Así es la Enfermedad de Raynaud: el fenómeno de los "dedos blancos"

Las mujeres son más propensas que los hombres a tener la enfermedad de Raynaud. Este tipo de padecimiento es más frecuente en personas que viven en climas fríos.

Luisa María Rendón Muñoz

    Así es la Enfermedad de Raynaud: el fenómeno de los "dedos blancos"

    El fenómeno de Raynaud es una afección que hace que las temperaturas frías o las emociones fuertes causen espasmos vasculares, bloqueando el flujo sanguíneo a los dedos de las manos, pies, las orejas y la nariz, provocándose una apariencia blanca o azul. 

    En la mayoría de los casos este fenómeno no provoca incapacidad, aunque sí puede afectar la calidad de vida. Cuando aparece en personas de más de 40 años, es importante que pueda visitar a un médico porque casi siempre se asocia con otras enfermedades. 

    Dos tipos de enfermedad de Raynaud: Primario y secundario. 

    Primario: Este es el más frecuente y representa el 80 - 90% de los casos. No se conoce su causa pero el pronóstico es bueno y no suele causar complicaciones. En una de cada tres personas afectadas, este fenómeno desaparece por sí solo sin necesidad de tratamiento.

    Secundario: Suele afectar a personas de más de 40 años, es poco frecuente y suele ser más grave que el fenómeno primario. En algunos casos, un fenómeno de Raynaud primario puede convertirse en secundario con el tiempo. También es asociado con otras enfermedades como: Enfermedades autoinmunes del tejido conectivo, artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico o síndrome de Sjögren. 

    También puede aparecer secundariamente a otros factores:

    • Medicamentos que estrechan los vasos sanguíneos.

    • Trabajar con máquinas que producen vibración, como martillos neumáticos, máquinas pulidoras y amoladoras.

    La evolución y el pronóstico del fenómeno de Raynaud secundario depende por completo de la condición de salud asociada.

    ¿Dónde se localiza?

    Se localiza con mayor frecuencia en los dedos de las manos, pero también puede aparecer en los dedos de los pies, las orejas, los labios, la nariz y los pezones.

    Cómo se manifiesta en el cuerpo

    La exposición al frío y las emociones intensas o el estrés desencadenan los síntomas:

    • Cambio de color de la piel: La parte del cuerpo afectada, se torna de color blanco debido a la falta de flujo sanguíneo, luego azul debido al consumo de oxígeno y finalmente rojo, a medida que el flujo sanguíneo retorna.}

    • Entumecimiento, frío o dolor en la zona afectada cuando está fría.

    • Hinchazón, hormigueo, punzadas, calor o dolor cuando la zona recupera la circulación de la sangre.

    Los episodios suelen durar unos 10 - 15 minutos, aunque en algunos casos pueden alargarse hasta más de una hora.

    No existe tratamiento

    Para el fenómeno de Raynaud primario, basta con tener unas medidas preventivas para reducir el número de espasmos y evitar los daños en los tejidos. Si existe dolor, el médico podrá utilizar medicamentos que están asociados a tratamientos de hipertensión o enfermedades del corazón.

    Para el tratamiento del fenómeno de Raynaud secundario, el profesional de la salud debe identificar la enfermedad asociada y tratarla específicamente. Los casos más graves, que no responden a los tratamientos de la enfermedad asociada, podrían necesitar una cirugía sobre los nervios que regulan el tamaño de los capilares.

    Algunas recomendaciones para quienes la padecen en primer nivel

    • Evita los ambientes fríos, los cambios bruscos de temperatura y protégete con ropa de abrigo: guantes, gorro y bufanda.

    • Evita el aire acondicionado, en especial en climas cálidos y húmedos.

    • Ponte guantes si tienes que manipular hielo o alimentos congelados.

    • Lleva zapatos cómodos y que no te aprieten. En invierno, lleva calcetines de lana y botas.

    • Realiza ejercicio de forma regular (30 minutos al día, 5 días a la semana) para aumentar la circulación de sangre por tu cuerpo.

    • Pon en práctica alguna técnica de relajación para controlar el estrés.

    • Evita realizar trabajos manuales o con máquinas que puedan desencadenar un episodio, siempre que te sea posible.

    • No tomes medicamentos que estrechen los capilares sanguíneos. 

    • No fumes. La nicotina estrecha los vasos sanguíneos y los capilares.

    • Evita la cafeína, porque estrecha los capilares.

    • Evita el consumo de drogas. Sustancias como las anfetaminas y la cocaína también estrechan los capilares, en especial los de la nariz.

    • Cuida y vigila tu piel. Si aparecen heridas o infecciones, consulta con tu profesional de la salud, especialmente si te dañas al cortarte las uñas.

    • Usa recipientes aislados, guantes o servilletas para coger bebidas y alimentos fríos.

    • Enciende la calefacción del coche unos minutos antes de conducir.

    • Deja correr el agua de la ducha o de la bañera antes de meterte para evitar el contacto con el agua fría.

    Fuente: Fisterra



    Mas noticias de Reumatología