Cuatro enfermedades oculares derivadas de la diabetes

La diabetes puede afectar la salud de los ojos cuando la glucosa en la sangre, también conocida como azúcar en la sangre, está demasiado alta.

Pedro Felipe Cuellar

    Cuatro enfermedades oculares derivadas de la diabetes

    Los altos niveles de glucosa en sangre pueden ser precursores de algunas dificultades de los ojos en los pacientes diabéticos. Entre estas condiciones, se encuentra la retinopatía diabética, el edema macular diabético, las cataratas y el glaucoma.



    Generalmente, los pacientes con diabetes desarrollan baja visión o, incluso, ceguera. Por lo que es importante tomar medidas para prevenir o impedir que progrese la enfermedad diabética del ojo al cuidarse la diabetes.



    • controlar la glucosa en la sangre;

    • la presión arterial;

    • el colesterol;

    • suspender el consumo de cigarrillos;

    • hacerse un examen de los ojos con dilatación de las pupilas una vez al año.



    Una vez inicie el daño, normalmente no da señales de advertencia de la enfermedad diabética del ojo o pérdida de la vista. 



    Por lo que un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas ayuda al médico a detectar y tratar los problemas de los ojos en una etapa temprana, incluso antes de una pérdida significativa de la vista.



    ¿Cómo me afecta la diabetes a los ojos? 



    Cuando las personas cambian el plan de cuidado de la diabetes o las medicinas para la diabetes a veces tienen la vista borrosa por unos días o semanas. 



    El nivel alto de glucosa puede cambiar los niveles de los líquidos o hacer que se le hinchen los tejidos de los ojos que le ayudan a enfocar, lo que causa la vista borrosa. Este tipo de vista borrosa es temporal y desaparece a medida que el nivel de glucosa vuelve a la normalidad.



    Si el nivel de glucosa en la sangre permanece alto por mucho tiempo, puede dañar los vasos sanguíneos en la parte posterior de los ojos.



    Este daño puede empezar durante la prediabetes, cuando el nivel de glucosa es más alto de lo normal, pero no lo suficientemente alto como para que se le diagnostique la diabetes. Se puede filtrar líquido de los vasos sanguíneos dañados causando hinchazón. 



    También se pueden comenzar a formar nuevos vasos sanguíneos débiles. Estos vasos sanguíneos pueden sangrar en la parte media del ojo, formar tejido cicatricial o hacer que la presión suba a un nivel peligroso en la parte interna del ojo.



    Las cuatro enfermedades de los ojos que pueden representar una amenaza para la vista son:



    La retinopatía diabética



    Durante la etapa temprana, los vasos sanguíneos pueden debilitarse, abultarse o filtrar líquido hacia la retina. Esta etapa se conoce como retinopatía diabética no proliferativa.



    Ahora bien, es probable que algunos vasos sanguíneos se cierren, causando la proliferación de nuevos vasos sanguíneos en la superficie de la retina, generando graves problemas de la vista.



    Aproximadamente una de cada tres personas con diabetes mayores de 40 años de edad ya presenta algunos síntomas de retinopatía diabética



    El edema macular diabético



    La diabetes causa la hinchazón de la mácula, lo que se conoce como edema macular diabético. Con el tiempo, esta enfermedad puede destruir la vista nítida causando la pérdida parcial de la vista o ceguera. 



    El edema macular normalmente se desarrolla en las personas que ya presentan otras señales de retinopatía.



    El glaucoma



    Es un grupo de enfermedades del ojo que pueden dañar el nervio óptico (el conjunto de nervios que conecta el ojo con el cerebro). 



    La diabetes duplica las probabilidades de tener glaucoma, lo que puede causar pérdida de la vista y ceguera si no se trata a tiempo.



    Las cataratas



    Las personas con diabetes tienen mayor propensión a que se les nuble los cristalinos. Los cristalinos nublados se conocen como cataratas. 



    Las personas con diabetes pueden presentar cataratas a edades más tempranas que las personas que no la tienen.



    ¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar una enfermedad diabética del ojo?



    Cualquier persona con diabetes puede llegar a tener una enfermedad diabética del ojo. Su riesgo aumenta si no se trata:



    • el nivel alto de glucosa en la sangre

    • la presión arterial alta

    • El nivel alto de colesterol en la sangre y el tabaquismo también pueden aumentar el riesgo de llegar a tener una enfermedad diabética del ojo.



