La trombectomía mecánica: una de las terapias más efectivas contra del accidente cerebrovascular

Mesa discusión busca evaluar las alternativas de atención a pacientes con derrames isquémicos en la isla, para mejorar la capacidad de respuesta hospitalaria

María Camila Sánchez

    La trombectomía mecánica: una de las terapias más efectivas contra del accidente cerebrovascular

    Con motivo del evento Conexión Stroke Puerto Rico, llevado a cabo el día de hoy en la isla, la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) conversó con el Dr. Juan Vicenty, neurocirujano Cerebrovascular y Endovascular, y con el Dr. Marc Ribo, neurólogo Intervencionista del Hospital Vall d'Hebron en Barcelona sobre los puntos a tratar en esta mesa de discusión sobre el derrame isquémico, y las alternativas de atención que se brindan a estos pacientes en la isla.

    "El stroke es una de las primeras causas de incapacidad y de muerte en Puerto Rico y en Estados Unidos", alertó el Dr. Vicenty. "Por características genéticas, de dieta, sociales, entre otras, nos afecta muchísimo".

    Con el paso de los años, el tratamiento de esta condición ha ido evolucionando para beneficio de los pacientes, de manera que, actualmente, es posible una recuperación y una reincorporación social de aquellas personas que han padecido un stroke isquémico.

    "La enfermedad ha pasado de ser una sentencia de muerte e incapacidad, a ser algo que puede ser rehabilitable y que puede beneficiar a muchísimas personas", añadió el experto.

    Y es que no debemos olvidar que esta enfermedad se presenta, especialmente, en personas jóvenes, es decir, en individuos que tienen un rol social de importancia. Sin embargo, cuando atraviesan por un evento cerebrovascular como este, el riesgo más grande es que puedan quedar incapacitados de por vida y, por lo tanto, su participación social sea mucho más limitada.

    Ahora bien, los avances médicos han permitido que al día de hoy, estos pacientes cuenten con diferentes alternativas seguras y eficaces para poder, en parte, mejorar la funcionalidad de esta persona.

    "Una de las terapias más potentes con la que contamos actualmente, es la trombectomía mecánica, que es una intervención neuroquirúrgica o endovascular a través de la cual se aspiran los coágulos responsables del derrame", explicó el especialista. "Además, restablecemos el adecuado flujo sanguíneo, limitamos la posibilidad de que el paciente necesite un proceso más agresivo como una craniectomía descompresiva, y aumentamos la posibilidad de que la persona siga funcionando como lo hacía antes".

    Por su parte, el Dr. Marc Ribo aseguró que el objetivo de dicho evento tiene como objetivo mejorar toda la atención de estos pacientes en la isla.

    "Nosotros no hemos venido a decir que hay una sola manera de hacer las cosas. Hemos venido a explicar cómo se están haciendo las cosas en Cataluña; somos conocidos porque estamos bien organizados, pero desde luego, lo que nosotros explicamos se debe adaptar a la realidad de Puerto Rico", mencionó.

    Para el Dr. Ribo, debe haber una alineación coherente entre los diferentes niveles de atención a estos pacientes para poder brindarles la atención adecuada, y por ende, el tratamiento necesario de forma efectiva para disminuir la capacidad de la enfermedad.

    "Es necesario que se alinee todo lo que se hace a nivel prehospitalario con el sistema de emergencias médicas. Que se identifique toda la red hospitalaria que está capacitada para recibir y tratar de manera rápida a los pacientes que tienen sospecha de stroke, y determinar cuáles van a ser los circuitos de derivación rápida y urgente", explicó.

    Adicionalmente, el experto catalán aseguró que es necesaria la activación de los códigos que pongan en alerta a todos los actores involucrados para que todo ocurra de manera eficiente, rápida y segura para el paciente.

    "De este modo, esperamos que en pocos años estos indicadores de calidad, el tiempo de respuesta, el número de tratamientos fibrinolíticos con trombosis endovenosa y el número de trombectomias mecánicas que se van a realizar en Puerto Rico, aumente progresivamente, y que esto repercuta en que haya menos carga social y económica relacionada con el stroke", añadió el Dr. Ribo.

    Lo cierto, es que ambos especialistas coinciden en la importancia de que la comunidad médica tenga claro que es necesario reconocer las señales de un ictus isquémico para poder brindarle al paciente el mejor tratamiento posible.

    "Hoy en día podemos tratar estos ictus desde el momento en que ocurren, hasta 24 horas después, con herramientas especializadas que tenemos aquí en Puerto Rico", mencionó el Dr. Vicenty. "Es importante poder regar la voz, y así lograr salvar más vidas".

    Una condición que requiere atención médica inmediata

    Los signos y síntomas que experimentan las personas que sufren un accidente cardiovascular (ACV), suelen ser la dificultad para hablar o para entender lo que otras personas están diciendo, parálisis o entumecimiento de un lado del rostro, un brazo o una pierna, dolor de cabeza, problemas para ver en uno o ambos ojos y debilidad en las piernas.

    Los expertos recomiendan consultar tan pronto como sea posible, si es que se presentan algunos de los signos anteriormente mencionados, incluso si estos parecen ser intermitentes, pues cuanto más tiempo se demore en tratar un accidente cerebrovascular, mayores serán las posibilidades de daño cerebral y discapacidad.

    Actualmente, 1 de cada 4 personas tendrá un accidente cerebrovascular a lo largo de su vida y se estima que en Puerto Rico cada año se informan más de 5,000 casos nuevos. 

    Afortunadamente, se calcula que el 80% de los accidentes cerebrovasculares son prevenibles. Generar un mejor conocimiento de los síntomas entre la población, contar con una red de atención de stroke óptima para el ingreso oportuno al hospital y el acceso a tratamientos adecuados, son elementos clave para disminuir el impacto de esta condición en la salud de los puertorriqueños. 

    Mas noticias de Neurología