La nutrición como factor fundamental en la vida del paciente con Alzheimer

La condición no tiene cura por eso es importante que la persona afectada reciba los estímulos alimenticios y físicos que repercuten de manera positiva en su estado de salud.

Tania León

    La nutrición como factor fundamental en la vida del paciente con Alzheimer

    El Alzheimer es una enfermedad neurológica que sigue afectando más a las mujeres aseguraron las especialistas en diversos campos, quienes conversaron con Medicina y Salud Pública (MSP), y aprovecharon la ocasión para reforzar la importancia de la nutrición en esta población de pacientes.

    En este particular se expresaron la doctora Sonia Caraballo, neuróloga neuromuscular, la licenciada Lucía García, farmacéutica clínica y la directora ejecutiva de la fundación De Frente al Alzheimer, Ivonne Rivera Llavoda

    "La nutrición es de suma importancia, tanto para pacientes de Alzheimer, sus cuidadores, sus familias, empezando por los niños, pero el ejercicio físico estimula la producción de FNDC que es el factor neurotrófico derivado del cerebro lo que hace que estos se complementen y sean beneficiosos para el paciente”, recalcó Lucía García. 

    Las expertas coincidieron en que varios estudios demuestran que la ingesta de verduras combinada con ejercicio físico, favorecen la calidad de vida de los pacientes con Alzheimer, y además resaltaron que estos cambios tienen un impacto positivo en la prolongación de vida del afectado con la enfermedad. 

    Agregaron que bebidas nutricionales también pueden formar parte de la dieta del paciente, de modo que se pueda ofrecer los nutrientes necesarios, ya que muchas veces estos olvidan consumir lo que tienen en su plato de alimentos.

    La nutrición adecuada permite que tanto pacientes como cuidadores sientan armonía en el proceso denso de la enfermedad, alimentos como el pescado, las sardinas, la ingesta de vegetales verdes como las espinacas, las legumbres, bebidas nutricionales, entre otros, deben ser parte de la dieta alimenticia diaria, explicaron. 

    Otro aspecto que tiene mucha importancia es el ejercicio físico, así lo aseguró Lucía García, quien precisó que este cumple su función estimulante en el cerebro, además que está comprobado científicamente que las personas que practican una actividad física constante evitan padecimientos futuros como el Alzheimer, disminuyendo el riesgo y desarrollo de este tipo de condiciones.

    Es factible que las personas, sobre todo a temprana edad tengan ciertas precauciones con su salud precisamente para prevenir demencias como el Alzheimer, si bien es cierto que es inevitable la llegada de algunas complicaciones sobre todo en la adultez, es posible que con un estilo de vida saludable, evitar fumar, control de enfermedades como la diabetes y problemas asociados con el colesterol entre otros se logre mitigar la llegada de este tipo de padecimientos.

    ¿Qué sucede al interior del cerebro de un paciente con Alzheimer?

    La doctora Caraballo explicó que el mal de Alzheimer provoca un deterioro devastador en el sistema cerebral "lo que sucede al interior del cerebro es que hay una acumulación de proteínas que van degenerando o dañando algunas áreas que son parte importante para la memoria, ya que  está compuesta de múltiples zonas que en conjunto hacen que el funcionamiento cognitivo de esta  sea óptimo".

    En esa línea, y pese  al desconocimiento de las causas directas para el desarrollo de la enfermedad, si es factible entonces identificar a que obedece el deterioro del proceso cognitivo de quien padece Alzheimer, puesto que el desarrollo anormal que sucede al interior del cerebro del paciente, es un detonante clave para identificar si existe algún tipo de demencia.

    Tratamientos disponibles para el tratamiento de la enfermedad 

    Existen variados tratamientos para sobrellevar el Alzheimer, estos varían dependiendo del avance de la enfermedad en los pacientes. La medicina paliativa por ejemplo  se aplica en pacientes graves y desahuciados, puesto que  es válido recalcar que no existe un cura para este tipo de demencia. La licenciada García por su parte  explicó que independiente cuál sea el diagnóstico, los  medicamentos actuales están avalados para tratar este tipo de condiciones.

