Nueva mujer cardióloga intervencional en Puerto Rico

"Nunca vi como un obstáculo, que fuera un campo dominado por hombres... sabía el sacrificio que tenía que hacer para llegar ahí", sostiene Medina.

Pedro Felipe Cuellar

    Nueva mujer cardióloga intervencional en Puerto Rico

    La doctora Sharlene Medina, cardióloga intervencional del Hospital Damas en Ponce, es una mujer que ejercé esta subespecialidad en Puerto Rico; estudió medicina interna en la escuela de medicina de la universidad de Puerto Rico (UPR), y complementó con una subespecialidad en cardiología en la misma institución, de allí emigró de la Isla, y fue al estado de New York, para lograr cumplir su sueño de hacer una subespecialidad en cardiología intervencional. 

    Desde su juventud siempre estuvo pensando en cómo ayudar a los pacientes, desde su interés por los procedimientos y mientras desarrolla la especialidad al rotar en la sala de cateterismo con el Dr. Martínez Toro, quien exalta su vocación al decir que, "nunca había visto unas manos tan buenas como las mías", confirma la Dra. Medina, quien afirma que siempre puso toda su pasión y sacrificio, y narra que es ahí donde entendió que no solo le gustaban las intervenciones, sino que era buena en su labor. 

    Cuando sale de Puerto Rico, en búsqueda de la subespecialidad avanzada de cardiología, ya que no existe en la Isla, se va a Estados Unidos con su meta que, "siempre fue regresar a Puerto Rico, sabemos que hay una escasez de médicos en este momento, y queremos servir de ejemplo para que todos los que se van a hacer una especialidad, regresen en algún momento a servir a nuestros pacientes en la Isla", es el llamado que hace la profesional quién además resalta la importancia y la necesidad de médicos actual en el territorio. 

    La cardiología intervencional, es una de las ramas médicas que permite a sus doctores tener una retribución inmediata, "decidí hacer esta subespecialidad, porque me gustaba hacer el procedimiento y tú puedes ver la mejoría del paciente instantáneamente, cuando enfrentas un infarto agudo el paciente se siente bien automáticamente tú lo tratas, y eso es gratificante". 

    ¿Es la cardiología una especialidad para mujeres?

    "Nunca vi como un obstáculo o como una limitación, que fuera un campo dominado por hombres, simplemente me gustaba y sabía el sacrificio que tenía que hacer para llegar ahí", sostiene Medina.

    A pesar de que no vio limitaciones, si tuvo que escuchar comentarios estigmatizantes sobre lo fuerte que era esa subespecialidad, y además de lo negativo que sería esta para su vida personal como limitante para tener una familia, "no puede recibir radiación", "no vas a poder quedar embarazada", "esto es muy fuerte para mujeres"; pero así mismo encontró personas que la motivaban y le repetían lo fuerte que era ella, voces que sí escuchó. 

    "Mi meta siempre fue ser cardióloga intervencional, yo no sabía que no había mujeres, y lo use como una motivación para romper ese estigma", un factor que sí generó impacto al encontrarse que ninguno de sus mentores era una mujer, y una vez se convirtió en la primera mujer, su motivación se transformó en poder incentivar a más mujeres a encontrar su camino en la cardiología

    Actualmente, llegando de vuelta a Puerto Rico y siendo la primera cardióloga intervencional, abre las puertas a la medicina en la Isla, pero a su vez se convierte en una responsabilidad para la Dra. Sharlene quien ahora es un ejemplo e inspiración para aquellas mujeres que buscan especializarse y lograr abrir camino en la medicina, como ella lo hizo, "me encantaría que otras mujeres, que están estudiando medicina se inspiren y vean que es posible que dejen el tabú que esta no es una rama para hombres, sería lo ideal".

    Dentro de la cardiología intervencional las patologías más comunes y que se atienden con mayor prevalencia en urgencias son: 

    • Oclusiones coronarias, placas de colesterol acumulado en las arterias del corazón. 

    • Infarto del corazón.

    • Obstrucción completa de flujo al corazón. 

    Sin embargo, estos profesionales de la cardiología pueden atender todas las otras condiciones o emergencias referentes al corazón que se puedan presentar; cubriendo desde la prevención para evitar patologías como: hipertensión, colesterol alto, problemas venosos o arteriales vertebrales, obstrucciones en diferentes partes del cuerpo, enfermedades vasculares. 

    Actualmente, y gracias a los avances a la ciencia y la tecnología a nivel intervencional, se pueden atender a los pacientes a los que anteriormente no se podía, ya sea por no tener las herramientas o por falta de estructura en el tratamiento, mejorando la calidad de vida de los pacientes, con el uso de métodos poco invasivos que garantizan éxito en los procedimientos. 

    En la cardiología intervencional sucede, que algunos de los pacientes no logran acceder una atención preventiva a tiempo, puesto que llegan a los profesionales cuando ya enfrentan una emergencia o cuando ya es muy tarde; el proceso de atención en prevención es un compromiso de todos los profesionales, pero al tiempo es una obligación del paciente para con su salud propia, estar en un control constante de su estado de salud. 

    "Lo ideal sería tener a los pacientes desde la etapa de la prevención, pero si no estamos ahí también podemos tratarlos", mejorando su situación, confirma la Dra. Medina.

    Su necesidad de retornar a Puerto Rico es gracias a que ella conoce el contexto de estos pacientes, y entiende su idiosincrasia, además de ver la necesidad de alguien con sus conocimientos trabajando en pro de los pacientes boricuas. 

    Para ella su actual compromiso es con los puertorriqueños, y lo hará desde su labor realizando angiografías cardiacas y angioplastias, "estaré atendiendo infartos agudos al corazón, vamos a estar trabajando con las enfermedades periferovasculares ya sean venosas o arteriales, y atendiendo las urgencias". 

    Este momento, Puerto Rico, la recibe con las puertas abiertas siendo la primera mujer cardióloga intervencional. Desde Medicina y Salud Pública, exaltamos su labor como especialista y el esfuerzo que ha tenido que hacer para llegar a donde está en este momento. 

    Reconocemos su valía y entereza por los pacientes, "Siento como que lo que he hecho no tiene significado solo para mí, sino para muchas personas más y eso me llena de alegría y me da un rol de ser modelo para mujeres que quieren hacer lo mismo", concluye la especialista.

    Conoce su historia: 


    Mas noticias de Humanidades Médicas