Alta predisposición a hongos como Cándida y Torulopsis glabrata en pacientes diabéticos

La candidiasis es producida por el hongo llamado 'Cándida'. Esta enfermedad se caracteriza por afectar las mucosas (boca, comisuras labiales y zona genital).

Alexander Triana Yanquén

    Alta predisposición a hongos como Cándida y Torulopsis glabrata en pacientes diabéticos

    La candidiasis es básicamente un crecimiento excesivo de levaduras, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). La levadura es técnicamente un hongo, lo que significa que también son "infecciones fúngicas".

    La diabetes es un trastorno crónico en el que se producen niveles elevados de glucosa en la sangre. Un alto nivel de azúcar predispone la aparición de alteraciones metabólicas e inmunológicas que hacen que los pacientes sean más sensibles a las infecciones de la piel. Por ello es importante que se conozca que los pacientes con diabetes, son personas inmunodeprimidas, allí su relación.

    Conversamos con la Dra. Eneida De La Torre, Dermatóloga, quien nos comentó que la cándida es uno de los hongos a los que los pacientes con diabetes están en condición de vulnerabilidad, y nos explicó las maneras de detectarlo: "Los pacientes que tienen diabetes son unas de las personas que sabemos que están más predispuestos a los hongos", asegura la Dra Eneida. 

    Los hongos que tienen relación directa con la diabetes son la Cándida y Torulopsis glabrata. La candidiasis es un problema común para las personas con diabetes porque los niveles altos de azúcar en la sangre pueden alimentar fácilmente el crecimiento de los hongos. Es por ello que cuando hay un exceso de azúcar en la sangre, inevitablemente habrá un aumento de azúcar en la orina, lo que lleva al crecimiento excesivo de levadura (cándida).

    Cándida

    Este hongo se caracteriza por afectar las mucosas (boca, comisuras labiales y zona genital) y a grandes pliegues cutáneos, así como de otro tipo (hongos dermatofitos) entre los dedos y en las uñas.

    "Lo que es la cándida, le gusta mucho lo que son las áreas intertriginosas, áreas de mucha humedad de la piel. Por eso lo vemos en el área del pañal de los bebés, lo vemos en los adultos, especialmente las mujeres debajo de los senos... Se puede exacerbar por estos momentos en que estamos padeciendo de más calor, que no tenemos aire acondicionado, no hay luz, no hay agua, y todas estas condiciones se exacerban", dice la Dra. Eneida y agrega que especialmente en el área de las axilas, entrepierna, debajo de los senos (en mujeres).

    Diabetes y hongos

    Por su parte, la diabetes es una enfermedad causada por la disminución de la producción de insulina  o el uso inadecuado de insulina. Los factores de riesgo pueden ser particularmente altos si el paciente es propenso a un estilo de vida sedentario, padece obesidad, tiene una dieta poco saludable, o presenta antecedentes familiares de diabetes, además si presenta cuadros de estrés. 

    Se sabe que la inmunidad está alterada en los pacientes con Diabetes Mellitus. La disminución del poder fagocitario de los leucocitos podría estar directamente relacionada con el grado de hiperglucemia, sobre todo si existe desnutrición, trastornos de la hidratación o del pH sanguíneo. El quimiotactismo y el poder bactericida de los linfocitos también están muy disminuidos en los diabéticos.

    Sistema inmunodeprimido

    Los pacientes con diabetes, al tener su sistema inmunológico comprometido, pueden presentar más infecciones en relación al resto de la población: Los niveles elevados de glucemias pueden estimular el crecimiento de algunas bacterias y levaduras, la hiperglucemia puede limitar la capacidad de las células blancas de combatir las infecciones, el flujo de sangre reducido en miembros inferiores puede limitar la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones a este nivel.

    Síntomas comunes

    Es importante mencionar que estos hongos en pacientes con diabetes tipo 2, experimenten o desarrollen el antojo constante de azúcares, micción frecuente, pérdida repentina de peso, somnolencia inusual, hormigueo o entumecimiento en los pies, calambres, piel seca que pica, infecciones frecuentes de la piel o vaginal y úlceras de cicatrización lenta.

    Candidiasis y tratamiento

    "La cándida se ve más enrojecida el área de la piel y a veces se ve como unas pústulas en los bordes y es una forma de nosotros distinguir lo que es un hongo cándida", dice la Dra. Eneida. 

    El tratamiento de esta infección en la diabetes consiste en el buen cuidado de la piel. Es importante que el paciente mantenga su piel limpia con jabones suaves y seca, especialmente en el área de los pies, mantenerla siempre hidratada. Además, controlar los niveles de azúcar en sangre (con dieta, ejercicio moderado y tratamientos específicos). En los hombres se conoce como "tiña inguinal" y en las mujeres "candidiasis vaginal".

    Es imperativo que consulte con su médico para establecer medidas de tratamiento, con un nutricionista que le pueda ayudar con una dieta balanceada y teniendo en cuenta que cada paciente es diferente en sus condiciones morfológicas. 

    Candidiasis vaginal 

    No obstante, es vital que se comprenda que la candidiasis también se puede presentar en las zonas íntimas y las mujeres con diabetes tienen más probabilidad de presentar candidiasis vaginal, según un artículo publicado por el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, que asegura que "esta enfermedad en particular puede ser incómoda o dolorosa e impedir disfrutar de las actividades, incluso de las relaciones sexuales", afirma el documento.

    Claro está, algunas candidiasis vaginales pueden tratarse en casa, la paciente debe primero consultar con un profesional de atención médica sobre sus síntomas. Algunos síntomas de la candidiasis vaginal son similares a los de otros tipos de infecciones, incluso a los de las enfermedades de transmisión sexual.

    Características de los hongos 

    Los hongos corpóreos tienen una característica nominal debido al lugar donde se alojen , pero en general son denominados con este nombre: "se llaman según la localidad de donde están... en el cuerpo se llaman corpóreos, pero si está en las manos se llama ´manos´, si está en los pies se llama ´pedis´, en el área inguinal se llama ´cruris´. Tienen diferente nombre, pero siguen siendo hongos en la piel", dice De La Torre. 

    Es muy importante saber identificar estos organismos para poder prevenir complicaciones, explica que "cuando hablamos de la tinea corporis, usualmente, los pacientes pueden identificar en la zona afectada, que se pierde un poquito de color, se ponen rojos los bordes, y en los extremos del borde se presentan escamas, en esa escama es donde está el hongo activo", concluye la doctora Eneida.

    Tomar medidas ante la situación

    Es recomendable que los pacientes se dirijan a un centro médico y visite al profesional, bien sea un médico general o un dermatólogo, que podrá ayudarles. Sin embargo, es importante aclarar que estos hongos, de no ser tratados con cuidado, pueden evolucionar en enfermedades como dermatitis y presentar complicaciones sobre los pacientes.

    Temporada de proliferación de hongos en Puerto Rico

    Previamente entrevistamos al doctor Benjamín Bolaños, catedrático Asociado del Departamento de Microbiología del recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, quien nos explicó: "Ya sabemos que en Puerto Rico tenemos una temporada de esporas que empieza en septiembre y termina en noviembre", dice el doctor Bolaños".

    Es decir, estamos en pleno auge de proliferación de esporas y hongos, por lo cual la atención debe estar centrada en los cuidados y conciencia de la población que padece diabetes, porque pueden desarrollar complicaciones debido a los cambios climáticos que trae consigo la temporada. El calor, el suministro de agua y otros factores son de vital relevancia en este momento.

    Mas noticias de Dermatología