Un tratamiento biológico reduce el uso de corticosteroides en el asma severa, según estudio

Se trata del medicamento Dupilumab, el cual tiene una alta eficacia.

Isbelia Farías

    Un tratamiento biológico reduce el uso de corticosteroides en el asma severa, según estudio

    De un 5 al 10 % de la población mundial sufre de asma grave o no controlada, la cual está asociada con una mayor hospitalización y mortalidad, además de significar una mayor carga de atención médica y una peor calidad de vida.

    Sin embargo, en los últimos años han salido nuevos fármacos al mercado, especialmente la terapia con productos biológicos, la cual ha revolucionado el tratamiento de esta condición en su forma más grave mostrando una alta eficacia.

    Hasta el presente, hay cuatro productos biológicos que están autorizados para el asma grave, y entre ellos se encuentra el dupilumab, además del omalizumab, mepolizumab, reslizumab y benralizumab.

    De acuerdo con un estudio llevado a cabo en California, el Dupilumab (dupixient) puede conducir a reducciones sostenidas en la necesidad de corticosteroides orales (OCS) para pacientes con asma grave y, en algunos pacientes, puede eliminar por completo el uso de los OCS, tal como se demostró en dicho estudio.

    Al respecto, el experto adscrito a Peninsula Research Associates, Rollings Hills Estates, California, el médico Lawrence Sher comentó que: "se estima que el 30 % de los pacientes con asma grave siguen dependiendo de los corticosteroides sistémicos para mantener el control de los síntomas".

    No obstante, si bien se han sugerido algunos enfoques terapéuticos novedosos para los asmáticos leves, los cambios más significativos se han producido en los casos de asma grave.

    Muchos de estos sujetos no pueden controlar los síntomas a pesar de la terapia máxima de corticosteroides inhalados y orales de mantenimiento que son necesarios.

    A pesar de que los OCS siguen siendo importantes para el tratamiento de las exacerbaciones agudas, su uso recurrente se relaciona con varias complicaciones, como un riesgo mayor a desarrollar fracturas osteoporóticas y neumonía, entre otras afecciones, tales como los eventos cardiovasculares, cerebrovasculares, disfunción renal, diabetes mellitus tipo 2, alteraciones del humor, obesidad y apneas del sueño.

    Además, muchos de estos pacientes no están bien controlados, por lo que presentan exacerbaciones recurrentes pese a la estricta adherencia a la terapia.

    Medicamentos biológicos, una nueva esperanza

    Los últimos avances han permitido reconocer diferentes mecanismos etiopatológicos, así como diferentes fenotipos y endotipos del asma grave, lo cual ha llevado a que se diseñen terapias innovadoras, como en el caso de los fármacos biológicos.  

    Dichos medicamentos están orientados contra las moléculas involucradas en la vía inflamatoria tipo 2 modificando el curso natural de la enfermedad al reducir la inflamación de las vías respiratorias, sin el daño adverso asociado a los corticosteroides.  

    En diversos estudios, el Dupilumab fue tolerado adecuadamente por los pacientes y se logró reducir la tasa de exacerbaciones graves, mejorando además la función pulmonar, así como el control del asma y mejorar la calidad de vida. También se logró reducir la dosis de corticosteroides orales.

    El Dupilumab ha mostrado eficacia en varios subgrupos de pacientes, aunque en los que padecían de inflamación tipo 2 el beneficio fue más destacado, por lo que este fármaco está indicado en pacientes mayores de doce años que tienen asma moderada o grave con inflamación tipo 2, descontrolada, pese a los tratamientos convencionales, o en aquellos que tienen dependencia a los corticosteroides sistémicos orales.

    Fuente consultada aquí


    Mas noticias de Neumología