Creatinina en la sangre: ¿qué sucede si la tenemos alta?

Pese a que existen múltiples causas que pueden elevar la concentración de creatinina en la sangre, la más común son los problemas renales.

Luisa Ochoa

    Creatinina en la sangre: ¿qué sucede si la tenemos alta?

    De acuerdo con la Real Academia Española, "la creatinina es producto del metabolismo muscular cuyos niveles elevados en la sangre indican generalmente trastornos renales". Esta sustancia es generada por los músculos como parte de la actividad física diaria, y se desecha a través de la vía renal. 

    Cabe mencionar que las proteínas son un macronutriente necesario para la producción de creatinina, la molécula que se sintetiza en el hígado. Esta creatina pasa a través de la sangre, para llegar a los músculos, donde se utiliza como combustible para la energía.

    Normalmente, el cuerpo genera una cantidad constante de creatinina dependiendo de la masa muscular de cada persona. Lo anterior quiere decir que si una persona presenta una masa muscular constante y una cantidad de creatinina en sangre elevada, lo más probable es que esté padeciendo un trastorno renal.

    Sin embargo, si una persona ha ganado masa muscular y tiene unos niveles de creatinina elevados, puede deberse al hecho de la ganancia de músculo y no a una afección renal. 

    Además de eso, expertos indican que en caso de que los riñones no sean capaces de eliminar la creatinina que el cuerpo produce a diario, es posible que también existan problemas para eliminar otras sustancias, algunas de ellas tóxicas.

    Síntomas que son una alerta de niveles altos de creatinina 

    Existen algunas manifestaciones que pueden ser un indicio de niveles altos de creatinina en la sangre. Las más comunes son cambios en el color de la orina, micción frecuente y dolor al orinar.

    Otros síntomas son los siguientes: fatiga y cansancio, hinchazón en las piernas, pies o tobillos, manos hinchadas, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, pérdida de peso sin razón, cambios en la piel, falta de apetito, y espuma en la orina que aparece en caso de un daño renal severo. 

    Principales causas de esta afección

    Cuando una persona presenta los niveles de creatinina alta, lo más probable es que sea a causa de algún tipo de problema renal como, por ejemplo, la insuficiencia renal.

    No obstante, los trastornos en el hígado no son los únicos que pueden provocar que los niveles de creatinina en sangre aumenten, ya que existen otras razones que pueden llevar al paciente a padecer esta afección.

    Una de las causas es padecer algún trastorno en las vías urinarias, especialmente en aquellas personas que tienen cálculos en la vejiga. 

    Aparte de estos problemas, expertos mencionan que también hay pacientes con la creatinina alta a causa de problemas musculares debido a la descomposición de las fibras musculares, o por exceso de ejercicio físico.

    Otra de las causas que podría llevar a un paciente a sufrir exceso de creatinina en sangre es la deshidratación. Cuando no se bebe suficiente agua y el cuerpo no recibe la hidratación necesaria, no se puede llevar a cabo una depuración adecuada de la sangre, causando que los niveles de creatinina se eleven. 

    Estas son todas las causas que existen y que podrían tener como consecuencia la elevación de los niveles de creatinina en la sangre de los pacientes:

    Alteraciones renales; infecciones renales; cálculos vesicales (piedras en la vejiga urinaria), riñones poliquísticos; glomerulonefritis; deshidratación; hipotensión arterial; arritmias; obesidad; infección urinaria; anemia; edemas de origen indefinido; diabetes; hipertensión arterial; exceso de ejercicio físico, con lesiones o daños musculares; hemorragia digestiva; exceso de ejercicio físico, con lesiones o daños musculares; insuficiencia cardiaca congestiva; elevado consumo de proteínas en la dieta; crecimiento prostático en hombres; preeclampsia o eclampsia durante el embarazo; y fármacos para tratar el cáncer.

    Urea elevada, ¿qué significa?

    Además de la importancia de adecuados niveles de creatinina en sangre para la salud renal, hay algo que tiene relación directa con el aparato excretor y es la urea. 

    La urea es una sustancia que se forma en el hígado a partir de las proteínas consumidas por los alimentos. Esta sustancia llega a los riñones, donde se filtra y se elimina utilizando la orina como canal. La medida de la urea siempre es en sangre, teniendo en cuenta su concentración.

    Su valor normal oscila entre 10 y 50 mg/dl y los hombres presentarán, por regla general, unos niveles más elevados que las mujeres. Cabe mencionar que la elevación de los niveles de urea podría indicar un fallo hepático o renal.

    Sin embargo, estas son algunas causas que pueden provocar un aumento de los niveles sanguíneos de urea:

    Deshidratación;

    dieta demasiado rica en proteínas;

    quemaduras severas en la piel;

    sangrado gastrointestinal;

    ejercicio físico demasiado intenso;

    insuficiencia renal;

    y otras enfermedades.

    Diagnóstico de los niveles elevados de creatinina en sangre

    Para saber si un paciente sufre de la creatinina alta se deberá realizar un análisis de sangre u orina. 

    En el análisis de sangre se efectuará un estudio médico sobre la concentración de creatinina en sangre o en orina y es muy útil para conocer si los riñones están funcionando correctamente.

    Se considera que los niveles de creatinina son altos cuando se encuentran por encima de 1,3 mg/dl, en los hombres, y de 1,2 mg/dl, en las mujeres. En caso de que los niveles superen los 4 mg/dl se considerará que el paciente está sufriendo un fallo renal grave.

    ¿Cómo disminuir los niveles de creatinina en sangre?

    Para disminuir los niveles de creatinina en sangre se recomienda llevar a cabo una serie de medidas que incluyen la correcta hidratación diaria, es decir, beber entre 1.5 a 2.0 litros de agua.

    Expertos recomiendan comenzar a tener una dieta más saludable. Es decir, se deberá reducir el consumo de alimentos ricos en proteínas y purinas como, por ejemplo, los embutidos, las legumbres o las sardinas. Al igual que se deberá reducir el potasio como, por ejemplo, los frutos secos o las patatas.

    Otros consejos son: 

    • Hacer ejercicio físico con moderación, evitando cualquier tipo de suplemento para deportistas.

    • Utilizar la medicación adecuada, muy probablemente diuréticos, que siempre deberán ser recetados por el médico.

    • Revisar cualquier tratamiento medicamentoso que esté tomando el paciente, pues hay algunos fármacos, actuando de un modo u otro, capaces de elevar la creatinina.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Nefrología