4 signos que anuncian que el dolor de estómago es una úlcera

El dolor abdominal es el síntoma principal de una úlcera, aunque no siempre se presentan signos. Este se ubica, generalmente, debajo de las costillas.

Luisa María Rendón Muñoz

    4 signos que anuncian que el dolor de estómago es una úlcera

    El síntoma más frecuente de una úlcera de estómago, úlcera péptica o úlcera gástrica es el dolor, pero en aproximadamente el 70% de los casos se da de forma asintomática y se diagnostican al presentar sangrado. Así lo explica el Dr. Rafael Restrepo, especialista en cirugía general y digestiva.

    Por qué aparecen las úlceras 

    El médico Restrepo, sustenta que una úlcera gástrica representa una lesión en la pared mucosa del estómago y/o del duodeno.

    "Estas aparecen en su gran mayoría por infección por el H. Pylori o por el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Otras causas menos frecuentes son enfermedades preexistentes (Crohn, sarcoidosis, etc.) o síndromes genéticos (Zollinger ellison)", afirmó en una entrevista con Europa Press.

    Síntomas principales de la úlcera 

    En caso de presentarse síntomas, el dolor abdominal es el principal, y típicamente se ubica debajo de las costillas, tanto del lado izquierdo como del derecho. "El dolor de úlcera de duodeno suele aparecer entre 2 y 5 horas posterior a la ingesta, debido a la llegada del ácido al duodeno", explica Restrepo.

    "Las úlceras situadas en el último tramo del estómago suelen dar dolor inmediatamente después de haber ingerido, sobre todo, comidas copiosas y con alta carga de grasas", añade.

    Úlcera péptida 

    Las úlceras péptidas son una llaga abierta o un área en carne viva en el revestimiento del estómago o el intestino.

    Principales síntomas de la úlcera péptida: sensación de hinchazón, náuseas, la sensación precoz de saciedad.

    La gran mayoría, según prosigue este especialista en Aparato Digestivo, tienen lugar porque no se ha conseguido tratar el origen de la misma. Por ejemplo, no se ha logrado una adecuada erradicación del H. Pylori, no se suspende la ingesta de AINES (Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroides), etc.

    Prevalencia de aparición de úlceras

    El experto de Vithas subraya que las úlceras recurrentes son más frecuentes en los pacientes fumadores o con mala adherencia al tratamiento. También lo son en las personas con enfermedades asociadas que afecten a la cicatrización, a una secreción aumentada de ácido, a las enfermedades más raras o a las de mayor malignidad.

    Cómo se realiza el diagnóstico 

    En cuanto al diagnóstico, el doctor Restrepo mantiene que este debe incluir una prueba para diagnóstico de H. Pylori y una gastroscopia, donde se visualizará el aspecto de la úlcera y se tomaran biopsias si el endoscopista las considera necesarias.

    "El objetivo del tratamiento es erradicar el H. Pylori con un test posterior que confirme dicha erradicación, y conseguir una adecuada adherencia al tratamiento antisecretor de ácido (Omeprazol, lanzoprazol, etc.)", añade.

    Debe realizarse una gastroscopia para confirmar la desaparición de la úlcera con el tratamiento pautado y, si no se consigue una desaparición completa, en ocasiones es preciso una valoración por el cirujano general para plantear una posible intervención quirúrgica.

    Principales complicaciones

    En cuanto a las principales complicaciones que pueden presentar las úlceras pépticas, el especialista apunta al sangrado y a la perforación. "En el primer caso, la gran mayoría se pueden solucionar mediante tratamiento endoscópico", valora.

    "En la perforación habitualmente se requiere una intervención quirúrgica que generalmente se realiza mediante una técnica mínimamente invasiva (laparoscopia)", concluye el doctor Restrepo.

    Fuente de consulta aquí

     

    Mas noticias de Gastroenterología