“Múltiples convulsiones pueden hacer un daño permanente al cerebro”, según el Dr. Chapa

“No todos los pacientes con convulsiones, tienen epilepsia”, destacó el experto en neurología y epilectólogo, el doctor Javier Chapa.

Isbelia Farías

    “Múltiples convulsiones pueden hacer un daño permanente al cerebro”, según el Dr. Chapa

    El neurólogo y epilectólogo, doctor Javier Chapa, indica que en Puerto Rico hay unas 30.000 personas que sufren de epilepsia, siendo la cuarta condición neurológica más común, después de las demencias y las migrañas.

    Cabe destacar que la convulsión es la manifestación clínica que tiene el paciente, o los movimientos involuntarios, mientras que la epilepsia es la enfermedad de tener dichas convulsiones de forma recurrente, tal como lo explica el doctor Chapa.

    A esto añade que: “Todo paciente con epilepsia tiene convulsión, pero no todo paciente con convulsiones tiene la enfermedad de la epilepsia”, ya que también existen convulsiones que son provocadas, tal como las que experimentan algunos diabéticos.

    Por ello destaca que la epilepsia es una enfermedad en la que el paciente debe tener dos o más convulsiones, pues, un paciente con una sola convulsión no cae en lo requerido para ser diagnosticado con epilepsia. A su vez, estas convulsiones deben estar separadas por 24 horas y verificar que no sean provocadas por agentes externos.

    Hay quienes padecen de meningitis o de una infección en el cerebro, que pueden tener convulsiones como parte de dicha infección, pero se puede corregir la infección con antibióticos, por lo que, si el paciente no vuelve a convulsionar, entonces no es epiléptico.

    Existe la epilepsia focal, cuando hay un tumor en el cerebro o algo muy específico, y epilepsia generalizada, porque sale de todo el cerebro. En la epilepsia generalizada, el origen suele ser genético. En el caso de las epilepsias focales, estas también pueden ser causadas por varios factores, tales como un tumor, un sangrado, una lesión de nacimiento, entre otras.

    Cada paciente presenta un tipo de epilepsia, por lo que es importante reconocer cuáles son las causas.

    Convulsiones y daños cerebrales

    La meta del neurólogo epileptólogo debe ser el controlar las convulsiones, ya que de no hacerlo el paciente podría sufrir de encelopatía epiléptica, un cuadro que se caracteriza porque la epilepsia es severa y grave, en el que el paciente no puede pensar ni ejecutar en su diario vivir, porque le afecta el aspecto cognitivo.

    “Múltiples convulsiones pueden hacer un daño permanente al cerebro”, por lo que se busca un buen control.

    Hay convulsiones de ausencia, que comienzan en los niños de 5 o 6 años, en las que el paciente no recuerda nada, pero los maestros o profesores sí se dan cuenta. Aunque pueden ocurrir en la casa, suelen reconocerlas los profesores porque afecta el rendimiento de los niños.

    También existen los espasmos infantiles que pueden evolucionar en un futuro a otro tipo de convulsión, en la que el paciente puede llegar a ponerse rígido, sufrir de incontinencia urinaria, morder la lengua, ahogarse, entre otras manifestaciones, y que se reconoce como el tipo de convulsión más grave, conocida como tónico clónica.

    En otros tipos de convulsiones, el paciente puede perder en la que el paciente pierde el tono del cuerpo, o la convulsión en la que el paciente simplemente cae.

    En el caso de los niños que se quedan ausentes, es un reto para los neurólogos porque muchas veces estos niños son diagnosticados con Déficit de Atención, pero podría ser que padezcan de epilepsia, por lo que necesitan estudios para medir la actividad eléctrica del cerebro y descartar que haya convulsión.

    El paciente con epilepsia no siempre se manifiesta con convulsiones, aunque es una enfermedad que predispone al paciente a cambios psicológicos, físicos, sociales, entre otros.

    Los pacientes pueden presentar comorbilidad, como dificultad para conciliar el sueño, ansiedad, depresión, entre otras, por ello, el neurólogo epileptólogo se plantea como objetivo ayudar al paciente a tener una buena calidad de vida.

    Cada paciente tiene su propia etiología y su pronóstico varía, así como las expectativas, pese a que, en la mayoría de los pacientes con epilepsias, estos tienen un pronóstico de vida al igual que las demás personas. Pero todo varía de la severidad de las convulsiones, los tratamientos que use el paciente, y otros elementos.

    Es destacable que en Puerto Rico existe el profesional, así como los equipos, para realizar un buen diagnóstico y contribuir a mejorar la calidad de vida del paciente. 

    Mas noticias de Neurología