¿Estimulantes o ángulo del golpe? Análisis clínico de la lesión del jugador de la NFL

Hamlin, de 24 años, quien juega para los Buffalo Bills, recibió un tackle de Tee Higgins, receptor del equipo contendor y poco después se desplomó en la cancha.

Alexander Triana Yanquén

    ¿Estimulantes o ángulo del golpe? Análisis clínico de la lesión del jugador de la NFL

    El pasado 2 de enero, durante un partido de la National Football League (NFL) disputado en el Estadio Paul Brown (Cincinnati), entre los Buffalo Bills y Cincinnati Bengals, el safety Damar Hamlin sufrió un paro cardíaco que lo mantiene en estado crítico, al recibir un tackle.

    El reporte de salud que se ha entregado de momento, asegura que Hamlin se encuentra en observación y bajo estado crítico. En el instante del golpe recibido por el jugador, se activaron todos los protocolos, pero el parte médico sigue siendo reservado. 

    Por tal razón, conversamos con el Dr. Enrique Emy, asesor médico del Comité Olímpico de Puerto Rico, quien nos ayudó a comprender sobre el estado del joven deportista y nos explica que este tipo de lesiones no son comunes a esa edad. 

    Según el experto, es un caso poco común y le remite a contemplar que se han visto otro tipo de complicaciones: "se han visto otros problemas, y sé que han muerto otros futbolistas, pero es por consumo de estimulantes que le produce un infarto cardíaco por exceso de estimulantes. Este es el caso de un golpe que probablemente afectó el corazón, quizás el ángulo, habría que esperar", dice. 

    imagen-cuerpo

    Dr. Enrique Emy, asesor médico del Comité Olímpico de Puerto Rico.


    ¿El tackle puede haberle ocasionado el arresto cardíaco al deportista? 

    Según explica el Dr. Emy, hay una posibilidad de que el Tackle haya sido el responsable del fallo cardíaco que presentó el deportista, aseverando que es probable debido a ser deportes de alto contacto: "en este caso en particular, se está presumiendo que lo que ha ocurrido es una condición particular del corazón que se llama conmodio cardis; conmodio viene de conmoción, y cardis de corazón", revela el experto.

    "Es una condición que sufre el atleta cuando le dan un golpe en el lado izquierdo, o donde está el corazón, con alguna fuerza; y esto se ve mucho en deportes donde hay proyectiles, por ejemplo: una bola de béisbol, u otros deportes y no es frecuente en fútbol americano. Es muy raro, no es una condición de todos los días, no es una condición que se ve con mucha frecuencia", asegura Emy.

    Esta condición de conmodio cordis no afecta las aurículas o los atrios, sino el ventrículo que es el músculo del corazón; y cuando fibrila el músculo es mucho más serio el daño que en la aurícula o el atrio y suele tardar más en recuperarse. 

    Agrega el Dr. Enrique Emy que ha estado en comunicación con el Dr. Alex De La Vela, quien es parte del equipo que tiene en observación al deportista de la NFL: "cotejamos una serie de cosas, le hicimos unas preguntas, se le hizo una evaluación médica pre competencia adecuado y estaba muy bien de salud, no estaba usando ninguna bebida estimulante, ni consumiendo ningún tipo de droga que pudiera provocar un estímulo y causar una arritmia; que es lo que suele pasar cuando uno toma bebidas energizantes y ese tipo de cosas, y en el fútbol eso se da mucho... Estamos hablando de un atleta saludable", comenta.

    Durante los chequeos de rutina, evidentemente se tenía que descartar alguna condición cardíaca en el historial de Hamlin, por tal motivo se descarta que tenga un antecedente: "Él estaba saludable, no tenía ningún problema congénito ni adquirido cardiovascular. Estaba bien saludable, buena oxigenación, se le habían colocado unas vacunas recientemente, tuvo una evaluación médica con su médico y le dieron un resultado de que todo estaba normal, así que no tenía un problema cardiovascular", agrega Emy.

    Analizando la jugada con ojo médico

    En la jugada se puede apreciar cómo viene el jugador de Cincinnati con el balón, Hamlin lo toma y frena el avance tumbando al deportista. Asegura el experto que la impresión que le dio fue que Hamlin recibió un fuerte golpe en el pecho, y explica que esto puede haberle causado un ´jamaqueo´ al corazón. "Claro, no le dio un golpe extremadamente fuerte; porque estoy acostumbrado a ver mucho fútbol americano y cuando uno ve los golpes uno se da cuenta", dice. 

    "No se notó un golpe fuerte, pero no tiene que ser un golpe fuerte para que esto suceda porque si da en el ciclo preciso; entiéndase: en el lado izquierdo del corazón; le va a dar un ´jamaqueo´ al corazón como si fuera una conmoción cerebral (le dan un golpe a la cabeza y la masa cerebral se mueve), y eso produce un daño; aquí pasó lo mismo (...) el corazón se movió y empezó a fibrilar, y cuando hay fibrilación, el corazón empieza a temblar", explica.

