Preocupación en Puerto Rico por recomendar células madres para lesión del ligamento anterior cruzado

Una noticia falsa en el área de ortopedia estaría incitando a pacientes con este tipo de lesiones a inyectar células madres como tratamiento.

Luisa María Rendón Muñoz

    Preocupación en Puerto Rico por recomendar células madres para lesión del ligamento anterior cruzado

    La ruptura del LCA es una lesión frecuente en jóvenes deportistas. Factores que influyen en la predisposición para que ocurran este tipo de problemas que afectan a los deportistas, suelen ser los movimientos de cortes, cambios de dirección o pivotes.

    Así, juegos como fútbol, baloncesto, hockey, entre otros, se vuelven un factor de riesgo para quienes practican estas actividades. Por lo general, las lesiones solo pueden ser tratadas con cirugías que varían según la gravedad de la lesión.

    El doctor Pedro Tort Saade, es un reconocido especialista en medicina deportiva y reconstructiva de la región, que lleva trabajando desde el 2005 en estos casos específicos de ortopedia. En un vídeo subido a su red social Facebook, el especialista asegura que este procedimiento que se ha hecho tan famoso en las redes sociales, en el que se inyectan células madre a la zona afectada para su presunta recuperación, es falso, precisando que la biología del ser humano no permite que este tratamiento, sin pasar por otra alternativa terapéutica, asegure la unión de los ligamentos, y menos inyectándole únicamente células madres.

    Cómo tratarlo

    Para definir un candidato al tratamiento, se debe tener en cuenta la edad biológica del paciente, si este padece artritis u otras molestias, y finalmente determinar el método a seguir. Ahora bien, la intervención que se realiza con mayor frecuencia es a pacientes que tienen un alto rendimiento deportivo, y consiste en unir el ligamento a través de un procedimiento quirúrgico, ya sea por medio del tejido propio o externo.

    Otro de los métodos que se utilizan para corregir esta lesión, según el ortopedista Pedro Tort, es inyectando algún suplemento biológico que ayude al crecimiento del ligamento. Este procedimiento es invasivo, es decir, requiere suturar, inyectar y también ayudarse con otros elementos que posibiliten la estabilidad de la rodilla mientras el ligamento va sanando y puede sostenerse solo.

    Otra forma es utilizando una membrana biológica alrededor del ligamento, y ahí inyectar células madres. Este procedimiento solo trae beneficios a personas que aún tienen de dónde sostener la membrana.  

    En palabras del doctor: "Si la rotura del ligamento deja un cavo bastante largo en la parte distal, es decir, que hay suficiente ligamento para coserlo o ponerle la membrana para pegarlo al otro extremo, se puede realizar este procedimiento. Pero si los cavos están rotos, en mala condición, si la lesión es crónica, o si el pedazo que quedó es muy pequeño, no se puede realizar". 

    La mayoría de personas afectadas por esta lesión recuperan la funcionalidad de la rodilla, siempre y cuando haya un acompañamiento de especialistas. Así, jugadores de fútbol como Maradona, Ronaldo, Radamel Falcao, entre otros, tuvieron en el desarrollo de su carrera como profesionales, este impedimento que los alejó de las canchas por un tiempo mientras se recuperaban. 

    Es importante recalcar que estos procesos solo deben llevarse a cabo por un especialista, de modo que este tipo de lesiones no avancen y en vez de mejorar puedan causar daños irreversibles en el cartílago o en el ligamento.  

    El doctor Pedro Tort, en su vídeo de Facebook, finaliza realizando un llamado de atención para las personas que han caído en el engaño de pensar que el LCA puede curarse de esta manera, advirtiendo que para ello no existe ningún estudio que compruebe la veracidad del proceso, además de explicar el porqué esto no es posible y narra las diferentes alternativas que existen para poder curar esta afección. 



    Mas noticias de Ortopedia y Traumatología