El cáncer de tiroides y su incidencia en Puerto Rico

La alta incidencia de esta enfermedad también en la población negra se lo acreditan a la falta de acceso a los servicios de salud.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    El cáncer de tiroides y su incidencia en Puerto Rico

    El cáncer tiroideo continúa siendo el segundo tipo de cáncer más diagnosticado en mujeres y el décimo en hombres en Puerto Rico, así lo indicó en una entrevista exclusiva el doctor Guillermo Tortolero, director de la División y Control de Cáncer y Ciencias Poblacionales del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

    "A nivel nacional como mundial se ha visto un incremento sobre todo en las tres últimas décadas, donde el cáncer de tiroides es el segundo tipo más común en las mujeres y el décimo en los hombres, posicionándose así entre las diez causas más comunes de cáncer en Puerto Rico", explicó el experto, en el marco de la celebración del Día Mundial del Cáncer de Tiroides.

    Reiteró que un equipo de investigadores del País ha monitoreado la tendencia de estos tumores en Puerto Rico entre el periodo 2011 al 2015 y se compararon con los Estados Unidos, donde pudieron comprobar que la incidencia del cáncer de tiroides era mayor en la población de la isla en comparación la tasa de incidencia en la población americana. 

    "Los datos en general de la investigación concuerdan en que el incremento de la incidencia del cáncer de tiroides ha aumentado de manera rápida. Asimismo se piensa que la ocurrencia de esta enfermedad puede deberse a algún factor o práctica ambiental y esto ha tenido una repercusión directa en el cáncer tipo folicular. En Puerto Rico hemos visto el mismo fenómeno y nos ha llevado también a pensar en que puede deberse al sobrediagnóstico", abundó.

    "Comparado con las mujeres no blancas, hubo un incremento sustancial de la condición en un 83% en las mujeres puertorriqueñas. La alta incidencia de esta enfermedad también en la población negra se lo acreditamos a la falta de acceso a los servicios de salud. Para el periodo 2011 al 2015, la tasa de incidencia en la población hispana puertorriqueña fue de 40 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que la población blanca no hispana era de 21.8 por cada 100 mil habitantes, mientras en la población hispana de Estados Unidos era de 17.8 por cada 100 mil habitantes, y en la población negra fue de 11.6 por cada 100 mil habitantes", detalló.

    Diagnóstico oportuno 

    Por su parte la doctora Leticia Hernández, presidenta electa de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología, estipuló que "muchas veces este tipo de cánceres se detectan por medio de sonogramas o exámenes de rutina practicados por parte de médicos de cabeceras o ginecólogos, es por ello que estudios realizados por otras razones revelan en muchos casos la presencia de cáncer de tiroides”, explicó. 

    Por fortuna en la actualidad los avances científicos han permitido que la detección temprana de este tipo de cáncer sea más frecuente, independiente de que su tendencia sea al alza, la eficacia de los diagnósticos permite que la enfermedad se pueda tratar adecuadamente por medio de las diversas alternativas que existen.

    La importancia de la hormona tiroidea para el funcionamiento del cuerpo radica en que controla muchas de las funciones internas o externas que desarrollamos diariamente, influyendo notablemente en aspecto esencial como el manejo de las emociones, para el caso de las mujeres tiene injerencia en el periodo menstrual y en los hombres en temas de fertilidad, así, lo explicó la doctora Hernández.

    Dra. Leticia Hernández, presidenta electa de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología y el Dr. Guillermo Tortolero, director de la División y Control de Cáncer y Ciencias Poblacionales del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

    Síntomas

    Normalmente, el cáncer de tiroides no provoca ningún signo o síntoma en las primeras etapas. A medida que crece, puede provocar lo siguiente:

    *Un bulto (nódulo) que se puede sentir a través de la piel del cuello

    *Cambios en la voz, incluida una ronquera cada vez mayor

    *Dificultad para tragar

    *Dolor en el cuello y la garganta

    *Hinchazón de ganglios linfáticos en el cuello

    Causas

    No se sabe con exactitud qué causa el cáncer de tiroides.

