¿Qué significa fallecer por causas naturales?

Según las declaraciones oficiales, su muerte se debió al paulatino deterioro de la salud.

Pedro Felipe Cuellar

    ¿Qué significa fallecer por causas naturales?

    Isabel II falleció a los 96 años, rodeada por toda su familia y cuerpo médico en el Castillo de Balmoral en Escocia. La salud de la monarca comenzó a declinar una vez murió su esposo, Felipe de Edimburgo, en abril de 2021. En los últimos años, vivió crisis sociales, escándalos familiares y problemas de salud, conozca las enfermedades de la Reina Isabel II aquí. 

    Desde el pasado 7 de septiembre, se estaba hablando del estado de salud de la Reina, cuando el Palacio de Buckingham informó que se retiraría de una reunión virtual del consejo privado. Sin embargo, para la tarde del 8 de septiembre, sus hijos y familiares ya viajaban hasta Escocia y en la noche, finalmente se izó la bandera a media asta informando el deceso de la regente.

    Así lo anunciaron

    Según declaraciones, su muerte se debió al paulatino deterioro de la salud, agravadas al contagiarse de coronavirus, y finalmente médicos de la familia real aseguraron que su muerte fue por causas naturales, pero, ¿qué significa exactamente morir por causas naturales?

    Fallecer por causas naturales

    La muerte de una persona que llega a la vejez o como resultado de haber alcanzado determinada edad, es entendida como muerte natural o de causas naturales, dado que su cuerpo ya ha cumplido el ciclo fisiológico y diferentes factores internos conllevan el deceso. Hoy en día se sigue usando el término de muerte natural o de causas naturales para indicar que la persona ha muerto debido a una falla multiorgánica.

    Si bien puede ser un término ambiguo, la muerte por causas naturales se refiere a aquellas que no tienen la influencia de factores externos, es decir fallas en los órganos del cuerpo o enfermedades que deterioren el estado de salud del paciente, como el cáncer, una enfermedad cardíaca o la diabetes; deja de ser muerte natural, cuando entran en el panorama factores externos como pueden ser los accidentes de tránsito, los homicidios y los suicidios.

    Síndrome de disfunción multiorgánica o falla multiorgánica 

    El síndrome de disfunción multiorgánica (SDMO), antiguamente conocido como fallo multiorgánico, es la presencia de alteraciones en la función de dos o más órganos en un paciente enfermo, que requiere de intervención clínica, y que está caracterizado por una disfunción progresiva y, en algunos casos, secuencial, siendo la etapa final en la claudicación de la función de dicho órgano y causa su insuficiencia.

    El SDMO inicia con disfunción pulmonar, si persiste suele añadir disfunción cardiovascular, renal, hepática, coagulación, sistema nervioso central, metabolismo gastrointestinal, neuroendocrino y musculoesquelético.

    Tanto en niños como en adultos, la mortalidad es elevada, en niños varía entre el 50% y el 84%; mientras que por su parte, en adultos depende de la edad y el número de órganos afectados y representa el 80% de las muertes en la UCI.

    Muerte súbita no es igual a causas naturales

    A pesar de que hace parte del tipo de muerte por causa natural, la muerte súbita es aquella en la que el individuo fallece sin causa o enfermedad aparente, o que no se sospechaba que pudiera morir en un corto plazo. 

    Este tipo de fallecimientos se caracterizan por ser inesperados y rápidos, produciéndose en recién nacidos, y habiendo también riesgo de padecerla cuando se supera la cuarentena de edad, aunque puede presentarse en cualquier momento de la vida. 

    En el caso de los recién nacidos predomina la conocida como muerte súbita del lactante, de la que se desconocen las causas, aunque se cree que podrían ser problemas en el desarrollo de alguna función vital, por regla general; la respiratoria. 

    En el caso de los adultos, predominan las enfermedades cardiovasculares como causa de muerte súbita y también se presenta en personas luego de presentar recientemente un síntoma de alguna condición riesgosa como por ejemplo una infección viral.


    Mas noticias de Salud Pública