Detectar condiciones hepáticas de forma temprana es el desafío de los gastroenterólogos pediátricos

Hoy en día las medidas para tratar las enfermedades hepáticas e inflamatorias han ido mejorando en la Isla. Por ello, los especialistas hacen un llamado de atención para que los padres presten atención a los posibles síntomas y así lograr una detección temprana de alguna enfermedad.

Luisa María Rendón Muñoz

    Detectar condiciones hepáticas de forma temprana es el desafío de los gastroenterólogos pediátricos

    Hay alrededor de 16 gastroenterólogos pediátricos en Puerto Rico. Son pocos para la afluencia de población pediátrica en la Isla. Sin embargo, en comparación a otros años, en estos momentos es donde hay más especialistas pediátricos. 

    Según el Dr. Leonardo Hormaza, presidente de la Asociación de Gastroenterología y Hepatología Pediátrica de Puerto Rico, como gastroenterólogos pediátricos, ellos atienden casos parecidos a los pediatras, como estreñimiento, diarrea y dolor de barriga. Sin embargo, son los gastroenterólogos quienes atienden más casos de condiciones específicas y crónicas, como las Enfermedades Inflamatorias de Intestino (EII).

    Transición entre el gastroenterólogo pediátrico y el adulto

    Hoy en día estas enfermedades inflamatorias o gastroenterólogas suelen presentarse en edades más tempranas, y se piensa que son debidas a una mala alimentación, dice el Dr. Hormaza. 

    Los niños y adolescentes con EII enfrentan durante su crecimiento problemas físicos, emocionales, sociales y familiares, por lo cual es sumamente importante la detección temprana y el tratamiento precoz de la condición.

    Por eso, dentro de los temas centrales que se tuvieron durante la Convención Anual de la Asociación de Gastroenterología y Hepatología Pediátrica de Puerto Rico, los especialistas hablaron sobre la urgencia de educar a los padres en la compañía de los niños y jóvenes en este tipo de enfermedades, pues es en la transición de juventud a adultez, una de las etapas más difíciles para generar adherencia a los tratamientos.

    También se hizo un llamado de atención para todos los pediatras, aclarando que es de vital importancia que estos puedan tener este tipo de espacios de discusión teórica práctica, pues son estos mismos casos los que podrían encontrarse en sus consultorios.  

    Según el doctor Hormaza, es importante que los médicos pediatras y los gastroenterólogos pediátricos tengan técnicas para diagnosticar prontamente las enfermedades como el Ell. Al ser estas enfermedades autoinmunes, los síntomas pueden confundirse por mucho tiempo hasta ser diagnosticadas. 

    Métodos preventivos para enfermedades crónicas

    Hoy en día existe una prueba que ayuda a diagnosticar un poco más preciso las enfermedades del colon.  La "calprotectina fecal", es un biomarcador que en los últimos años se ha confirmado como una herramienta útil en el manejo de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, ayudando a medir la inflamación del colón. 

    Por otro lado, según el doctor Hormaza, en la actualidad se están teniendo en cuenta otras prácticas para lograr que los niños desde pequeños desarrollen defensas. Por ejemplo, una de ellas es tener en los hogares un animal, en especial un perro, que ayude al sistema inmunitario a estar en funcionamiento creando defensas. 

    Otra de las maneras de prevenir es una buena lactancia, pues este es un alimento que ayuda a la generación de bacterias buenas en el intestino. 

     Por último, el doctor recomienda una buena alimentación, evitando las comidas procesadas principalmente, y procurando tener una ingesta de alimentos orgánicos y sin tantos químicos. 

    Dentro de esta alimentación se recomienda el uso de probióticos que ayudan a la flora intestinal. Estos traen provecho a los pacientes con colitis ulcerosa, pero no a los pacientes con Crohn.  

    Epidemiología de Ell

    • 1 a 1.5 millones de personas en Estados Unidos padecen EII.

    • El 25% de los casos se diagnostican en edad pediátrica.

    • De 7 a 10 niños por cada 100.000 desarrollan EII anualmente en los Estados Unidos.

    • El 4% de la enfermedad Crohn ocurre en niños menores de 5 años.


    Mas noticias de Gastroenterología