Recalcan efecto de hiperglucemia por dexametasona perioperatoria en pacientes diabéticos

El propósito de esta revisión de estudio fue dilucidar la dosis preoperatoria más adecuada de dexametasona para pacientes diabéticos.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Recalcan efecto de hiperglucemia por dexametasona perioperatoria en pacientes diabéticos

Un estudio de revisión realizado entre Puerto Rico y universidades de los Estados Unidos sostiene que la evidencia sugiere que los pacientes diabéticos que reciben dexametasona en el periodo perioperatoria tienen más probabilidades de desarrollar hiperglucemia, con un aumento máximo de glucosa en sangre de 30 a 45 mg/dL en las primeras 24 horas después de una dosis única. 



El objetivo del mismo explica que la administración perioperatoria de una sola dosis de dexametasona en esta población de pacientes ayuda a reducir las náuseas, vómitos, inflamación y dolor postoperatorios. 



Sin embargo, sostiene que no está claro qué dosis logra estos efectos, mientras minimiza el impacto hiperglucémico en pacientes con diabetes



Precisamente el equipo decidió ejecutar el estudio buscando dilucidar la dosis perioperatoria más adecuada de dexametasona para pacientes diabéticos y si es necesario suspenderla en pacientes con control glucémico deficiente.



La metodología incluyó una búsqueda bibliográfica utilizando PubMed y Cochrane Database of Systematic Reviews, que reveló 17 posibles fuentes de evidencia. Unas ocho fuentes cumplieron con los criterios de inclusión. Las fuentes incluyeron una revisión sistemática con metaanálisis, un ensayo controlado aleatorio y seis estudios observacionales.



Un estudio describió niveles elevados de glucosa en sangre con dosis crecientes, pero ninguna otra fuente ha respaldado este hallazgo. Los estudios disponibles fueron marcadamente heterogéneos tanto en el diseño como en la proporción de sujetos diabéticos incluidos, y la mayoría fue de baja calidad.



Aunque el estudio tiene sus recomendaciones sobre la utilización de este medicamento, igualmente hace hincapié que no existe evidencia suficiente para cuantificar el efecto hiperglucémico de las dosis de dexametasona comúnmente utilizadas, y se necesitan estudios rigurosos.



La literatura sostiene que la dexametasona tiene un papel importante en el control de la náusea y vómito postoperatorios, ya que ha mostrado gran eficacia; sin embargo, su uso en pacientes diabéticos es cauteloso, y los anestesiólogos han evitado su uso debido al incremento de la glucosa plasmática. 



La dexametasona es un fármaco esteroideo que controla el proceso de inflamación, tal cual resurgió nuevamente durante la llegada de la pandemia por COVID-19. 



La diabetes es una enfermedad con alta incidencia en la Isla, pues un 16% de la población puertorriqueña la padece, según endocrinólogos del País.



Acceda al estudio publicado por Journal of Perianesthesia Nursing ASPAN aquí.



Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Endocrinología-Diabetes