Subir de peso puede empeorar los síntomas óseos en pacientes con artrosis de rodilla.

Según estudio realizado por la Universidad de California, se determinó que el aumento o perdida de peso afecta significativamente el deterioro o mejoría de la artrosis en rodilla.

Felipe Cuellar

    Subir de peso puede empeorar los síntomas óseos en pacientes con artrosis de rodilla.

    ¿Tiene algún impacto el aumento de peso en la artrosis de rodilla?



    Según investigadores de la Universidad de California, mediante datos de la Iniciativa de Osteoatritis (IOA) se determinó, que se da un aumento de 29% en riesgo de estrechamiento del espacio articular medial debido al aumento de más del 5% en el peso corporal de los pacientes en un lapso de 4 años. 



    Así mismo, el riesgo de padecer dolores de rodilla frente aumento en un 34%. Pero en el caso contrario, con la perdida de peso parece otorgar cierta protección contra el daño estructural que se da en la artrosis de rodilla, planteo, el Dr. Gabby B. Joseph, especialista en radiología e imágenes biomédicas; en el congreso patrocinado por Osteoarthritis Research Society International. 



    En este mismo sentido, los pacientes que tuvieron una perdida de más de 5% en su peso corporal en los 4 años de seguimiento, tenían menos probabilidades de empeorar situación frente aquellos que se mantuvieron en el mismo peso. Esto bajo la clasificación, Kellgren y Lawrence, clasificación que se mide en tres factores importantes: estrechamiento del espacio articular, la formación de osteofitos y esclerosis del hueso subcondral. 

    La pérdida de peso también se asoció con un mayor cambio en la resolución del dolor de rodilla durante 12 meses, con una razón de probabilidad de 1,40.

    Importancia del cambio de peso en Osteoartritis (OA)

    "Sabemos que la pérdida de peso tiene efectos beneficiosos sobre los síntomas de la artrosis de rodilla, como el alivio del dolor y la mejora de la función física", comentó  Xingzhong Jin, PhD , becario de carrera temprana del NHMRC en el Centro de Investigación de Big Data en Salud de la Universidad de New Gales del Sur, Sídney.

    "Pero lo que no está claro es si la pérdida de peso podría ralentizar la degradación estructural de la articulación a largo plazo", dijo en una entrevista. "Estos hallazgos significan que el control del peso es claramente muy importante para la artrosis de rodilla, en términos de mejorar los síntomas y prevenir la progresión estructural".

    Agregó: "La evidencia sobre la Osteoartritis de cadera es menos clara. Dado que la mayor parte del conocimiento en este espacio se generó a partir de personas con OA de rodilla, este trabajo es una contribución relevante al conocimiento sobre el cuidado de las personas con osteoatritis de cadera".

    ¿Por qué analizar los efectos del cambio de peso en la Osteoartritis?

    "La obesidad es un factor de riesgo modificable para la osteoartritis", dijo Joseph al comienzo de su presentación virtual. De hecho, los pacientes con obesidad tienen más del doble de probabilidades de desarrollar osteoartritis de rodilla que sus contrapartes de peso normal.

    Aunque se han realizado varios estudios que analizan la pérdida y el aumento de peso en la osteoartritis, la mayoría se ha centrado en la pérdida de peso en lugar del aumento, y en la osteoartritis en la rodilla en lugar de la cadera, explicó.

    El objetivo del presente estudio, por lo tanto, fue observar más de cerca el posible efecto del aumento y la pérdida de peso en personas con osteoartritis de cadera o rodilla en términos de resultados radiográficos (cambio de grado Kellgren y Lawrence), resultados sintomáticos (dolor de rodilla y resolución a los 12 meses), y la necesidad de reemplazo articular.

    "Las implicaciones clínicas son desarrollar estrategias específicas a largo plazo para recomendaciones informadas específicas del sitio para prevenir la degeneración articular", dijo Joseph.

    Utilizando datos de casi 3.000 personas de la iniciativa de osteoartritis, Joseph y sus colaboradores clasificaron a las personas con osteoartritis en uno de tres grupos: aquellos con al menos un 5 % de aumento de peso, aquellos sin (–3 % a 3 %) cambio de peso, y aquellos con al menos una pérdida de peso del 5% durante un período de 4 años.

    Los resultados, que se  publicaron en Arthritis Care & Research, tampoco revelaron diferencias en la tasa de artroplastias totales de cadera o rodilla entre los grupos, y no hubo diferencias entre los grupos de aumento y pérdida de peso y los controles en términos de cambios sintomáticos o radiográficos de cadera.

    "¿Por qué hay diferentes efectos del cambio de peso en la rodilla frente a la cadera? Esto podría ser multifactorial, pero podrían estar sucediendo algunas cosas", dijo Joseph. "Primero, la estructura articular es claramente diferente entre la rodilla y la cadera. La rodilla es una articulación de bisagra. La cadera es una mala alineación de la articulación esférica que podría afectarlos de diferentes maneras".

    Además, "la rodilla también tiene un cartílago más grueso, la cadera nuevamente tiene un cartílago más delgado y los patrones de carga pueden ser diferentes en estas articulaciones".

    También hubo diferencias en la tasa de progresión entre la rodilla y la cadera, "esto fue especialmente notable para la progresión radiográfica", dijo Joseph, con tasas más altas en la rodilla.

    Al señalar que el estudio está limitado por su diseño retrospectivo, Joseph concluyó: "No sabemos por qué estas personas perdieron o aumentaron de peso. 

    Entonces, esto sería algo que sería más evidente en un estudio prospectivo.

    "Además, no hubo resultados de resonancia magnética, ya que las imágenes de resonancia magnética no estaban disponibles en la cadera en la iniciativa de osteoartritis, pero claramente la morfología T1 y T2 también serían útiles para evaluar los resultados aquí".

    La Iniciativa Osteoartritis (IOA) es una asociación público-privada financiada por los Institutos Nacionales de Salud y el apoyo inicial de Merck, Novartis, GlaxoSmithKline y Pfizer. Joseph y Jin informaron que no tenían conflictos de intereses que revelar.


    Fuente consultada aquí.




    Mas noticias de Ortopedia y Traumatología