Estudio concluye una asociación entre prueba de biopsia líquida y enfermedad activa de cáncer en la Isla

El ADNct está aprobado como biopsia líquida por la FDA y se utiliza como parte del manejo clínico de pacientes con cáncer.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Estudio concluye una asociación entre prueba de biopsia líquida y enfermedad activa de cáncer en la Isla

Los médicos del País pudieran considerar una alternativa continúa la utilización de la biopsia líquida para el monitoreo del cáncer y la estimación de posible recurrencia. 

Así se desprende de una investigación realizada por médicos de la Isla, donde participaron las doctoras Cristina Cardona y Fabiola Garau, adscritas al Programa de Investigación del Hospital Oncológico de Puerto Rico, parte de los autores del estudio junto a la gastrooncóloga, Dra. Marcia Cruz Correa, también líder del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico.

Dentro de los objetivos del estudio se encontró buscar la posible asociación de los ADNct con enfermedad activa, confirmado por una imagen, y el evaluar la correlación de este con las características demográficas de la población.

El ADN tumoral circulante (ADNct) se refiere al ADN que proviene de células cancerosas y tumores. A medida que crece un tumor, las células mueren y son reemplazadas por otras nuevas. Las células muertas se descomponen y su contenido, incluido el ADN, se libera entonces al torrente sanguíneo. 

Posee información biológica de los tumores como lo son mutaciones y mecanismos que ayuda al monitoreo de la carga tumoral y en la detección de la enfermedad residual e indicaciones asociadas a una recurrencia de la enfermedad. El ADNct está aprobado como biopsia líquida por la FDA y se utiliza como parte del manejo clínico de pacientes con cáncer. 

Para la investigación se evaluaron récords de 83 pacientes de una base de datos -Panancology Trials- e igualmente se realizaron pruebas de ADNct a través de la prueba personalizada de la compañía Signatera (Circulating Tumor DNA  Blodd Test) en pacientes con cáncer gástrico, cada tres meses durante el periodo de un año. 

Los investigadores además compararon de ADNct con las imágenes diagnósticas luego de ese periodo.

En cuanto a la demografía de estos pacientes con cáncer, del estudio se detalla que se identificaron un total de 75 con cáncer colorrectal con una edad media de 54, y en su mayoría con estadios de la enfermedad de 3 y 4. 

Otros cinco pacientes estaban diagnosticados con cáncer gástrico, con una edad media de 56 años, en su mayoría en estadios 3, explicaron ambas doctoras.

Igualmente dentro de la muestra se incluyeron a tres pacientes con cáncer esofageal con una edad media de 71 años.

"Vimos que los pacientes con cambios significativos del ADNct, todos y cada uno de ellos tenían enfermedad activa. Sin embargo, de los que no tenían cambios significativos en el ADNct, pudimos ver que dos de ellos desarrollaron enfermedad", explicó la Dra. Cardona.

"Con esto concluimos que el ADNct puede proveerle a la clase médica una oportunidad de monitorear la respuesta terapéutica y la recurrencia de enfermedad. Los cambios positivos en ADNct fueron asociados con enfermedad activa y fueron confirmados con estudios de imágenes diagnósticas", concluyeron. 

Vea la presentación del estudio aquí:

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Investigación