Crean mascarilla que identifica la presencia de virus respiratorios como COVID-19 en el aire

El sensor podría detectar sólo una fracción de microlitro de estas proteínas víricas, mientras que una tos puede contener entre 10 y 80 veces más.

Alexander Triana Yanquén

    Crean mascarilla que identifica la presencia de virus respiratorios como COVID-19 en el aire

    Recientemente, se ha dado a conocer que se trabaja en una máscara dotada de un sistema electrónico especial que puede detectar el SARS-CoV-2, virus que causa la COVID-19, así como otros virus que son transportados y transmitidos por el aire a los 10 minutos de la exposición. Así lo confirman el investigador de materiales Yin Fang y sus colegas, en Matter.

    "La ligereza y facilidad de uso de esta mascarilla permite a los usuarios llevarla en cualquier momento y lugar. Se espera que sirva como sistema de alerta temprana para prevenir grandes brotes de enfermedades infecciosas respiratorias", afirma Fang, de la Universidad Tongji de Shanghai.

    ¿Cómo se transmiten los virus?

    Los virus son transmitidos naturalmente por exposición indirecta o directa, y se transportan en el aire de la atmósfera o entorno. En una conversación con otro interlocutor, se pueden infectar con miles de bacterias que causan enfermedades respiratorias y este fue sin duda, es uno de los matices que identificó especialmente al Sars-cov2. 

    Las personas infectadas por el SARS-CoV-2 pueden empezar a infectar a otras personas al menos dos o tres días antes de mostrar síntomas (SN: 13/3/20). Por tanto, los virus suelen tener una ventaja a la hora de infectar a nuevas personas. 

    ¿De qué trata la mascarilla?

    Fang y sus colegas diseñaron un sensor especial que reacciona a la presencia de ciertas proteínas víricas en el aire y lo acoplaron a una máscara facial. A continuación, el equipo roció gotas que contenían proteínas producidas por los virus que causan la COVID-19, la gripe aviar o la gripe porcina en una cámara con la máscara.

    El sensor podría detectar sólo una fracción de microlitro de estas proteínas, mientras que una tos puede contener entre 10 y 80 veces más. Cuando se detectaba un patógeno, el conjunto sensor-máscara enviaba una señal a los investigadores para informarles de la presencia del virus. En última instancia, los investigadores planean que estas señales se envíen al teléfono del usuario u otros dispositivos. Según el equipo, la combinación de esta tecnología con pruebas más convencionales permitiría a los profesionales de la salud y a las autoridades sanitarias contener mejor las futuras pandemias.

    Fuente consultada aquí



    Mas noticias de Investigación