Puerto Rico se prepara el primer trasplante de médula ósea de donante no familiar

Serían de un donante del registro de donantes de médula ósea estadounidense.

Belinda Z. Burgos González

    Puerto Rico se prepara el primer trasplante de médula ósea de donante no familiar

    En el 2016 te reportamos de manera exclusiva el logro de Puerto Rico al prepararse para su primer trasplante alogénico, sueño que se vio cumplido en el 2017. Hoy, el País tiene la posibilidad celebrar el primer trasplante médula ósea de un donante no familiar. 

    Así lo anunció a Medicina y Salud Pública (MSP) el doctor Alexis Cruz Chacón, hematólogo oncólogo y director médico del Programa de Trasplante de Médula Ósea de Adultos del Hospital Auxilio Mutuo, quien explicó que el equipo médico del cual forma parte realiza un esfuerzo extraordinario por lograr esta nueva hazaña en beneficio de los pacientes que no son candidatos a trasplante autólogo (del propio donante) ni alogénico (donación de células de la médula ósea de un familiar 100% compatible).

    De este tipo de trasplante se benefician -si cualifican- pacientes diagnosticados con leucemia linfoblástica aguda, leucemia mieloide crónica, síndrome mielodisplásico, mielofibrosis, aplasia medular, entre otras.

    “Prontamente podremos hacer trasplantes de médula ósea del registro de pacientes donantes de médula ósea de los Estados Unidos, que se trata de un paciente que es donante 100% (compatible), pero la diferencia es que no es un donante familiar, no es un hermano. En los Estados Unidos existe el banco de donantes National Marrow Donor Program, y donde los pacientes pueden conseguir un donante 100% compatible en esa lista. Este tipo de trasplante no se realiza en Puerto Rico, pero pronto comenzaremos a realizarlo”, reveló.

    “Esto beneficiaría a pacientes que no tenga un donante 100% en su familia o que no tenga hermano. A través de este banco o registro de donantes, podremos buscar uno que sea compatible con este paciente que lo necesita. Nuestro programa tiene que cumplir con una serie de estándares de calidad y procedimientos y ya contamos con la certificación para realizar este tipo de trasplante”, anunció.

    Añadió que esto significa una ampliación de las opciones terapéuticas con las que cuentan los pacientes con necesidad de un trasplante de médula ósea, y por tal razón la importancia del aumento de donantes de médula ósea desde Puerto Rico. 

    “Si tenemos más donantes de Puerto Rico en ese registro de los Estados Unidos, esto puede aumentar la probabilidad de que un paciente de Puerto Rico consiga un donante de la isla, porque la cantidad de hispanos que tiene el registro contrario a otras razas, es bajita. Por ejemplo, un paciente estadounidense tiene más probabilidad, de hasta un 70%, de conseguir un donante en el registro por la cantidad de donantes anglosajones registrados, versus un hispano, que la probabilidad es como de un 25%. Con el inicio de este tipo de trasplante en Puerto Rico de un donante de ese registro aumentaremos los esfuerzos precisamente del registro de donantes que sean de la isla”, abundó.

    Indicó que recientemente se había identificado una donante del registro estadounidense para una paciente puertorriqueña, pero que no se logró pues su enfermedad no lo permitió. Sin embargo, en estos momentos existen 15 pacientes puertorriqueños con esperanzas de vida gracias a un donante no familiar. 

    “Estos pacientes sin opción de trasplante familiar la única opción que tenían era viajar a los Estados Unidos, incurriendo en costos de traslados, entre otras cosas. Ahora estos pacientes podrían gozar de un trasplante localmente. Una de las limitaciones de este trasplante es el tiempo que se toma, porque con donantes de familiares es más rápido y con este donante de no familiar, la planificación es más rigurosa y puede tomar hasta tres meses el poder trasplantarlo”, concluyó, asegurando que antes de que culmine este año 2021 este trasplante se hará realizado en la Isla.  

    Mas noticias de Cirugia