Adecuada nutrición puede retrasar el progreso de la enfermedad renal crónica y evitar diálisis

Esta condición genera un rápido deterioro en los pacientes, pero con una alimentación y tratamiento idóneos, las complicaciones se pueden prevenir.

Luisa Ochoa

    Adecuada nutrición puede retrasar el progreso de la enfermedad renal crónica y evitar diálisis

    De acuerdo con la literatura médica, el riñón controla el volumen de líquidos del cuerpo, a través del control de sodio. Además, tiene como función filtrar las toxinas del organismo y eliminarlas a través de la orina, controlar la presión sanguínea y manejar la hemoglobina.

    Para el Dr. Félix Pérez, nefrólogo intervencional y médico vascular, la enfermedad crónica renal es dependiente de la nutrición, ya que puede ser un factor desencadenante de la progresión o retraso de la enfermedad. 

    Nutrición en la enfermedad renal crónica

    Al respecto, el especialista explicó que, "muchos de los pacientes con enfermedad renal crónica no absorben bien el hierro y hay que suplementarlos para que tengan niveles de hemoglobina adecuados".

    Además, añadió que "la enfermedad renal es bien dependiente de la nutrición. Es un factor importante y parte de nuestro trabajo de equipo es tener un nutricionista, para evitar la progresión de esta enfermedad sea muy rápida, porque es progresiva, pero podemos hacer que sea de forma lenta y para eso damos diferentes medicamentos y evitar lo más posible que los pacientes lleguen a diálisis".

    En general, los cuidados dietéticos siempre han sido importantes para los especialistas que tratan la enfermedad renal crónica, tanto como medida renoprotectora antiproteinúrica en la etapa prediálisis; como para prevenir el sobrepeso y la desnutrición en todos los estadios, especialmente esta última en los pacientes en diálisis. 

    Las principales recomendaciones sobre la nutrición están orientadas a restringir o limitar grasas saturadas, carnes rojas, productos azucarados, alimentos y bebidas procesadas y favorecer la ingesta de lácteos bajos en grasas, verduras, frutas, cereales y legumbres, todos ricos en fibra, frutos secos y pescado preferiblemente blancos.

    Diálisis la última opción de los pacientes con enfermedad renal crónica

    Con relación a la diálisis, el proceso artificial mediante el cual se extraen los productos de desecho y el exceso de agua del organismo, el especialista explicó que existe un temor generalizado en los pacientes debido a la carga emocional que puede generar este tratamiento. 

    "Los pacientes hace 50 años se morían y cuando los diagnosticaban con enfermedad renal terminal, literalmente era terminal. Hoy en día hay muchos medicamentos y la máquina de diálisis que brinda mayores esperanzas", enfatizó el Dr. Pérez.

    Detección temprana de ERC

    Asimismo, resaltó la importancia de realizarse exámenes para verificar la función renal, ya que a diferencia de otros órganos, lo que sucede en el riñón, en la mayoría de casos no presenta síntomas y el paciente no evidencia cambios graves en su diario vivir. "Por eso tan importante que los pacientes se examinen con frecuencia con el nefrólogo y pruebas de laboratorios porque es la única herramienta que tienen para poder detectar un empeoramiento del riñón y tomar las acciones necesarias para revertir ese año o retrasarlo".

    Las pruebas que pueden realizarse los pacientes son de orina y un panel metabólico básico. "Si en ese examen renal básico tu creatinina está un poco elevada, ve y visita al nefrólogo, o si tienes un poquito de sangre o proteína en la orina, ve y visita a tu nefrólogo para realizarte exámenes más complejos y determinar cualquier daño en los riñones", indicó el Dr. Pérez.

    Principales factores de riesgo 

    Cabe mencionar que la enfermedad renal crónica no tiene una predisposición de edad o sexo, sin embargo, con condiciones como la diabetes, la presión arterial alta, la enfermedad, cardíaca, obesidad, antecedentes familiares y el uso frecuente de medicamentos que dañan los riñones van a determinar el deterioro de estos órganos. 

    "El tiempo que lleva el paciente con estas condiciones como la diabetes y cuan controladas están, son las que van a determinar cuán rápido va a ser el daño de los riñones y la severidad de los mismos", puntualizó.

    Vea el programa completo aquí.

    Mas noticias de Nefrología