Diagnóstico temprano y un tratamiento óptimo: clave para remisión de Artritis Reumatoide

Aunque la artritis reumatoide es una condición que puede llegar a ser incapacitante, existen estrategias para poder controlarla y llevar al paciente a una remisión total de la condición.

Denis Carolina Londoño

    Diagnóstico temprano y un tratamiento óptimo: clave para remisión de Artritis Reumatoide

    El Dr. Oscar Soto Raíces, Reumatólogo y Presidente de la Fundación de Enfermedades Reumáticas (FER) en entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública, explicó que la artritis reumatoide se caracteriza por ser un tipo de artritis inflamatoria y crónica que produce inflamación persistente en las articulaciones, provocando daños en la articulación, deformidad y falta de movilidad. Sin embargo, con un diagnóstico temprano se pueden evitar complicaciones y daños a las articulaciones.

    Aunque la artritis reumatoide es una condición que puede llegar a ser incapacitante, existen estrategias para poder controlarla y llevar al paciente a una remisión total de la condición, para lograr esto actualmente existen muchas opciones de tratamiento, una de ellas son los biológicos y moléculas, que pueden regular una parte del sistema inmune en particular con el fin de causar la remisión clínica.

    De igual manera, existen herramientas para que la remisión del paciente pueda ser de manera objetiva, en el cual se cuentan el número de articulaciones hinchadas y dolorosas, para luego combinarlo con marcadores de inflamación y escalas de dolor, estos valores se colocan en una fórmula, la cual como resultado da un número, con el cual se puede conocer si el paciente se encuentra en remisión.

    Mientras más temprano se encuentre un tratamiento adecuado de la enfermedad, más rápido se puede lograr la remisión del paciente, "a veces en dos o tres meses, ya se puede llegar a la remisión, sin embargo, si hay mucha cronicidad o severidad, a veces es más complicado y puede tomar 6 meses o más", explicó el reumatólogo.

    De igual manera, existe un reto para el médico tratante, debido a que se pueden intentar varios medicamentos hasta llegar al adecuado para cada paciente, sin embargo, es fundamental hacer un diagnóstico a tiempo, así como el seguimiento y compromiso del paciente.

    En el diagnóstico, se resaltan las pruebas clínicas, con análisis de anticuerpos, en el cual se buscan anticuerpos en contra de proteínas citrulinadas, en el caso de que se encuentre una positividad alta de dos de estos anticuerpos, se le da un valor predictivo de positividad de un 99%, por lo cual, a estos pacientes se les hace un seguimiento más exhaustivo y cercano, debido a que tienen una mayor predisposición de desarrollar la enfermedad. Estos estudios los puede realizar el médico primario a pacientes que aún no presente síntomas propios de la enfermedad.

    Existen estudios que están haciendo un tratamiento e intervención temprana, antes de que ocurran los síntomas, sin embargo, hoy en día no se puede hablar de una cura ni de una manera de evitar la artritis reumatoide, explicó el experto. No obstante, a través del diagnóstico temprano y de un tratamiento óptimo, el paciente puede llegar a una remisión.

    El Dr. Soto explica que esta condición puede ser causada por distintas razones como: bacterias, virus y alimentación; de igual manera enfatizó que existen unas causas más específicas como la nicotina, no obstante, este se considera un detonante debido a que debe existir una predisposición genética. 

    Impacto de la pandemia en pacientes con remisión

    A raíz de la pandemia, se encontró que muchos pacientes no continuaron con el tratamiento, lo cual pudo provocar que estos pacientes ya no se encuentren en remisión, debido a que esto causaría una inflamación poco detectable en las articulaciones, que en casos más graves puede dañar la articulación y causar deformidad, lo cual ya no es reversible.

    Artritis reumatoide como enfermedad autoinmune

    "El sistema que nos protege de virus, bacterias y de cosas extrañas... Nuestro sistema inmune reconoce algo que a veces es una proteína propia de nosotros, causa esa inflamación y no se regula, no se detiene y persiste. Ese proceso a veces está dirigido por algo, que es ese agente que el cuerpo reconoce como extraño, pero también está dirigido por nuestra genética", explicó.

    Diferencias entre artritis reumatoide y osteoartritis

    Existen diferencias entre la osteoartritis y la artritis reumatoide, la primera mencionada se encuentra en el grupo de artritis no inflamatoria, debido a que causa una inflamación mucho más leve en los pacientes, de igual manera esta surge con los años, puesto que su causa principal es el uso y el desgaste de los huesos a través del tiempo, "si lo miramos de esa forma a todos nos va a dar osteoartritis en un momento dado, lo interesante en la osteoartritis, es que no todos tienen síntomas", explicó el reumatólogo.

    En casos más extremos de la osteoartritis, la articulación ya ha perdido todo el cartílago que es lo que se encuentra en un hueso y otro, en estos casos, se hace una cirugía de reemplazo.

    "Hay ciertos patrones de osteoartritis que están ligados a la genética, pero no es una relación directa, es una predisposición", sin embargo, el especialista enfatizó en la importancia de mantener un estilo de vida saludable, buena alimentación, evitar fumar y mantener un peso adecuado. Esto con el fin de evitar que los síntomas de cualquier tipo de artritis sean severos y que la condición se desarrolle de manera acelerada.

    Mas noticias de Reumatología