Reemplazo de enzimas pancreáticas, el tratamiento efectivo para la insuficiencia pancreática exocrina

Aunque los tratamientos cumplen su función, los síntomas de los pacientes suelen ser inespecíficos, lo que genera un retraso en el diagnóstico y manejo de la condición.

Luisa Ochoa

    Reemplazo de enzimas pancreáticas, el tratamiento efectivo para la insuficiencia pancreática exocrina

    La insuficiencia pancreática exocrina puede derivarse de una pancreatitis crónica que tiende a ser la presentación más frecuente reportada por los pacientes en los centros de atención médica, sin embargo, también ocurre debido a otros problemas de salud. 

    Pese a que tener un diagnóstico de insuficiencia pancreática exocrina significa haber perdido el 90% del páncreas, existen tratamientos efectivos que manejan esta afección y reemplazan las enzimas pancreáticas que el cuerpo necesita. 

    Tratamiento que reemplaza las enzimas digestivas

    Al respecto, el Dr. Carlos Micames, gastroenterólogo intervencional, destacó que, "por suerte tenemos varias formulaciones que vienen de manera oral mediante cápsulas, que contienen las tres enzimas digestivas importantes que produce el páncreas: amilasa, proteasa y lipasa". 

    Cabe mencionar que estas son enzimas esenciales para la digestión de la comida y su absorción en el organismo, sustancias que un paciente con insuficiencia pancreática exocrina no produce.

    El pasado presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Gastroenterología también mencionó que los medicamentos "se tienen que ingerir junto con las comidas. No es una cápsula que se ingiere en la mañana y se puede comer una hora después, porque entonces la comida no va a entrar en contacto con las enzimas digestivas que tienen estas cápsulas".

    Medicamentos para la insuficiencia pancreática exocrina y el cáncer de páncreas

    Asimismo, el especialista señaló que los tratamientos basados en las enzimas digestivas han demostrado efectividad en pacientes de cáncer de páncreas. "Estudios han identificado que erróneamente muchos de estos pacientes con cáncer tienen insuficiencia pancreática exocrina y por consiguiente, cuando los identificamos correctamente y les damos reemplazo con enzimas pancreáticas, la mortalidad disminuye".

    Es importante mencionar que la insuficiencia pancreática exocrina no es un factor de riesgo del cáncer de páncreas, sin embargo, si el paciente tiene una condición subyacente como la pancreatitis crónica, si puede presentar una predisposición para este tipo de cáncer.

    Aunque los tratamientos son altamente efectivos, según el especialista, el hecho de que los síntomas sean inespecíficos puede retrasar el diagnóstico de los pacientes y por ende sus tratamientos.

    "La clave es sospecharlo porque puede haber personas con síntomas bien inespecíficos que pudieran sugerir la insuficiencia pancreática exocrina, como muchas otras condiciones. Si no le hacemos la prueba no vamos a poder hacer el diagnóstico ni comenzar tratamiento", aclaró.

    ¿Cómo se diagnostica la insuficiencia pancreática exocrina?

    De acuerdo con el gastroenterólogo, el diagnóstico de esta condición se puede hacer de forma clínica cuando el paciente ha sido diagnosticado con pancreatitis crónica. En el consultorio se evalúan síntomas como diarrea, distensión abdominal, flatulencias, sensación de gases y perdida de peso.

    Pero también "se pueden hacer con estudios radiológicos, donde podemos ver atrofia del páncreas, calcificaciones, estrechez, y podemos determinar pancreatitis crónica. Eso, combinado con los síntomas del paciente, nos lleva a la insuficiencia pancreática exocrina", afirmó.

    En el caso de los pacientes que no tienen pancreatitis crónica, existen diferentes pruebas que realizan los especialistas para evaluar el funcionamiento pancreático. Una de ellas es la prueba de elastasa, una enzima que se mide en la excreta a través del laboratorio. 

    "De las indirectas que más se utilizan es el nivel de elastase y se mide en la excreta a través del laboratorio. Si el nivel de elastase en la excreta está por debajo de 200, podemos decir que una persona tiene insuficiencia pancreática exocrina", complementó el especialista. 

    Según la literatura médica, en un páncreas sano, la elastasa se pasa en las heces. Si hay poca elastasa en las heces o no la hay del todo, eso puede significar que esta enzima no está funcionando como debería.

    Vea el programa completo aquí.

    Mas noticias de Gastroenterología