Efectos que puede tener el consumo plátano en las personas con diabetes, ¿es malo comerlo?

Nutricionista explica que no es necesario dejar de consumir esta fruta, ya que la clave es tener en cuenta la cantidad y la forma de ingerirlo.

Luisa Ochoa

    Efectos que puede tener el consumo plátano en las personas con diabetes, ¿es malo comerlo?

    La diabetes y la alimentación están correlacionadas debido a que los pacientes en tratamiento de diabetes necesitan de un acompañamiento multidisciplinario por parte del endocrinólogo y el nutricionista, quienes juegan un papel importante en el éxito del tratamiento y la remisión del paciente.

    Con relación a los tipos de alimentos que pueden ingerir los pacientes, la nutricionista Daniela Merchant Careaga ha destacado que no todo va con el tema de limitarse en el consumo de algún alimento. Ella asegura a través de sus redes sociales que no hay necesidad de dejar de consumir un alimento como lo es el plátano

    La nutricionista explica que un plátano completo hay un promedio de 30 gramos de azúcares dulces y comerlo solo, es decir, sin acompañarlo con nada de yogur, leche o avena, podría llegar muy rápido a la sangre y elevar la glucosa hasta en 70 mg por decilitro en tan solo media hora. Sin embargo, todo cambiaría al consumir la mitad del plátano y acompañarlo con leche entera, el resultado será que la leche le estorbará a los azúcares del plátano y la glucosa, tan solo se elevará en 20 mg por decilitro en 1 hora. 

    También explicó que no tiene nada que ver con el consumo de dicha fruta, sino que en realidad tiene que ver con las cantidades que consumen las personas y la manera en como lo consumen.

    Al respecto, a nutricionista puertorriqueña, Valery Rivera, detalló sobre la importancia de hacer un seguimiento a la alimentación de los pacientes con diabetes y lo que realizan como profesionales de nutrición

    "Lo primero que realizamos ante un diagnóstico de un paciente con diabetes, no es indicarle una dieta rigurosa para seguir, sino primero conocer su estilo de vida, lo qué está dispuesto a cambiar, gustos de preferencias y metas personales". Asimismo, agregó, "entramos en ese proceso de negociación, haciendo consciente al paciente que sus decisiones en cuanto a la ingesta de alimentos, tienen unas consecuencias en la sangre".

    La nutricionista también resaltó que el primer paso para cambiar la alimentación y llevar un estilo de vida más sano es identificar los grupos de alimentos: carbohidratos, proteínas, vegetales, grasas y lácteos, además de elegir los alimentos que aporten fibra, debido a que "favorecen el proceso de control de los niveles de glucosa y adicional a eso es importante para la digestión y el control de la saciedad, que ayuda al control de peso" explicó.

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes