Las células madre restauran la función perdida en la lesión cerebral traumática, según estudio

La terapia con células madre mejora el deterioro motor en pacientes con lesión cerebral traumática, según ensayo.

Isbelia Farías

    Las células madre restauran la función perdida en la lesión cerebral traumática, según estudio

    La terapia con células madre mejora el deterioro motor y es segura y bien tolerada en pacientes con lesión cerebral traumática (TBI), según indican los resultados de un ensayo de fase 2 

    El investigador del estudio, cofundador y director médico del New England Center for Neurology and Headache, en Stamford, Connecticut, Peter MacAllister, dijo: "Probamos por primera vez que podemos afectar los resultados en pacientes con discapacidad moderada a severa con TBI usando células madre".

    MacAllister agregó: "Creo que el potencial de la medicina regenerativa siempre estuvo disponible, pero ahora estamos llegando al punto en que estamos a la altura de ese potencial".

    Los hallazgos se presentaron en la reunión anual de 2022 de la Academia Estadounidense de Neurología (AAN).

    Ningún tratamiento efectivo hasta la fecha

    TBI puede conducir a déficits motores y discapacidad crónica y actualmente no existen medicamentos efectivos para tratar estos déficits.

    Los investigadores se centran cada vez más en el uso de células madre somáticas para restaurar la función perdida. Las células madre pueden diferenciarse o proliferar en diferentes tipos de células y se cree que promueven la reparación y regeneración de tejidos u órganos dañados debido a una enfermedad o lesión.

    El estudio incluyó a 61 pacientes con TBI con una edad promedio de 34 años (70 % hombres y 69 % blancos). El tiempo medio desde la lesión fue de unos 8 años y la escala de resultados de Glasgow ampliada (GOS-E) osciló entre 3 y 6.

    Se asignó aleatoriamente un total de 46 participantes para recibir la terapia con células madre y 15 para recibir un procedimiento simulado. En el grupo de tratamiento, había tres dosis diferentes de células (2,5 x 10 6, 5 x 10 6, 10 x 10 6).

    El tratamiento involucró un medicamento de células regenerativas en investigación compuesto por células madre mesenquimales, derivadas de la médula ósea (SB623). Las células autólogas procedían de un donante masculino.

    Para el procedimiento de 20 minutos, un neurocirujano perforó un pequeño orificio en el cráneo y, guiado por resonancia magnética, procedió a inyectar las células madre en el área de la lesión.

    Los pacientes que recibieron un procedimiento quirúrgico simulado fueron llevados a la sala de operaciones, anestesiados y se les perforó un orificio en la cabeza sobre el área de la lesión. Sin embargo, el cirujano solo atravesó la mitad del hueso del cráneo.

    Se instruyó a los participantes para que hicieran ejercicios específicos de fisioterapia en casa todas las mañanas y tardes durante los primeros 6 meses del estudio.

    El criterio principal de valoración de la eficacia fue el cambio en la puntuación de la escala motora de Fugl-Meyer (FMMS). Esta escala se usa ampliamente para la evaluación clínica de la función motora, incluida la amplitud de movimiento, la marcha, el movimiento de las extremidades inferiores y la destreza.

    A las 24 semanas, el cambio en la puntuación FMMS para los pacientes tratados con SB623: (aumento medio de mínimos cuadrados [LS] de 8,3), en comparación con los controles (aumento de LS de 2,3) lo cual fue significativo (p = 0,04).




    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Neurología