¿Para qué sirve el colágeno y cuándo se debe ingerir?

Cada vez hay un mayor interés por los suplementos alimenticios a base de esta proteína.

Luisa Ochoa

    ¿Para qué sirve el colágeno y cuándo se debe ingerir?

    ¿Sabía que el colágeno es la proteína más abundante del cuerpo humano? Está presente en la piel y en las articulaciones, principalmente, pero también, en las uñas, en el cabello y en el tejido muscular de ciertos órganos. El colágeno cumple diversas funciones importantes, como mantener la juventud de la piel, pero, con la edad, disminuye su presencia.

    Sanja Zivanovic, doctora en Biomedicina y fundadora de Skin Molecule X, explica que "el cola´geno constituye hasta el 75% de la piel, pero desde los 25 años empezamos a perder un 1,5% cada an~o progresivamente. Cuando lleguemos a los 40, habremos perdido alrededor de un tercio de nuestro cola´geno, lo que causa flacidez en la piel, deshidratacio´n y pe´rdida de elasticidad".

    Además del paso del tiempo, hay otros factores que pueden provocar una degradación del colágeno más rápida, como la exposición solar sin protección, un consumo elevado de azúcares, alcohol y tabaco, e incluso un sueño deficiente.

    ¿Qué función tiene el colágeno?

    A nivel cutáneo, el colágeno mantiene la firmeza, la hidratación y la flexibilidad de la piel. También forma parte del cabello y de las uñas, aportándoles mayor fortaleza.

    Además, el colágeno favorece el correcto funcionamiento de los músculos y las articulaciones, así que también es muy importante para los deportistas, para evitar lesiones.

    Con la pérdida de colágeno, se produce, por una parte, el envejecimiento cutáneo, que se manifiesta en las arrugas y la flacidez. Y también surgen los dolores articulares, así como el debilitamiento del pelo y de las uñas.

    ¿Cómo paliar la pérdida del colágeno natural?

    Llevar un estilo de vida saludable es esencial, así como seguir una alimentación equilibrada y variada. Aunque existen alimentos ricos en colágeno, la dieta no suele ser suficiente y por eso se recomienda complementar con colágeno y otros suplementos.

    "Los estudios lo han demostrado: los nutrientes que proporcionan los alimentos pueden tener un impacto en la calidad de la piel. Y lo mismo sucede con los nutricosméticos. Si bien cada una de las capas de la piel tiene sus propias funciones, todas interactúan entre sí a través de un inteligente sistema de intercambio. Precisamente, los nutricosméticos fueron diseñados para liberar gradualmente ingredientes activos que llegan a las capas profundas de la piel, después de ser absorbidos por el cuerpo, y luego se extienden al resto de capas. Al corregir las deficiencias y activar la regeneración cutánea, estos productos potencian la belleza de la piel desde el interior y sus beneficios se reflejan en el exterior. Combinar nutricosmética y cosmética significa hidratar, fortalecer y nutrir tu piel tanto por dentro como por fuera para disfrutar de máximos resultados", explica Laia Puig, responsable de cosmética de LPG.

    ¿Qué colágeno elegir?

    Los suplementos de colágeno se presentan en formato líquido, polvo o incluso pastillas. Elegir uno u otro es más una cuestión personal por preferencias y comodidad a la hora de tomarlo. Pero lo que sí es importante es que sea colágeno hidrolizado. Julia Chacón, fundadora de Luxmetique, explica que "lo que debemos tener en cuenta a la hora de decantarnos por un colágeno u otro es el proceso de hidrolización, también conocido como fragmentación o predigestión. 

    Este proceso consiste en la eliminación de grasa y materiales no deseados para obtener solo los aminoácidos (que es lo que el cuerpo aprovecha). Solo el colágeno que ha sido suficientemente hidrolizado consigue llegar hasta los tejidos que lo emplean como nutriente, por lo tanto, es el que es realmente eficaz y puede llegar hasta las capas más profundas de la piel y generar beneficios".

    En general, los suplementos de colágeno incluyen otros activos como el ácido hialurónico, la vitamina C, la coenzima Q10, que refuerzan sus beneficios.

    Es muy importante que seas paciente y constante con la toma del colágeno, ya que los resultados no son inmediatos, sino que se aprecian a medio plazo. Conviene tomarlos como mínimo durante 3 meses, aunque se pueden tomar de forma constante, sin tener que descansar.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Nutrición