Cúrcuma y el jengibre, aliados en la nutrición recomendada para pacientes con Hidradenitis Supurativa

A pesar de la falta de información científica, los buenos hábitos alimenticios son el camino fundamental para garantizar el impacto positivo del tratamiento y recuperación.

Pedro Felipe Cuellar

    Cúrcuma y el jengibre, aliados en la nutrición recomendada para pacientes con Hidradenitis Supurativa

    Actualmente, el acceso a la información nutricional frente al tema de la hidradenitis supurativa, es poco, han sido escasos los estudios o análisis que se han llevado a cabo para poder relacionar esta enfermedad crónica con factores como la alimentación y el impacto que tiene este en los síntomas, así bien la licenciada Catherine Pimentel, Nutricionista y Dietista, afirma, "la información científica es bien limitada, estamos haciendo diferentes estudios clínicos para saber con precisión cuál es una dieta adecuada para seguir, no hay una dieta específica que cure la condición". 

    No obstante, la dieta nutricional debe ser individualizada, "ya que se aborda con el fin de ayudar en la desinflamación de las zonas ya afectadas, evitar futuros brotes que pueda presentar el paciente al ser una condición crónica y también que mejorar el proceso de cicatrización de las lesiones que presenta el paciente", indicó. 

    Las diversas dietas que surgen a raíz de esta condición desde el acompañamiento de los profesionales en nutrición, los médicos primarios y los especialistas son un tema individualizado que parte de las características específicas de cada diagnóstico y paciente. 

    "Los nutricionistas debemos hacer un análisis completo del paciente, a la hora de recomendar una terapia médico-nutricional, muchos de los pacientes que tienen esta condición presentan otras comorbilidades asociadas a la misma, la nutrición es individualizada y será así dependiendo las necesidades del paciente", afirma la Lcda. Pimentel.

    Dentro simposio "Tomando Conciencia de la Hidradenitis Supurativa" de la revista Medicina y Salud Pública, dónde se abordó esta enfermedad cutánea, que además de ser crónica, afecta la vida de los pacientes en muchos ámbitos como el social y emocional, y que además puede influir en el desarrollo comorbilidades nuevas o preexistentes. 

    Este padecimiento provoca pequeñas y dolorosas protuberancias en la piel, mayormente en zonas de pliegue como las axilas, la ingle, los glúteos y las mamas. A pesar de que esta enfermedad suele dar inicio en la pubertad, muchas veces se desconoce la misma y genera un retraso prologando en el diagnóstico y tratamiento, empeorando así mismo la condición. 

    La profesional, Pimentel, expone que, "es más frecuente y grave en personas que presentan condiciones específicas como diabetes, acné, sobrepeso y obesidad, síndrome metabólico, enfermedad inflamatoria intestinal."

    Recomendaciones generales sobre los hábitos que se deben tener frente a la hidradenitis supurativa, son el poder controlar el peso, evitando llegar a sobrepeso u obesidad, que influye tanto en el tratamiento como en el avance de los síntomas, es importante así mismo, evitar espacios o factores que aumenten el estrés, pues influye en el desarrollo de brotes, y se debe consumir bastante agua con el fin de mejorar la hidratación y recuperación de electrolitos que necesita el cuerpo. 

    Los grupos alimenticios recomendados son: 

    • Farináceos: Cereales, pan, pastas, quinoa, arroces... de estos se debe elegir siempre productos integrales, no solo por el color, sino al verificar en la etiqueta que la fibra sea de 3 gramos o más.

    • Frutas y vegetales: son antioxidantes y aportantes de vitamina A, C y B, betacarotenos, selenio, licopeno, luteína; estos deben ser siempre el 50 % del plato. 

    • Grasas saludables u omega-3: pescados, frutos secos, semillas, aguacates, aceite de oliva extra virgen para cocinar o agregar a las preparaciones. 

    • Condimentos antiinflamatorios como se ha demostrado de la cúrcuma y el jengibre. 

    Es importante así mismo ser consciente del consumo de: 

    • Azúcares añadidas, como refrescos, syrups, dulces y caramelos, y alimentos que lo contengan en su etiqueta nutricional. 

    • Alimentos o productos que tengan levadura de cerveza, ya que la reducción en la ingesta de este producto mejora la cicatrización de las lesiones. 

    • Productos lácteos, como leche, queso y derivados, porque pueden aumentar los niveles de insulina, por el aumento de carbohidratos. 

    • Cigarrillos o nicotina, pues perjudican la cicatrización y el sistema inmune. 

    En adición a estos factores nutricionales, se debe tener en cuenta que los hábitos que se tengan en diario vivir, así como las rutinas de aseo o higiene, son elementales para mejorar cada uno de los síntomas. 

    La recomendación frente a la actividad física debe ser de intensidad moderada y según la OMS deben ser al menos 150 min semanales, que equivalen a 30 min diarios por cinco días. Es importante tener en cuenta que la actividad física debe ser guiada por especialistas, pues se pueden empeorar las diversas lesiones que tenga el paciente. 

    Vea el simposio "Tomando Conciencia de la Hidradenitis Supurativa" completo: 


    Mas noticias de Nutrición