Infecciones: El principal riesgo de las uñas encarnadas en pacientes diabéticos

Los pacientes con diabetes tienen una complicación directa asociada con el flujo sanguíneo deficiente, en el que se dañan los nervios de los pies.

Alexander Triana Yanquén

    Infecciones: El principal riesgo de las uñas encarnadas en pacientes diabéticos

    El imaginario colectivo es que las uñas encarnadas, más allá de generar dolor, no representan nada; pero esto es un error común en el que terminamos todos. Los pacientes con diabetes tienen una complicación directa asociada con el flujo sanguíneo deficiente, en el que se dañan los nervios de los pies. Por ello, posiblemente una lesión menor en esta parte del cuerpo (un corte, una raspadura, un callo, una callosidad o una uña encarnada) no cicatrice adecuadamente y se infecte (pus).

    Es importante considerar que las uñas demasiado cortas o de manera que no sea recta, el uso de zapatos que hacen que las uñas queden demasiado juntas, lastimarse mientras se están ´arreglando´ las uñas, pueden representar una complicación directa, y tenemos que ser conscientes que más allá de la molestia, es imperativo consultar al médico si es persistente el malestar o la incomodidad. Recuerde que ante una infección, el cuerpo reacciona con señales como la fiebre, y esto ya puede ser un indicador relevante.

    ¿Qué es la uña encarnada?  

    La uña encarnada es algo frecuente en los dedos gordos del pie, aunque no es excluyente; y tanto niños como adultos pueden padecerlo. Generalmente se presenta cuando una esquina de la uña o el costado de esta, crece de manera en la que se introduce en la piel. Provocando dolor, inflamación, hinchazón y, algunas veces, una infección. 

    Factores de riesgo y prevención

    • Por lo general, las personas pueden cuidar de ese crecimiento de las uñas, pero es importante que no se puede dejar demasiado corta cuando las arregle.

    • No es recomendable cortar con demasiada frecuencia las uñas.

    • No usar calzado que apriete mucho los pies.

    • Protegerlos si usted practica actividades que demandan alto impacto.

    • Estar revisando constantemente sus pies cuando padece diabetes.

    • Al momento de intervenirlas usted mismo, evitar producir sangrados y limpiar muy bien las uñas, para prevenir infecciones.

    • Secar muy bien los pies y hacer una limpieza cuidadosa.

    • Evitar permanecer mucho tiempo descalzo, o en crocs.  

    Este tipo de consideraciones, son la mejor alternativa para prevenir patologías aún mayores y pasar malos ratos. 

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Investigación