partes blandas

El cáncer que se origina en el hueso u osteosarcoma es común en adolescentes en la segunda década de vida y es muy agresivo, tiende a hacer metástasis rápidamente, pero tiene tratamientos muy efectivos con excelentes resultados, si se trata a tiempo.

Marcela Moreno Wilches

    Continúan los esfuerzos por rescatar las extremidades de pacientes con sarcomas de hueso y partes blandas

    El sarcoma es un tipo de cáncer que puede ocurrir en distintas partes del cuerpo, esta enfermedad generalmente se trata con cirugía para extirpar el cáncer y se pueden utilizar otros tratamientos antes o después de la cirugía.

    Los sarcomas de partes blandas forman toda una serie de tipos de tumores. Algunos crecen en forma lenta e insidiosa, otros presentan un crecimiento rápido y agresivo.

    El Dr. Juan Bibiloni Rodríguez, ortopeda y cirujano especialista en oncología musculoesquelética del Hospital Oncológico y del Recinto de Ciencias Médicas, destacado como el primer y único ortopeda que practica la cirugía de oncología musculoesquelética expuso en entrevista exclusiva con la Revista Medicina y Salud Pública, la relevancia de un diagnóstico oportuno por parte del médico primario.

    Distintos tipos de sarcoma

    Los sarcomas pertenecen a un grupo de cánceres poco frecuente que aparece en los huesos y en el tejido conectivo, como en la grasa y los músculos. En la mayoría de los casos, se desconoce la causa. Los antecedentes familiares y la exposición a químicos o radiación pueden aumentar el riesgo de padecerlos

    Es un cáncer que da en un tipo de tejidos del mesodermo, que incluye músculos, huesos y nervios y, que a diferencia de los cánceres más comunes que son los adenocarcinomas, tumores de glándulas como próstata, mamá, pulmón y páncreas, son crecimientos anormales, neoplasias que dan en el tejido muscular, tejido de nervios, tejidos endovasculares y tejidos de hueso.

    El sarcoma por definición es un cáncer de alto grado. Existen los sarcomas de partes blandas y los sarcomas de hueso, los de partes blandas actúan en ciertos tejidos y los de hueso también en distintos tejidos

    Data de los sarcomas más comunes

    El cáncer que se origina en el hueso u osteosarcoma es común en adolescentes en la segunda década de vida y es muy agresivo, tiende a hacer metástasis rápidamente, pero tiene tratamientos muy efectivos con excelentes resultados, si se trata a tiempo.

    Los adenocarcinomas ocurren entre 1.2 millones al año en los Estados Unidos. mientras que los de partes blandas tienen un registro de aproximadamente 9000 casos y los de hueso de 1200 casos al año.

    ¿Cómo detectarlos?

    Muchas de estas masas pueden ser simplemente una masa indolora que se siente y no es natural en el paciente buscar ayuda hasta que esta sigue creciendo, o cuando nota que no para de crecer o produce dolor, por ello el especialista, señala que urge la responsabilidad es educar más que nada al médico primario para que aprenda a reconocer que cualquier masa que no sea parte normal de la anatomía, hay que atenderla con cierta premura.

    Asimismo, destacó la importancia de recomendar una resonancia magnética ante la presencia de cualquier masa blanda que se detecta y que antes no estaba en esa parte del cuerpo e indicó que, aunque esta es una prueba costosa, es necesario que los médicos la sugieran de forma temprana para iniciar cuanto antes el tratamiento.

    La resonancia es clave en el diagnóstico de sarcoma de partes blandas, pues puede llegar incluso a dar como tal el diagnóstico, igual la radiografía sencilla en el sarcoma de hueso se realiza y cuando se detecta la lesión en el hueso se acude a la resonancia.

    Aunque casi siempre se habla de masas de partes blandas benignas, el Dr. Bibiloni insiste en la urgencia de prestar atención y tratar tempranamente,” La resonancia nos da sospecha de que es algo maligno e inmediatamente tenemos que recurrir a una biopsia y todo esto tiene que ser un día detrás de otro”, explicó

    Tratamiento

    La mayor parte de los sarcomas requieren cirugía y es una de las lesiones en las que la combinación de tratamiento resulta muy efectiva.

    Para el caso de los sarcomas de hueso, hay tres principales y cada uno de ellos tiene una respuesta distinta a los tratamientos adyuvantes como quimioterapia y radioterapia.

    “Es muy importante si tenemos una masa en algún sitio hacer una biopsia y saber exactamente qué tipo de tumor es, por ejemplo, en el caso de tumor de hueso, el osteosarcoma requiere un tratamiento específico de quimioterapia, cirugía y quimioterapia y la respuesta puede ser muy buena y se puede curar casi dos terceras partes de la población que sufre de esto, mientras que los condrosarcomas, no responden en absoluto a la quimioterapia ni radioterapia y el tratamiento es puramente quirúrgico, y por su parte, los sarcomas de Ewing  responden muy bien a la radioterapia y esta puede llegar a curarlo”, resaltó el cirujano.

    Literatura clínica

    La literatura se muestra a favor de la radioterapia o la combinación entre cirugía y radioterapia y es enfática en ver esta última alternativa, como la mejor opción en tratamiento para los sarcomas de Ewing 

    El osteosarcoma es el tipo de sarcoma más común y se presenta en adolescentes con altos índices de curabilidad si se detecta a tiempo, este está seguido por el condrosarcoma y luego por el sarcoma de Ewing.

    Riesgo de metástasis

    Pese a ser una enfermedad sistémica que ha demostrado ser curada por la quimioterapia, años atrás, cuando esta no existía, todos los pacientes recibían cirugía sin ser la mejor opción.

    “Hace mucho a los adolescentes se les hacía una amputación, hablando de hace 70 años y, sin embargo, el 80% de ellos moría, así, podemos deducir que cuando uno diagnóstica el paciente, ya el 80% de ellos tiene metástasis, lo único es que son tan pequeñas que quizás no se pueden detectar, pero gran parte de esas metástasis se curan con la quimioterapia”, dijo el doctor a MSP.

    Avances en tratamiento

    La cirugía al igual que los tratamientos ha tenido adelantos y el más destacable ha sido el concepto de rescate de extremidad, ahora, se puede resecar el pedazo de hueso que está afectado por el tumor, después de la quimioterapia por tres meses, se saca el pedazo de hueso y se reemplaza con prótesis o con hueso de cadáver congelado y así el paciente puede retener su extremidad y seguir funcionando mientras continúa con quimioterapia.

    Vale la pena continuar con los esfuerzos por rescatar las extremidades ya sea por sarcomas de hueso o de partes blandas, aunque este último, también suele presentarse mucho en el área del abdomen y en ocasiones en la pelvis.

    ¿Cuándo alarmarse?

    En su comienzo, la mayor parte de estos tumores son indoloros y una de las razones por las que se retrasa el diagnóstico es porque el paciente no busca ayuda, pensando que no es nada importante y lo otro es la difusión de estos conocimientos a los médicos primarios.

    “Muchas veces los pacientes que llegan a mí con masas grandes, ellos han ido a su médico primario y en algunas ocasiones, quizás por desconocimiento el médico no ordena los estudio que requerimos y en este diagnóstico el factor del tiempo es muy importante”, recalcó.

    Mas noticias de Oncología-Hematología