"Anticuerpos generados tras la infección por COVID-19 pueden mantenerse por más de un año", según estudio

Este estudio es el primero que mide la evolución de la cinética de los anticuerpos desarrollados por el COVID-19 entre profesionales de la salud con una media de edad de 44,7 años.

Sebastián Salguero Sebastián Salguero

    Anticuerpos generados tras la infección por COVID-19 pueden mantenerse por más de un año, según estudio

    El 69.9% de las personas que participaron en el estudio son mujeres y se determinó que el tiempo estimado en que se mantiene la protección tras un contagio por el virus es de un año después de la infección inicial de los anticuerpos.

    La investigación de seropersistencia realizado a 306 sanitarios de HM Hospitales contagiados por este virus.

    “Los hallazgos pueden extrapolarse a la población general y proporcionan datos muy valiosos en el manejo de la pandemia de COVID-19”, indicó el investigador, José Varona, del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario HM Montepríncipe.

    El periodo de observación de los trabajadores fue de 10 meses revelando que el 76.8% mantuvieron niveles de seropositividad más allá 9 meses después de infectarse, según la investigación.

    Hubo una reducción progresiva de los títulos de anticuerpos que disminuyeron en un 82%, mientras que se mantuvieron estables en un 13.2%, señalaron.

    “Se observaron dos perfiles dinámicos de anticuerpos diferentes: El primero es más frecuente con una disminución progresiva del título de anticuerpos y el segundo menos frecuente de personas que mantuvieron estable el nivel de anticuerpos durante casi 10 meses de seguimiento”, indicó Varona.

    La edad avanzada es uno de los aspectos que están asociados a un perfil de anticuerpos estable. Por otra parte, los títulos iniciales de anticuerpos más altos y con mayo exposición al virus, aquellos que asistieron a pacientes con COVID-19 y que desarrollaron una infección entre grave y moderada.

    “Estos datos pueden tener implicaciones potenciales en la estrategia de vacunación. Esperamos recopilar mayor información para el segundo semestre que nos puedan ayudar a comprender mejor y con más precisión la respuesta inmune a la enfermedad”, concluyó el investigador.

    Tomado de Jano

    Mas noticias de Salud Pública