Estudio descarta la migraña como factor de riesgo para la mayoría de los cánceres

La migraña es una condición que puede fluctuar a través de la vida de quien la vive.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Estudio descarta la migraña como factor de riesgo para la mayoría de los cánceres

    Las personas con migraña tienen un riesgo de cáncer similar al de la población general, excepto un mayor riesgo de cánceres neurológicos y un menor riesgo de cánceres gastrointestinales.

    Para la mayoría de los grupos de cáncer, nuestros resultados no respaldaron una asociación con la migraña. Las excepciones fueron un mayor riesgo de cánceres de origen neurológico y un menor riesgo de cánceres gastrointestinales. 

    El estudio fue adelantado por investigadores de la Universidad de Pensilvania y Hospital Universitario de Aarhus, Aarhus, Dinamarca, Instituto Nacional de Salud Pública, Universidad del Sur de Dinamarca, Copenhague, Dinamarca, Centro de Investigación de Excelencia Clínica, Universidad de Stanford, Stanford

    "Estos hallazgos pueden reflejar una diferencia real en el riesgo entre las personas con migraña o, de manera más plausible, reflejan otras fuerzas, como diferencias en el uso de medicamentos, sesgo de detección y causalidad inversa, o factores de riesgo compartidos", destacaron en la publicación realizada en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos

    ¿Qué es la migraña?

    La migraña tiene como principal síntoma el dolor de cabeza frecuente y crónico, de acuerdo con la neuróloga y especialista en la condición, Franchesca Fiorito.

    La experta precisó que, según la Academia de Neurología y Cefalea Americana, los pacientes no deben experimentar más de cuatro ataques o episodios al mes.

    De acuerdo con la especialista, los síntomas varían por la intensidad del dolor, entre estreñimiento, cambios de estado de ánimo, que van desde la depresión a la euforia, antojos de comida, rigidez en el cuello, bostezos frecuentes, aumento de la sed y de la micción, hasta pérdida de la visión, sensaciones de hormigueo en un brazo o una pierna, entumecimiento o debilidad en el rostro o en un lado del cuerpo, sensibilidad a la luz, al sonido y, a veces, al olfato y al tacto, así como náuseas y vómitos cuando el dolor está en su máximo punto. 

    "La migraña es una condición que puede fluctuar a través de la vida de quien la vive, es decir, uno como médico neurólogo trata de controlarlo lo más posible, pero es mejor contar con un equipo multidisciplinario, puesto que existen otros factores y es necesario un acompañamiento integral que sirva de soporte para que el paciente lleve una vida normal", dijo.

    A continuación, la revista de Medicina y Salud Pública (MPS), explica los aspectos más importantes de la migraña y las cuatro etapas de la condición: pródromo, aura, ataque y posdromo.  La experta en neurología, indicó que no todas las personas que tienen migrañas pasan por todas las etapas.

    Pródromo

    Uno o dos días antes de una migraña, podrías notar cambios sutiles que advierten de una migraña próxima, tales como estreñimiento, cambios en el estado de ánimo, de depresión a euforia, antojos de comida, rigidez en el cuello, aumento de la sed y micción y bostezos frecuentes.

    Aura

    Para algunas personas, el aura puede ocurrir antes o durante las migrañas. El aura es un síntoma reversible del sistema nervioso. Generalmente, son visuales, pero también pueden incluir otras alteraciones. Por lo general, cada síntoma comienza de forma gradual, se incrementa durante unos minutos y dura entre 20 y 60 minutos.

    Entre los ejemplos de aura de migraña se encuentran los fenómenos visuales, como la visualización de varias formas, puntos brillantes o destellos de luz; la pérdida de la visión, sensaciones de hormigueo en un brazo o una pierna, entumecimiento o debilidad en el rostro o en un lado del cuerpo, dificultad para hablar, sensación de oír ruidos o músicas, sacudidas u otros movimientos incontrolables

    Ataque

    Una migraña suele durar de cuatro a 72 horas si no se trata. La frecuencia con la que ocurren las migrañas varía de una persona a otra. Las migrañas pueden ser poco frecuentes o aparecer varias veces al mes.

    Durante una migraña, podrías presentar estos síntomas: dolor, generalmente en un lado de la cabeza, pero a menudo en ambos lados; dolor que palpita o late, sensibilidad a la luz, al sonido y, a veces, al olfato y al tacto, náuseas y vómitos.

    Postdromo

    Después de un ataque de migraña, es posible que te sientas agotado, confundido y sin fuerzas hasta por un día. Algunas personas indican sentirse eufóricas. El movimiento repentino de la cabeza podría provocar dolor de nuevo.

    Fuente consultada aquí.


    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Neurología