Cultivar cannabis en grandes cantidades afecta el medio ambiente más que las minas de carbón

En Estados Unidos el consumo de cannabis está cobrando factura a nivel atmosférico más que la industria minera.


Cultivar cannabis en grandes cantidades afecta el medio ambiente más que las minas de carbón

En Estados Unidos el consumo de cannabis está cobrando factura a nivel atmosférico más que la industria minera.

Cultivar 1 onza equivale a quemar de 7 a 16 galones de gasolina en cada producción.

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

La producción legal de cannabis en Estados Unidos es un negocio donde se produce más de 13 mil millones de dólares, pero el costo ambiental de tal industria se ha hecho menos obvia y hasta este año se ha vuelto una preocupación entre la comunidad científica. Este efecto se da porque el negocio está en su mejor momento, la emisión de efecto invernadero también va subiendo a medida que se cultiva.

De acuerdo con un estudio de Nature Sustainability, la producción de cannabica de Colorado genera gases nocivos para la atmósfera igual a las de la industrias mineras del carbón en el estado. (Cultivar cannabis es legal para uso médico y recreativo de estados unidos). 

De acuerdo con un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Colorado, los gases de efecto invernadero producidos por los cultivadores de cannabis se emiten en interiores. Según sus cuantificaciones, alcanzan de 2.3 a 5.2 toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e) por kilogramo producido.

Según científicos, la producción de cannabis se hace con regularidad en espacios cerrados, ya que cultivar al aire libre en este país no está permitido (cultivar 1 onza equivale a quemar de 7 a 16 galones de gasolina)

Considerando los resultados  que demostró el estudio, los científicos sugieren que cultivar cannabis al aire libre en invernaderos podría reducir el gasto energético y las emisiones tóxicas. Las cifras han alarmado a la comunidad en Estados Unidos, ya que los resultados del estudio sugieren que no se compara el daño que producen las dinámicas ilícitas en todo el continente.

La misma naturaleza del mercado negro impide que exista un control de producción. Cuantificar el impacto negativo en el planeta extralimita las posibilidades de la ciencia en la actualidad. Sin datos certeros, no se pueden hacer más que especulaciones al respecto sobre el tema.


Artículos Relacionados