    "Una vez el paciente se diagnostica con Alzheimer, tenemos medicamentos que hoy en día están aprobados para tratar la condición por vía oral o por vía que no sea parenteral, como por ejemplo la categoría de los inhibidores de  colinesterasa", recalcó la experta.

    Tratar los síntomas con este tipo de tratamientos requiere a su vez atención por parte de la persona que se encuentra al cuidado del paciente, ya que es fundamental el control como la respectiva supervisión de la  evolución del doliente, evitando en esa medida medicamentos anticolinérgicos, sobre todo aquellos que se encuentran sin receta.

    Identificar la condición en etapa temprana es clave para un tratamiento óptimo, una opción de prever demencias como Alzheimer es cuando el  paciente presenta algún factor de riesgo como la diabetes, antecedentes genéticos, presión arterial, colesterol entre otros.

    Fundación De Frente al Alzheimer en Puerto Rico, brinda acompañamiento de tipo económico y psicosocial a los pacientes 

    La isla cuenta un importante centro de apoyo y ayuda para aquellos pacientes que le es difícil de sobrellevar la enfermedad. La fundación De Frente al Alzheimer, en cabeza de su directora Ivonne Rivera, realiza una labor excepcional también  en cuanto educación, acompañamiento moral y económico  no solo para estos  pacientes, sino también para sus familiares y cuidadores.

    "Está probado que el cuidado digno para un paciente de Alzheimer esta alrededor de tres mil dólares al mes, esto es respecto a gastos en medicamentos, citas médicas, cuidadores, equipo médico y un sin número de factores", enfatizó.

    El tratamiento digno para un paciente con este tipo demencia depende de muchos factores, uno de ellos es el reconocimiento de la enfermedad a una etapa temprana por parte de las personas que le acompañan, asimilando también los cambios que experimenta la persona sobre todo en un estado avanzado, es decir cuando se pierden muchas habilidades de tipo cognitivo, el lenguaje y destrezas motoras.

    Una condición de por vida

    Como es sabido no existe una cura para el Alzheimer, pero si es posible que los tratamientos existentes prolonguen la calidad de vida de los pacientes impidiendo que el proceso degenerativo sea devastador. Para ello la doctora Caraballo recalcó acerca de la importancia de  la detección temprana  de la enfermedad, pues ayuda a que las personas tengan un  periodo de vida largo.

    "Hoy en día en donde estamos siendo muy proactivos en tomar la evaluación temprana y estas medidas de prevención y de tratar estas medidas de retrasar la progresión de la enfermedad vemos que la duración es mayor y el deterioro es mucho más lento" reiteró.

     Al ser considerada una enfermedad degenerativa que causa daños irreversibles al interior del cerebro, el mal de Alzheimer no tiene cura, pero lo que si es factible es que el paciente tenga una calidad de vida larga, gracias a la detección temprana como a su vez a los debidos cuidados durante este padecimiento.

    Una enfermedad que no solo afecta al paciente 

    El mal de Alzheimer afecta no solo al paciente, es vital que tanto familiares como cuidadores  se concienticen sobre el alcance de esta enfermedad.  Informarse sobre la condición es un factor clave, a su vez es importante estar  receptivo sobre las necesidades apremiantes que requiere el tratante, el diálogo también  es indispensable en el proceso evolutivo de la enfermedad, ya  que resulta no solo ser doloroso, sino también devastadora para el paciente, así lo mencionó la directora ejecutiva De Frente al Alzheimer.

    "La enfermedad recae sobre toda la familia, se debe crear un frente común para estar orientados sobre lo que vine, es importante también que el cuidador tenga el apoyo de los familiares, que se cree un grupo de apoyo para que tenga también  un tiempo de esparcimiento para que se autocuide”, señaló.

    Estar al frente de una enfermedad compleja como el Alzheimer ya sea en calidad de familiar o de cuidador no deja de ser una situación difícil de sobrellevar, sin embargo, en la actualidad existen fundaciones y líneas de apoyo para que paciente como las demás personas a su alrededor no se sientan solos en momentos apremiantes de esta devastadora enfermedad.

    Vea la entrevista completa: 

    Mas noticias de Neurología