    Este tipo de cáncer ocurre cuando las células de la tiroides sufren cambios genéticos (mutaciones). Las mutaciones permiten que las células crezcan y se multipliquen rápidamente. Además, estas células pierden la capacidad de morir (a diferencia de las células normales). Las células anómalas acumuladas de la tiroides forman un tumor. Las células anormales pueden invadir el tejido cercano y pueden propagarse (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo.

    Tipos de cáncer de tiroides

    El cáncer de tiroides se clasifica en tipos basados en los tipos de células que se encuentran en el tumor. Su tipo se determina cuando se examina una muestra de tejido de cáncer bajo el microscopio. El tipo de cáncer de tiroides se tiene en cuenta para determinar el tratamiento y el pronóstico.

    Algunos tipos de cáncer de tiroides son los siguientes:

    *Cáncer papilar de tiroides. Este es el tipo de cáncer de tiroides más común y surge de las células foliculares, las cuales producen y almacenan las hormonas de la tiroides. El cáncer papilar de tiroides puede ocurrir a cualquier edad, pero es más frecuente en personas de 30 a 50 años. Los médicos a veces se refieren al cáncer papilar de tiroides y al cáncer folicular de tiroides juntos como cáncer de tiroides diferenciado.

    *Cáncer folicular de tiroides. El cáncer folicular de tiroides también surge de las células foliculares de la tiroides. Suele afectar a personas de más de 50 años. El cáncer de células oxifílicas es un tipo de cáncer folicular de tiroides poco común y, en ocasiones, más agresivo.

    *Cáncer anaplástico de tiroides. El cáncer anaplástico de tiroides es un tipo raro de cáncer de tiroides que comienza en las células foliculares. Crece rápidamente y es muy difícil de tratar. El cáncer anaplástico de tiroides suele aparecer en adultos de 60 años o más.

    *Cáncer medular de tiroides. Este tipo de cáncer se origina en las células tiroideas llamadas células C, las cuales producen la hormona calcitonina. Los niveles elevados de calcitonina en la sangre pueden indicar un cáncer medular de tiroides en una etapa muy temprana. Existen determinados síndromes genéticos que aumentan el riesgo de padecer cáncer medular de tiroides, aunque el vínculo genético no es común.

    *Otros tipos poco frecuentes. Otros tipos de cáncer muy raros que comienzan en la tiroides incluyen el linfoma de tiroides, que comienza en las células del sistema inmunitario de la tiroides, y el sarcoma de tiroides, que comienza en las células del tejido conectivo de la tiroides.

    Factores de riesgo

    Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de la glándula tiroidea son los siguientes:

    *Sexo femenino. El cáncer de la glándula tiroidea es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

    *Exposición a niveles altos de radiación. Los tratamientos de radioterapia en la cabeza y el cuello aumentan el riesgo de cáncer de la glándula tiroidea.

    *Determinados síndromes genéticos heredados. Los síndromes genéticos que aumentan el riesgo de cáncer de la glándula tiroidea incluyen el cáncer medular de la glándula tiroidea familiar, la neoplasia endocrina múltiple, el síndrome de Cowden y la poliposis adenomatosa familiar.

    Complicaciones del cáncer de tiroides recurrentes

    El cáncer de tiroides puede reaparecer, incluso después de recibir tratamiento o de someterse a una cirugía para la extracción de la tiroides. Esto puede ocurrir si células cancerosas microscópicas se propagan más allá de la tiroides antes de extraerla.

    El cáncer de tiroides puede reaparecer en los siguientes lugares:

    *Ganglios linfáticos del cuello

    *Pequeños restos de tejido tiroideo que no se extrajeron durante la cirugía

    *Otras áreas del cuerpo, como los pulmones y los huesos

    Es posible brindar tratamiento para el cáncer de tiroides recurrente. El médico puede recomendar análisis de sangre o gammagrafías tiroideas periódicos para verificar si hay signos de recurrencia del cáncer de tiroides.

    Vea la entrevista completa: 

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes