Molnupiravir en pastilla podría ser el primer medicamento antiviral oral contra el COVID-19

“Cuando ve una reducción del 50% en la hospitalización o la muerte, eso tiene un impacto clínico sustancial”, resaltó el comunicado.

Tania León

    Molnupiravir en pastilla podría ser el primer medicamento antiviral oral contra el COVID-19

    Si se aprueba, el medicamento de MSD sería la primera píldora para tratar el COVID-19, un avance potencialmente importante en los esfuerzos para combatir la pandemia. Todas las terapias COVID-19 ahora autorizadas en EU requieren una vía intravenosa o una inyección.

    El comunicado fue emitido por Merck & Co. quienes indicaron este viernes que su píldora experimental contra el COVID-19 redujo a la mitad las hospitalizaciones y muertes en personas infectadas recientemente con el coronavirus y que pronto solicitará a los funcionarios de salud de Estados Unidos y de todo el mundo que autoricen su uso.

    El estudio rastreó a 775 adultos con COVID-19 leve a moderado que se consideraba de mayor riesgo de enfermedad grave debido a problemas de salud como obesidad, diabetes o enfermedades cardíacas.

    Entre los pacientes que tomaron molnupiravir, el 7.3 por ciento fueron hospitalizados o murieron al cabo de 30 días, en comparación con el 14.1 por ciento de los que recibieron la píldora simulada. No hubo muertes en el grupo que usó el fármaco después de ese período de tiempo en comparación con ocho muertes en el grupo de placebo, según Merck. Los resultados fueron publicados por la empresa y no han sido revisados por pares. MSD dijo que planea presentarlos en una futura reunión médica.

    Un grupo independiente de expertos médicos que monitoreaban el ensayo recomendó detenerlo antes porque los resultados provisionales fueron muy sólidos. Los ejecutivos de la compañía indicaron que están en conversaciones con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y que planean enviar los datos para su revisión en los próximos días.

    “Excedió lo que pensé que el medicamento podría hacer en este ensayo clínico”, dijo el Dr. Dean Li, vicepresidente de investigación de MSD. “Cuando ve una reducción del 50% en la hospitalización o la muerte, eso tiene un impacto clínico sustancial”.

    Ambos grupos informaron efectos secundarios en el ensayo de MSD, pero fueron un poco más comunes entre el grupo que recibió una pastilla ficticia. La empresa no especificó los problemas.

    Los resultados del estudio anterior mostraron que el medicamento no beneficiaba a los pacientes que ya estaban hospitalizados por una enfermedad grave.

    Estados Unidos aprobó un medicamento antiviral, remdesivir, específicamente para COVID-19, y permitió el uso de emergencia de tres terapias con anticuerpos que ayudan al sistema inmunológico a combatir el virus. Pero todos los medicamentos deben administrarse por vía intravenosa o por inyección en hospitales o clínicas médicas, y los suministros se han visto exagerados por el último aumento de la variante delta.

    Especialistas en salud, incluido el principal experto en enfermedades infecciosas de EU, el doctor Anthony Fauci, han pedido durante mucho tiempo una píldora que los y las pacientes puedan tomar cuando aparezcan los primeros síntomas de COVID-19, de la misma manera que el medicamento para la gripe Tamiflu, de hace décadas, ayuda a combatir la influenza. Estos medicamentos se consideran clave para controlar las futuras oleadas de infección y reducir el impacto de la pandemia.

    La píldora de MSD actúa interfiriendo con una enzima que usa el coronavirus para copiar su código genético y reproducirse. Ha mostrado una actividad similar contra otros virus.

    El gobierno de EU se ha comprometido a comprar 1.7 millones de dosis del medicamento si recibe la autorización por la FDA. Merck ha dicho que puede producir 10 millones de dosis para fin de año y tiene contratos con gobiernos de todo el mundo. La empresa no ha anunciado precios.

    Varias otras compañías, incluidas Pfizer y Roche, están estudiando medicamentos similares que podrían reportar resultados en las próximas semanas y meses.

    Merck había planeado inscribir a más de mil 500 pacientes en su ensayo de última etapa antes de que la junta independiente lo detuviera anticipadamente. Los resultados informados este viernes incluyeron pacientes inscritos en América Latina, Europa y África. Los ejecutivos estimaron que alrededor del 10 por ciento de los pacientes estudiados eran estadounidenses.

    Mas noticias de Covid-19