    La diabetes que se presenta únicamente durante el embarazo, conocida como diabetes gestacional, normalmente no causa problemas de los ojos. Los investigadores aún no saben con certeza a qué se debe esto.



    Sus probabilidades de desarrollar una enfermedad diabética del ojo aumentan mientras más tiempo ha tenido diabetes.



    Considera empezar a hacer exámenes sí: 



    Diabetes Tipo 1, anuales dentro de 5 años a partir del diagnóstico.



    Diabetes Tipo 2, chequeos anuales justo después del diagnóstico.



    Diabetes Gestacional: las mujeres con diabetes tipo 1 y tipo 2 tienen que hacerse un examen de los ojos antes de embarazarse o en los primeros 3 meses del embarazo. 



    ¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades diabéticas del ojo?



    Especialmente con la retinopatía diabética, es posible que no sienta dolor ni tenga cambios en la vista a medida que el daño comienza a aumentar en la parte interna del ojo.



    Cuando sí se presentan síntomas, estos pueden incluir:



    • visión borrosa u ondulada

    • cambios frecuentes en la visión, a veces, de un día a otro

    • áreas oscuras o pérdida de la visión

    • visión deficiente de los colores

    • manchas negras o filamentos oscuros (también conocidos como flotadores)

    • destellos de luz.



    Hable con su oculista si tiene alguno de estos síntomas.



    ¿Cuándo debería ver a un médico de inmediato?



    Llame al médico de inmediato si nota cambios bruscos en la vista, entre ellos, destellos de luz, si percibe más manchas negras (flotadores) de lo normal o si siente que le tienden una cortina sobre los ojos. Estos cambios en la vista pueden ser síntomas de desprendimiento de la retina, que es una emergencia médica.



    Se sugiere que realizar un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas es la mejor manera de detectar los problemas de los ojos causados por la diabetes



    Asimismo, el médico:



    • le examinará la vista

    • le medirá la presión en los ojos.



    El especialista también puede sugerir otras pruebas, dependiendo de sus antecedentes médicos, así como sugerir exámenes oftalmológicos más de una vez al año, además de controlar cuidadosamente su diabetes.



    Tratamiento



    Los médicos pueden tratar los problemas de los ojos en etapa avanzada con medicinas, tratamientos con láser, cirugía o una combinación de estas opciones.



    Medicinas



    El médico puede tratar los ojos con medicinas anti-factor de crecimiento endotelial vascular (FCEV), como el aflibercept, el bevacizumab o el ranibizumab. 



    Estas medicinas bloquean el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales en el ojo. 



    Las medicinas anti-FCEV pueden detener la filtración de líquidos, lo que puede ayudar a tratar el edema macular diabético.



    Tratamiento con láser



    El tratamiento con láser, también conocido como fotocoagulación, consiste en hacer pequeñas quemaduras en el ojo con un haz de luz. Este método trata los vasos sanguíneos que están filtrando líquidos y el edema o acumulación de líquidos. 



    Hay dos tipos de tratamiento con láser:



    • Focal o en rejilla, que funciona en un área pequeña de la retina y trata el edema macular diabético.



    • Láser disperso, también conocido como fotocoagulación panretiniana (PRP, por su sigla en inglés), que cubre un área más amplia de la retina. Este método trata el crecimiento de vasos sanguíneos anormales, lo que se conoce como retinopatía diabética proliferativa.



    Vitrectomía



    La vitrectomía es una cirugía que extrae la materia gelatinosa y transparente que rellena el espacio interior del ojo, conocida como humor vítreo. El procedimiento trata problemas de sangrado grave o tejido cicatricial causados por la retinopatía diabética proliferativa.



    El tejido cicatricial puede hacer que la retina se desprenda del tejido posterior, como papel tapiz que se desprende de la pared. La retina que se afloja o se desprende por completo puede causar ceguera.



    Cirugía del cristalino con catarata



    En un centro quirúrgico u hospital, el médico puede extraer el cristalino nublado del ojo, donde la catarata se ha formado, y reemplazarlo con un lente artificial. Generalmente, después de la cirugía de cataratas, la mayoría de las personas tiene mejor vista.



    ¿Qué sucede si ya he perdido parte de la visión por la diabetes?



    Pídale al profesional de la vista que le ayude a encontrar una clínica de baja visión y rehabilitación. 



    Los profesionales de la vista especializados pueden ayudarle a manejar la pérdida de la vista que no puede corregirse con anteojos, lentes de contacto, medicina o cirugía. 



    Fuente consultada aquí.



    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes