"Hospitalizados deben tener supervisión por posible episodio de trombosis de vena profunda"

Pacientes de cáncer, eventos traumáticos, la edad, los procesos inflamatorios sistémicos, como los procesos reumatológicos de colon irritable, un infarto miocardio, entre otros.

María Camila Sánchez

    "Hospitalizados deben tener supervisión por posible episodio de trombosis de vena profunda

    Básicamente, el sistema venoso tiene un sistema superficial y un sistema profundo. La pierna, por ejemplo, es el lugar del cuerpo donde más eventos como la trombosis de vena profunda pueden ocurrir.  

    El Dr. Jorge Martínez, cirujano Vascular, explica: " Las venas profundas están dentro de esa afasia, entre los músculos y las venas superficiales. Por eso, estas venas profundas están fuera de la afasia y más cercanas a la piel. Entonces esas venas profundas, las que principalmente tienen a cargo el drenaje de la circulación venosa de la extremidad donde se genera el coágulo, allí es donde se conoce la afección de la trombosis de vena profunda", sostiene. 

    El tamaño de estos trombos depende de la localización. En la pantorrilla, el cuerpo tiene aproximadamente 18 venas, que van a realizar una especie de arborización. "Si tú tienes 1 de 18 venas con coagulación, no pasa nada, quedan 17 más que te ayudarán a estar bien", agrega el doctor. 

    ¿Por qué se crean estos coágulos? 

    Los factores de riesgo para tener eventos tromboembólicos son muy conocidos, asegura el doctor Martínez. Básicamente, puede ocurrir por tres cuestiones: existe inmovilidad, hay un proceso inflamatorio en el cuerpo o algo que haya traumado a un vaso sanguíneo. Esas tres cosas promueven que tenga ese evento.  

    ¿Quiénes tienen más probabilidad de contraer esta condición?

    Pacientes de cáncer, eventos traumáticos, la edad, los procesos inflamatorios sistémicos, como los procesos reumatológicos de colon irritable, un infarto miocardio, entre otros. 

    "Cualquier paciente que está hospitalizado por cualquier patología debe protegerse y hay maneras de hacerlo", agrega el doctor Martínez.

    Tratamiento

    La mayoría de pacientes se tratan cuando ya visitan a un hospital médico de urgencia. Y cuando el paciente llega allí, lo primero que hay que hacerle es un chequeo de riesgo, que ayudará a determinar, cuál es la severidad con la que se presenta: leve, moderado o severo.

    "Quienes tienen un riesgo leve se les recomienda que caminen dentro del hospital"

    Quienes tienen riesgo moderado a severo, se les recomienda que se les suministre una terapia farmacológica, un anticoagulante para prevenir.  Además, para pacientes que son de alto riesgo y no se les puede aplicar un fármaco, se utilizan unas botas de comprensión neumática que ayuden a darle circulación a toda la parte implicada". 

    ¿Quiénes no pueden utilizar un fármaco como tratamiento? 

    Quienes tengan sangrado hemorrágico, lleguen vomitando sangre o evacuando sangre.

    ¿Se les hace seguimiento después de que salgan de la clínica? 

    Hay recomendaciones hasta un mes en la casa. Esto evitaría que se formen los coágulos y que vuelvan al hospital, y pueda ocurrir algo que comúnmente llaman embolia pulmonar. 

    "La manera más terrible que puede ocurrir es lo que se llama una embolia pulmonar. Es un error, porque no debería de llamarse así, porque sí es una embolia, pero no va a los pulmones. El término que se le debería dar es falla cardiaca derecha aguda. Porque el coágulo va y se deposita en una arteria, la pulmonar, y obstaculiza el flujo de sangre.  Entonces el lado derecho del corazón no puede movilizar la sangre hacia los pulmones y hacia el lado izquierdo del corazón. Al evitar que la sangre tenga este flujo, no existe un intercambio de gases apropiado", asegura el doctor Martínez. 

    Y si pasa esto, el paciente puede presentarse a sala de urgencias con síntomas como dolor de pecho, falta de aire, presiones bajas, o incluso puede perder el conocimiento.

     En muchas ocasiones se confunde una embolia pulmonar con un ataque al corazón, porque tienen los mismos síntomas.  "Hay que tener suspicacia para poder reconocerlos y diferenciarlos" agrega el especialista.  

    Centro de Cuidado Para Patologías Vasculares Agudas 

    En Puerto Rico se ha desarrollado este centro que opera en el Hospital Centro Médico Episcopal San Lucas. Desde allí se están preparando para tratar todas las patologías vasculares que existan de toda la Isla. 

    Vea el programa completo aquí:



    Mas noticias de Cardiovascular