Tirosina hidroxilasa podría ser un fármaco eficiente para el control del aneurisma de aorta abdominal

El hallazgo de nuevas estrategias farmacológicas es un objetivo prioritario para la investigación.

Tathiana Ortiz

    Tirosina hidroxilasa podría ser un fármaco eficiente para el control del aneurisma de aorta abdominal

    De acuerdo a la investigación, la tirosina hidroxilasa (TH), una enzima fundamental en la síntesis de catecolaminas, neurotransmisores y hormonas que juegan un papel crítico en el control de la función cardiovascular, la cual serviría como una nueva diana farmacológica para el aneurisma de aorta abdominal.

    "Hemos demostrado el incremento de la expresión de este enzima y de otros genes de la vía de síntesis de catecolaminas, tanto en el aneurisma humano como en dos modelos animales de aneurisma de aorta abdominal, caracterizando el perfil de expresión de la TH en la pared vascular", apunta la investigadora Cristina Rodríguez Sinovas, quien líderó el equipo que identicó la TH como un potencial farmacológico. 

    "Los resultados de esta nueva investigación indican que la inducción de la TH desempeñaría un papel crítico en el desarrollo del aneurisma de aorta abdominal, por lo cual es necesario avanzar en el desarrollo de nuevas estrategias farmacológicas dirigidas contra este enzima en el tratamiento de estos pacientes", concluye José Martínez González, último firmante del trabajo.

    El hallazgo de nuevas estrategias farmacológicas es un objetivo prioritario para la investigación, el cual se ve obstaculizado por la complejidad de la enfermedad, cuyo origen y desarrollo tan solo se conocen parcialmente.

    Pues a la fecha y pese a la alta morbimorbilidad del aneurisma aórtico abdominal, hasta el momento ningún fármaco ha sido capaz de limitar el crecimiento o el riesgo de rotura, por lo que el seguimiento de la evolución de los aneurismas de pequeño diámetro y la reparación quirúrgica de aquellos que presentan un alto riesgo de ruptura, son los únicos enfoques para su tratamiento en la actualidad.

    Los investigadores forman parte del CIBERCV en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (IIBB-CSIC), el Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (IIB Sant Pau) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC)

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Cardiovascular