La videocirugía pudiera brindar mejor calidad de vida a los pacientes con cáncer de pulmón

La videocirugía o la cirugía toracoscópica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés) es un procedimiento donde los médicos realizan incisiones pequeñas sobre la pared torácica, a través de un videoscopio que se practica en pacientes con estadios temprano de cáncer de pulmón.

Medicina y Salud Pública


La videocirugía pudiera brindar mejor calidad de vida a los pacientes con cáncer de pulmón

Belinda Z. Burgos González
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La videocirugía o la cirugía toracoscópica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés) es un procedimiento donde los médicos realizan incisiones pequeñas sobre la pared torácica, a través de un videoscopio que se practica en pacientes con estadios temprano de cáncer de pulmón.

La misma reduce el tiempo de hospitalización del paciente,  logra que estos tengan una recuperación más temprana y conlleva mucho menos dolor.

No obstante, este tipo de procedimiento quirúrgico no es practicado en Puerto Rico, debido a los estadios tardíos en los que se diagnostican los tumores de cáncer de pulmón, enfermedad que surge debido a que las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control en dicho órgano.

“Es mínimamente invasivo y se hace como si fuera una laparoscopia que a través de incisiones de centímetro y medio o dos centímetros máximo, se insertan cámaras diminutas y otros instrumentos. La gran ventaja de eso es que causa menos dolor en el paciente y se recuperan más temprano. Yo la realizo con propósito de diagnosticar, pero en cáncer de pulmón tendría que ser una remoción del tejido del pulmón más profunda para que sea curativo”, explicó el cirujano cardiotorácico, doctor Eugenio Mulero.

“La lobectomía (cirugía donde se extirpa alguna parte del pulmón afectado) aún continúa siendo el procedimiento estándar para estos pacientes porque la videocirugía no se practica en Puerto Rico. Lamentablemente el cáncer de pulmón se diagnostica tarde y los pacientes llegan con estadios 3. Si estos pacientes llegan con estadios más tempranos (estadios 1 o 2), las cirugías en ellos podrían hasta evitar la quimioterapia y la radioterapia”, aseguró.

Añadió que precisamente el procedimiento no es practicado en la población de pacientes con cáncer de pulmón en Puerto Rico (pero sí en Estados Unidos y España) porque se requeriría entrenamiento en los Estados Unidos que hasta el momento, no han obtenido.

“Los cirujanos cardiotorácicos en Puerto Rico somos los mismos que practicamos hace 20 años y esta técnica de videocirugía se ha perfeccionado en los últimos años. De hecho existe cirugía robótica practicada en estos pacientes bien impresionante. Definitivo que la nueva cepa de cirujanos cardiotorácicos tiene que venir con nuevos entrenamientos en cirugía toracoscópica”, puntualizó.

Indicó además, que más allá del avance en las técnicas quirúrgicas, el que sean referidos estos pacientes de manera más rápida, permitiría que tengan más probabilidades de calidad de vida precisamente con alternativas cardiotorácicas.

Igualmente afirmó que deberían identificarse más los pacientes en riesgo como aquellos que fuman o tienen historial de cáncer para que precisamente el diagnóstico a tiempo le permita beneficiarse de técnicas como la videocirugía o cirugía por robótica. 

“Este tipo de cirugías no cambia el pronóstico, si no que, el paciente se recupera más rápido porque es una forma diferente de hacerlo”, aseguró.

En la cirugía robótica (RATS, por sus siglas en inglés), el cirujano opera al paciente mediante un panel de control cercano a la mesa de operaciones y mueve los brazos robótico se interviene a través de varias incisiones pequeñas que se hacen en el pecho del paciente.

Otro tipo de cirugías practicadas en estos pacientes son la neumonectomía, donde se extirpa un pulmón por completo, la segmentectomía, donde  se remueve solo una parte del lóbulo y una resección en manga, donde se elimina la parte cancerosa del bronquio (parte de la tráquea que se ramifica en cada lado de los pulmones) y reconecta los extremos sanos.

Según la Asociación Puertorriqueña del Pulmón, en Puerto Rico el cáncer del pulmón es el tercero más diagnosticado en hombres (6.2%) y en mujeres es el quinto más diagnosticado (4.2%) y la mortalidad ronda el 13.8% en hombres y 9.6% en mujeres, siendo el segundo cáncer que más muerte causa entre los que lo padecen.


Artículos Relacionados