Recalcan la necesidad de la disposición de pruebas moleculares para hacerle frente al COVID-19

Mientras que, toda prueba de COVID-19 debe ser llevada a un profesional de la salud para que ellos puedan determinar qué hacer con el paciente que tenga el virus.

Medicina y Salud Pública


Recalcan  la necesidad de la disposición de pruebas moleculares para hacerle frente al COVID-19

En una conferencia realizada por el Puerto Rico Public Health,  tres especialistas hablaron sobre las diferentes pruebas que hay para detectar el COVID-19 y cómo influyen en las decisiones que se toman después de realizarlas. Los encargados de explicar y aclarar este tema fueron: El doctor Lemuel Martínez, infectólogo, el doctor Francisco Dávila, patólogo clínico y la doctora Wilma Virella directora jefa de Servicios de Medicina de Laboratorio Puerto Rico Pathology.

El doctor  Martínez se basó en tres preguntas para diagnosticar el COVID-19. La primera es ¿cuál es la mejor manera de diagnosticar?, la segunda se refiere a ¿cuando se tiene que repetir la prueba de COVID- 19 para poder regresar al trabajo?,  y la tercera pregunta indaga sobre ¿cómo se trata a un paciente que acaba de ser diagnosticado con COVID-19 y que está mínimamente sintomático?.

El infectólogo explicó que las enfermedades virales vienen de hace muchos años atrás, no es algo que sea nuevo, y argumentó que hay 4 tipo de coronavirus que causan enfermedades en los humanos, pero estas son todas leves, y  se encuentran categorizados como: El 229E,  el NL63, el OC43 y el HKU1. Mientras que, los virus corona nombrados MERS, SARS-CoV-1 y el SARS-CoV-2 han sido los causantes de los brotes en los últimos  20 años .

El Dr. Lemuel comentó que este virus es diferente a todos los anteriores ya que, la transmisión se da por vía respiratoria y se puede contagiar incluso antes de que la persona sienta los síntomas de ese virus. De las personas que tienen síntomas el 80% serán leves y es una buena noticia, sugiere el doctor. Pero, un 20 o 15% de las personas que lo padecen terminan en el hospital y si estas personas asisten en grupo a los centro de salud son las que colapsan el sistema hospitalario.

"Si decimos cual es el mejor tratamiento hoy día es: la dexametasona, los anticoagulantes y remdesivir, en los pacientes que están más enfermos. El plasma aún lo estamos evaluando, cuándo es el mejor momento y cuál es el paciente adecuado para recibirlo" concluyó el doctor Martínez.

El doctor Francisco Dávila  y la doctora Wilma Virella hablaron sobre los tipos de pruebas de COVID-19. El doctor Dávila comentó sobre el ambiente donde se hace el análisis de las pruebas, y aseguró que en el desarrollo de las pruebas gran parte depende de quién las hace, ya que tienen una labor muy importante. Esto se debe a que es necesario que estas pruebas sean muy exactas para que los doctores puedan tomar una decisión sobre el paciente y la mejor forma de tratamiento, ya sea que pase su cuarentena en casa o en otro caso hospitalizar y de esta misma manera determinar qué medicamentos se deberán utilizar en cada uno de ellos. 

Tipos de prueba para COVID-19

Los tipos de prueba disponibles se dividen entre las que determinan exposición y otras que determinan el diagnóstico de la enfermedad. Hay distintas pruebas de detección de exposición al COVID-19 y con estas solo se hace la detección indirecta del virus, y la gran mayoría de las pruebas muestran la presencia de anticuerpos contra el COVID-19.  Un anticuerpo es la respuesta inmunológica en contra de un virus, en este caso de coronavirus. Estas pruebas están diseñadas para identificar tres tipos de anticuerpos: El IgM, IgG y en algunos casos el IgA que se presenta en las paredes de las mucosas. 

Dentro de las pruebas de exposición hay dos tipo, las rápidas que frecuentemente son unos cartuchos, como las pruebas de embarazo que presentan un cambio de color cuando hay presencia de anticuerpos. Cuando la persona coloca la prueba en ese cartucho, el dispositivo presenta los resultados en menos de 30 minutos. La otra prueba de exposición es la de laboratorios, donde se encuentran unos instrumentos especializados que emplean diferentes metodologías inmunológicas y que requieren de un personal especializado para hacer la detección del virus. Estas pruebas tardan más de 30 minutos.

La doctora Virella aseguró que las pruebas de cartucho son buenas, pero es importante que estas pruebas pasen por un control de calidad, ya que se ha podido conocer que estas pruebas no son tan sensitivas como las otras, y en especial la prueba de laboratorio que su validación es superior.

Las pruebas diagnósticas son las que sirven para determinar si el paciente tiene una infección activa y le permiten al médico tomar las mejores decisiones sobre el paciente. Hay dos tipo de pruebas diagnósticas: la primera son las RNA conocidas como moleculares y otras de antígenos. Las pruebas moleculares son las que miden moléculas y en este caso se está intentando estudiar las moléculas de COVID-19, qué es el RNA y para esto hay varias maneras de hacerlo. Las pruebas de antígeno miden los antígenos en la superficie de los componentes del virus, se utiliza mayormente la proteína S ya que es la más específica para el virus del COVID-19 y también se analiza la proteína N que es menos específica.

Los expertos aclararon que es importante que las farmacéuticas que estén a cargo de realizar las pruebas cuenten siempre con una revisión de calidad y control de estas pruebas para estar seguros que funcione. Mientras que, toda prueba de COVID-19 debe ser llevada a un profesional de la salud para que ellos puedan determinar qué hacer con el paciente que tenga el virus.


Artículos Relacionados