    En este tipo de casos se evidencia que la sangre deja de fluir normalmente, es decir: "los vasos mayores como la carótida (que sube hasta el cerebro), etc; y ocurre un síncope, se desmaya el jugador y cae al piso. Cuando cae al piso, se dan cuenta que no está respondiendo a nada y empiezan a darle resucitación cardiopulmonar (RCP) y llaman a la ambulancia", detalla Emy.

    De camino al hospital

    Por lo general, los estadios cuentan con servicio de ambulancia, las cuales están equipadas con desfibriladores. En el evento, después de darle RCP al jugador, lo trasladaron al hospital: "presumo que en la ambulancia utilizaron un desfibrilador y le dieron un par de electrochoques para que dejara de temblar el corazón", agrega el experto. 

    Sin embargo, en este tipo de situaciones el tiempo juega un papel importante: entre lo que duran dando RCP a Hamlin y en cuanto le colocaron el desfibrilador: "si te da este episodio y estás fibrilando un minuto, te ponen el desfibrilador, entre uno y dos minutos vas a recuperarte, solamente con el desfibrilador; pero si estás cinco minutos fibrilando, allí va a haber un daño mayor", aclara. 

    Se activa el protocolo

    Explica el Dr. Enrique Emy que los médicos al recibir a Hamlin, "usaron un desfibrilador, se lo llevaron a intensivos, inmediatamente empezó el protocolo, y una de las cosas que se debe hacer es ponerle oxígeno y cedar si dejó de fibrilar, que es lo que presumo" dice. 

    "Dejó de fibrilar, el corazón se estabilizó, le dieron un sedante, oxígeno y lo van a dejar descansar una serie de horas para darle descanso al cerebro y que su sistema empiece a actuar normalmente. Y más o menos a las cuatro o cinco horas, ellos le van a estar retirando el sedante para que vaya despertando y reaccionando; allí le van a hacer unas pruebas neurológicas para ver cómo están sus reflejos y tener una idea de cómo está", enfatiza Emy.

    En estos casos ocurre algo curioso para muchos, a pesar que es un evento cardiovascular, el mayor daño se puede presentar en el sistema nervioso, ejemplo: "te hablan y tu no oyes; chequean visión, que abra los ojos pero no veo, ya todo eso son indicativos de daño y generalmente son neurológicos a pesar de que el golpe fue en el corazón, pero probablemente al corazón no le pasó nada significativo", aclara el experto.

    Asegura Emy que el jugador de la NFL "está en el proceso adecuado, esperando para ver realmente cuánto daño hubo", dice. 

    ¿Hamlin se puede recuperar?

    "Podemos especular que se va a recuperar, no necesariamente se va a morir. Puede que se recupere o no se recupere completamente: se han visto casos donde se afectan neurológicamente y quedan paralizados de un lado del cuerpo, o pueden tener dificultad de hablar, o caminar y ese tipo de cosas por el daño cerebral a consecuencia de un problema cardíaco", asegura Emy.

    Advierte el experto que esta recuperación se podrá establecer en la medida que se realicen los chequeos debidos y la respuesta que tenga Hamlin a los exámenes que se le ordenen. Claro está, explica que también se debe considerar "si lograron estabilizarlo, desfibrilar bien y colocarlo en oxígeno rápido", dice. 

    De momento se sabe que Hamlin no solo fue reanimado en la cancha: lo mismo pasó poco después cuando llegó al Centro Médico de la Universidad de Cincinnati, según explicó su tío, en declaraciones que brindó a CNN: "Lo resucitaron en el campo antes de llevarlo al hospital y luego lo resucitaron una segunda vez de camino al hospital. Nunca he llorado tanto en mi vida. Solo sé que mi sobrino básicamente murió en el campo y lo devolvieron a la vida", comentó Dorrian Glenn.

    Se conoce que el jugador también sufrió daños a sus pulmones y se encuentra conectado a un respirador artificial, según comentó Glenn. Relató que los doctores mantienen al joven de 24 años "boca abajo" para ayudar con la sangre en sus pulmones: "Parece que está mejorando de manera positiva", agregó. 

    ¿Qué tan común es ver este tipo de casos en deportistas?

    Aclara el experto que no es común ver estos casos y atribuye el hecho al desarrollo muscular del deportista: "esto no suele ocurrir en personas de más de 20 años. Este tipo de lesión es muy frecuente en atletas de 15 a 18 años, porque su musculatura es más frágil, tiene músculo pectoral más débil, no tan desarrollado y están más propensos a tener un daño cardíaco. Cuando es una persona de 24, 25, 26 años, fuerte, con unos pectorales desarrollados, que tienen músculo pectoral fuerte, es posible que no se dé, porque el músculo va a aguantar el golpe", comenta.

    Es decir, es frecuente ver episodios de estos en el mundo del deporte en ligas menores, donde participan niños y jóvenes: "cuando hablamos de niños, jóvenes que están en pequeñas ligas 15, 16, 17 años, que no tienen ese desarrollo muscular, están más susceptibles. Así es que esto uno lo ve con más frecuencia en esas edades que en una persona de 24 años. Lo que me hace pensar que él (Hamlin) estaba bastante desarrollado muscularmente y eso quizás lo haya protegido, pero habría que ver", agrega.

    Vea la entrevista completa aquí:

    Mas noticias de Cardiología