Efectos de la Moringa Oleifera sobre la Glucemia y la Insulina en pacientes diabéticos

Esta investigación determinó que con el consumo regular de esta planta, los valores de insulina y glucemia disminuyen.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Efectos de la Moringa Oleifera sobre la Glucemia y la Insulina en pacientes diabéticos

La diabetes y las complicaciones neurológicas relacionadas son graves para la salud pública mundial. Debido al creciente número de personas afectadas, es necesario implementar nuevas intervenciones nutricionales y terapéuticas.

La prevalencia de diabetes en adultos puertorriqueños para el año 2017 fue de un 15%, la cual mostró tener mayor influencia en adultos de 65 años o mayores, particularmente en las mujeres.

Se estima que a la fecha hay más de 600.000 personas en la isla con esta enfermedad, siendo considerada como la tercera causa de muerte en la región.

Para el doctor José García Mateo, endocrinólogo y presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología, la diabetes es la causa número uno de caer en fallo renal, de ceguera y de amputación no traumática de extremidades inferiores.

Por su parte, el doctor Edwin Garay Jaramillo, Médico Investigador y Candidato a Magister de la Universidad El Bosque en Bogotá, Colombia, realizó una investigación basada en el uso de moringa, debido a la gran cantidad de pacientes con diabetes que no se acoplaban a su tratamiento convencional, quienes estaban en la búsqueda de una alternativa que les ayudará a controlar esta enfermedad.

Durante este proceso algunos de sus pacientes empezaron a experimentar una regulación no solo en su calidad de vida, sino también una mejora en los índices de glucosa en sangre.

Cabe resaltar que el árbol de la Moringa Oleifera se ha utilizado durante mucho tiempo como alimento y con fines en la  medicina tradicional, debido a su posible efecto antihiperglucemiante (evita la sobre concentración de glucosa en el plasma sanguíneo), antioxidante, antiinflamatorio y  como regulador de lípidos. 

Generalmente, la forma más utilizada para el consumo de esta planta es por medio de infusiones directamente de la hoja, sin embargo, actualmente se comercializa en diferentes presentaciones como en tabletas, jarabes, bolsas de té, moringa en polvo e incluso para uso cosmético.

En esta investigación se determinó que con el consumo regular y como tratamiento de esta planta, los valores de insulina y glucemia comienzan a disminuir, sin embargo, según otros estudios la Moringa contribuye a la disminución del colesterol, esto gracias a su contenido elevado de ácidos grasos.

En el estudio también se pudo identificar que el extracto de las hojas de esta planta mostró los efectos antioxidantes más fuertes en comparación con las semillas y el tallo

Además, una investigación realizada en mujeres posmenopáusicas sin diabetes, mostró que la administración oral diaria del 7 g de polvo de hojas de moringa durante tres meses, la cual redujo significativamente la sangre en ayunas los niveles de glucosa y los  valores elevados de hemoglobina.

Precisaron que varios marcadores antioxidantes fueron modificados en estas mujeres, informando un aumento significativo en el retinol sérico, ácido ascórbico sérico, glutatión peroxidasa y SOD, mientras que se observó una disminución significativa de MDA.

Según el Doctor Jaramillo, al ingresar al cuerpo la forma en que  esta planta actúa es gracias a los transportadores que tenemos en nuestro organismo, directamente en el hígado. Cuando los alimentos ingresan y se convierten en glucosa en el intestino delgado, esta actúa bloqueando la absorción de azúcares que se encuentran en los alimentos.

Gracias al alto contenido de aceites que en su mayoría son ácidos grasos, los cuales se encuentran directamente en las semillas de esta planta, favorece en la regulación de azúcar en el sistema circulatorio de los pacientes.

Aparte de estos efectos, según varios estudios la moringa cuenta también con efectos antiinflamatorios, antitumorales, con efectos positivos en el sistema linfático, en las personas con artritis reumatoide, además cuenta con alto contenido en vitaminas como la vitamina C, B y E y minerales. 

Es importante recordar que aunque este sea un producto natural, no debe ser consumido en exceso, porque como cualquier otro producto puede conllevar a presentar efectos adversos.   

Cabe resaltar que los pacientes que opten por el consumo de esta planta, no deben dejar de consumir sus medicamentos, ya que los efectos naturales que brinda la moringa suelen presentarse a largo plazo. 

Aquí puedes ver la investigación.

Entrevista completa, realizada con el Doctor Edwin Garay Jaramillo:




Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Endocrinología-Diabetes