Correlación con trastorno de ansiedad y un diagnóstico crónico para padecimientos inflamatorios

Sentir ansiedad de modo ocasional se ha convertido en un tema común en la vida. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad con frecuencia tienen preocupaciones y miedos intensos

Medicina y Salud Pública


Correlación con trastorno de ansiedad y un diagnóstico crónico para padecimientos inflamatorios

Sentir ansiedad de modo ocasional se ha convertido en un tema común en la vida. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad con frecuencia tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones diarias. Muy a menudo, en los trastornos de ansiedad se dan episodios de sentimientos repentinos de ansiedad intensa y miedo o terror, que alcanzan un máximo en una cuestión de minutos y esto se le conoce como ataques de pánico.

En entrevista en Medicina y Salud Pública (MSP) la doctora Ileana Fumero, psiquiatra de Puerto Rico, habló sobre las consecuencias de la ansiedad y cómo este trastorno ha sido un factor desencadenante inflamatorio  en las personas que la padecen.

“Muchas veces se interrelaciona el término de ansiedad con estrés, en ciertas ocasiones pensamos que es adecuado tener estrés porque es parte de la vida moderna y tengo que recalcar que con la situación que estamos viviendo pues aumente y adecuado que se presente estrés, pero queremos enfatizar que la ansiedad son trastornos de ansiedad, son condiciones y no solo se limita a sentirse un poco ansioso o preocupado de vez en cuando, son unos sentimientos y uno síntomas que persisten y son continuos, y esto puede tener unas repercusiones no solo a nivel emocional sino a nivel fisiológico y puede agravar a otras condiciones médicas que se exacerban o aumentar la morbilidad o mortalidad de condiciones físicas médicas incluyendo condiciones inflamatorias o inmunológicos también” aclaró la Dra. Fumero.

Síntomas de la ansiedad

Los síntomas de ansiedad se vuelven más significativos que los eventos que los desencadenaron y comienzan a interferir con la vida diaria de quien padece estos trastornos y pueden llegar a ser debilitantes. Sin embargo, la especialista insistió en que es posible controlarlos con la ayuda adecuada de un profesional médico.

“ Nosotros sabemos que hay síntomas de ansiedad que se comparten dentro de los trastornos de ansiedad, está el trastorno de ansiedad generalizado que son los que además de la parte física de tensión, palpitación y angustia, las personas tienden a estar preocupadas todo el tiempo, no solo por aspectos que hay que preocuparse sino por cosas del diario vivir o por aspectos que no son tan relevantes. Hay personas que tienen ataques de pánico, otras personas desarrollan el estrés postraumático. También se encuentra el trastorno de ansiedad social y se encuentran las personas que tienen fobias que los van a limitar  y por último el trastorno obsesivo compulsivo. Y todos estos trastornos comparten algunos síntomas” detalló la Dra. Fumero. 

La especialista hizo alusión a que la ansiedad es un desencadenante inflamatorio pues se comprobó que las personas que padecen ansiedad puede tener niveles circundantes de factores inflamatorios que puede aumentar lo que se conoce como CRP, que son los factores de inflamación crónica. De esta manera, quienes lo padecen pueden tener un aumento en las interleuquinas (en particular la interleuquina 6) y también  se ha observado un aumento en el tubo tecnócratas o el TNF. Así que, las personas con trastornos de ansiedad tienen una elevación de marcadores o factores pro inflamatorios.

Los estigmas sociales que se han desarrollado han hecho que muchas de las personas que padecen trastornos de ansiedad no acudan por ayuda a un médico. La Dra. Fumero explicó que es claro que muchas veces la ansiedad no es tomada con la seriedad que se pondría a otras enfermedades, al considerar que es algo sin importancia. No obstante, se aconseja a las personas aprender a escuchar su cuerpo pues este le podrá indicar cuando es el momento indicado para ir a tratar este trastorno.

La doctora aconseja “muchos de los trastornos de ansiedad comparten síntomas físicos, vas a sentir palpitaciones, dolor en el pecho, dificultad respiratoria, cansancio, fatiga, muchos de ellos tienen una manifestación gastrointestinal, en la piel, siempre estarán preocupados, sentirán negatividad, tendrán algunas dificultades de aspectos de concentración, por esto siempre es necesario recurrir ayuda de un profesional” recalcó.

Existen diversos tratamientos para poder controlar y frenar la ansiedad, la especialista enfatiza que muchos de estos sirven de la mejor manera y ayudan a calmar los síntomas que se presentan. La Dra. Fumero aclaró que, los pacientes al someterse a estos tratamientos pueden ver mejoras en ellos, y esto facilita que logren identificar de mejor manera otras personas que pueden padecer el trastorno y que también requieren ayuda.

La psiquiatra hizo referencia a un estudio en el que los especialistas se percataron de los significativos que pueden llegar a ser los trastornos de ansiedad.   “ En general, tenemos una población del 20% con trastornos de salud mental seria y un porciento significativo de ellos tiene un trastorno de ansiedad inclusive en ese estudio fue la primera vez que se nombró el trastorno de ansiedad social que era algo que no se exploraba ni se preguntaba y realmente limita. Lo que más nos preocupa es que mucho de estos pacientes con trastornos de ansiedad se automedican y esto lo puede llevar a uso de alcohol o de sustancias lo que contribuye a que esas sustancias puedan agravar y realmente exacerbar posteriormente estos mismo trastornos de ansiedad y llevarlos también a la comorbilidad de trastornos de depresión mayor” concluyó.


Artículos Relacionados