Se registra primer caso de viruela de mono en un bebé recién nacido

A los 15 días de vida, el bebé manifestó insuficiencia respiratoria hipoxémica en evolución, por lo que fue necesario trasladarlo a la UCI pediátrica

María Camila Sánchez

    Se registra primer caso de viruela de mono en un bebé recién nacido

    Por primera vez, el Imperial College de Londres ha informado por primera vez de la infección por viruela del mono en un recién nacido a quien, además, se le detectó la presencia de adenovirus.

    Según detalles del reporte, sus padres habían contraído la enfermedad por lo que expertos difieren que la transmisión del virus hubiera sido por periparto, aunque no se descarta la posibilidad de que el contagio hubiese sido placentario.

    En el informe, publicado en The New England Journal of Medicine (NEJM), a los 9 días de vida, el menor desarrolló una serie de erupciones vesiculares que iniciaron en las palmas de las manos y pies, y posteriormente se extendió al rostro y al tronco. Gradualmente, estas lesiones se convirtieron en pustulosas.

    Por otra parte, se dio a conocer que nueve días antes del nacimiento, el padre presentó un cuadro febril seguido de erupción generalizada, pero esta se resolvió antes del día del parto. Asimismo, la madre también mostró una erupción cutánea similar 4 días después de haber dado a luz.

    Sin embargo, la familia, que vive en Reino Unido, no había viajado a África ni hay constancia de que estuvieran en contacto con ningún viajero.

    Los síntomas de la viruela del mono empeoraron a los 15 días de vida

    Ante la aparición de los síntomas, el bebé fue trasladado a la unidad regional de cuidados intensivos pediátricos en el decimoquinto día de vida, debido a una insuficiencia respiratoria hipoxémica en evolución. 

    Aunque en un primer momento se consideraron varios diagnósticos, la presencia de linfadenopatía axilar, la naturaleza de las lesiones cutáneas y la cronología atípica de la infección intrafamiliar despertaron las alertas por un posible caso de viruela del mono.

    Las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa de las muestras de sangre, orina, fluido vesicular y frotis faríngeo obtenidas del bebé y de la madre, condujeron al diagnóstico de infección por el virus de la viruela del mono. Asimismo, se identificó adenovirus en las secreciones respiratorias y la sangre del bebé.

    El estado del pequeño empeoró, teniendo que iniciarse la ventilación invasiva que se mantuvo durante catorce días. A lo largo de las dos semanas se llevó a cabo un curso de tecovirimat enteral (a una dosis de 50 mg dos veces al día) en combinación con cidofovir intravenoso. Pasado este tiempo el bebé se recuperó y fue dado de alta.

    No se puede atribuir la enfermedad clínica ni al virus de la viruela ni al adenovirus

    Sin embargo, dado que los informes de infección neonatal por el virus de la viruela del mono son raros y se trata de un caso único, no es posible atribuir la enfermedad clínica a ninguno de los dos patógenos directamente, ni tampoco es posible atribuir la mejora del estado clínico del lactante al uso de tecovirimat o cidofovir.

    Los investigadores han compartido este caso incidiendo en la gravedad que puede entrañar para los niños pequeños el sufrir esta enfermedad y resaltando la importancia de un reconocimiento temprano y un tratamiento rápido.

    Acceda al caso aquí

    Mas noticias de Casos-Clinicos