Se reporta pseudoaneurisma luego de procedimiento mínimamente invasivo en arteria de la tibia anterior

Un pseudoaneurisma (denominado también “falso aneurisma”) se trata es una lesión poco frecuente que puede afectar la pared de una arteria -o pared cardíaca


Se reporta pseudoaneurisma luego de procedimiento mínimamente invasivo en arteria de la tibia anterior

Médicos puertorriqueños logran contribuir a la literatura científica presentando un caso clínico donde se reporta el desarrollo inusual de un pseudoaneurisma en la arteria tibial anterior (parte inferior de la pierna) luego de una cirugía mínimamente invasiva como parte de un tratamiento aplicado a una fractura.

Los autores del caso son los doctores Luis Lojo Sojo, David Beatón Comulada, Saul Hernández Rodríguez, Lenny Rivera y Charles Zierenberg y recientemente fue publicado en el “Journal of Surgical Case Reports”.

Un pseudoaneurisma (denominado también “falso aneurisma”) se trata es una lesión poco frecuente que puede afectar la pared de una arteria -o pared cardíaca- como consecuencia de una lección que da paso a una fuga de sangre hacia un compartimiento fibroso externo donde se contiene la hemorragia durante un tiempo variante. 

La principal diferencia de esta lesión con una aneurisma es que precisamente en este tipo de lesión no se afectan las paredes arteriales y en el pseudoaneurisma, sí se ven afectadas y pudieran resultar de traumas, infecciones, inflamaciones, entre otros escenarios.

En este caso, parte del equipo médico explicó a Medicina y Salud Pública (MSP) que un hombre de 39 años presentó una fractura asociada a un traumatismo por accidente vehícular en la meseta tibial que fue tratada con una cirugía mínimamente invasiva (osteosíntesis con placa, dispositivos utilizados para la estabilización ósea) para reducir las complicaciones y mejorar los resultados funcionales. 

Luego, una ecografía reflejó el desarrollo del “falso aneurisma”. 

“Cuando nosotros realizamos la cirugía todo estaba bien. A las seis semanas notamos una masa pulsátil en el aspecto anterolateral de la pierna que no estaba antes y al realizar los estudios encontramos que tenía un pseudoaneurisma. El ultrasonido Dúplex (estudio que examina el flujo sanguíneo de arterias y venas) nos confirmó la formación del pseudoaneurisma”, sostuvo el Dr. Beatón Comulada a MSP.

“Como ortopedas lo más importante es que estemos conscientes de este tipo de situaciones  manejo para referir este tipo de casos referirlo a los cirujanos endovascular. A nivel clínico lo importante es que estas placas mínimamente invasivas (osteosíntesis con placa para estabilización ósea) han permitido que la biología de la fractura no se vea afectada. No tenemos que abrir en su totalidad una fractura y que biológicamente se vea afectada y este es el tipo de beneficios de estas placas”, abundó.

No obstante, aclaró que los especialistas al tener la ventaja de contar hoy día con procedimientos mínimamente invasivos, dependen de la fluoroscopia -técnica usada en medicina para obtener imágenes en tiempo real usando rayos X- por lo que “yo no sé si estoy tocando un vaso sanguíneo, un nervio, yo asumo que no lo estoy haciendo por mi dominio de la anatomía, pero podemos errar”.

“Nosotros hicimos el caso bien, probablemente tocamos alguna arteria o el paciente presentaba una variación anatómica que haya provocado esta pseudoaneurisma. Esto nunca se había descrito en la literatura ortopédica en el área de la articulación de la rodilla o tibia abajo cuando se habla de hacer uso de este tipo de cirugías de osteosíntesis con placa. En la articulación del tobillo se había reportado”, afirmó.

“Debemos estar alerta de la importancia del estudio físico del paciente y si es necesario hacerle un estudio vascular. Estar pendientes de analizar las áreas anatómicas y tejidos blandos”, concluyó.


Artículos Relacionados