Técnicas diagnósticas de la Trombosis Venosa Profunda (TVP)

La TVP es una afecciones que no se diagnostican con frecuencia y son graves, pero que se pueden prevenir.

Pedro Felipe Cuellar

    Técnicas diagnósticas de la Trombosis Venosa Profunda (TVP)

    La trombosis venosa profunda (TVP) es una afección que ocurre cuando se forma un coágulo de sangre en una vena profunda, en estos coágulos por lo general se forman en la parte inferior de las piernas, los muslos o la pelvis, pero también pueden aparecer en el brazo, esta condición tiene un enfoque de terapia por cardiología, pero es muy común que sea tanto detectada como tratada en primera instancia por los médicos primarios o médicos internistas. 

    "Normalmente, vienen los pacientes con síntomas leves, pueden incluir hinchazón en la pierna, adormecimiento, dolor; normalmente es un solo lado versus el otro, algunas veces puede pasar en las dos piernas", confirma el Dr. Yussel García, especialista en Medicina Interna y director Médico del Hospital de la Concepción, y son estos síntomas los que inicialmente detecta un médico internista o primaria, "dentro del examen físico cuando uno toca tiene a tener un dolor específico, en un área específica y eso sí nos llama la atención que puede haber un trombo por ahí", compartió en entrevista exclusiva con la Revista de Medicina y Salud Pública, dentro del marco de la conmemoración del Día Mundial de la Trombosis, y desde el Hospital de la Concepción en Puerto Rico. 

    Es común asociar la hinchazón y dolor con esta condición, pero hay que tener presente que este dolor debe ser en un punto específico en la pierna, y no es generalizado, así es como el médico de atención primaria, busca esclarecer este predicamento con exámenes más completos para determinar un diagnóstico. 

    Mecanismos de diagnóstico y proceso a seguir

    Una vez el médico primario identifica este dolor inicial, se tiene que hacer un proceso de evaluación, ya sea por parte del médico internista o una vez sea enviado al cardiólogo, pero esto va a depender de la severidad del mismo, "se trata de hacer un sonograma lo antes posible, este se puede hacer en la oficina si está disponible, o se envía por sala de emergencias, o directamente al hospital para hacer el sonograma de toda la vena y buscar dónde en la pierna está ese trombo", sostiene el Dr. García. 

    Existen otro métodos como lo son: 

    La ecografía dúplex 

    Es una prueba que utiliza ondas de sonido para generar imágenes a fin de observar el flujo de sangre en las venas. Puede detectar bloqueos o coágulos de sangre en las venas profundas. 

    La prueba de dímero D 

    Este análisis es un estudio de sangre que mide la sustancia que se libera en la sangre cuando un coágulo se desintegra. Si el resultado de esta prueba es negativo, significa que es probable que el paciente no tenga un coágulo sanguíneo.

    La flebografía con medio de contraste

    Radiografía en la que el material de contraste (tintura) se inyecta en una vena grande del pie o del tobillo para que el médico pueda ver las venas profundas de la pierna y la cadera. Es la prueba más precisa para diagnosticar los coágulos de sangre; sin embargo, se trata de un procedimiento invasivo. 

    La resonancia magnética (MRI)

    Prueba que utiliza ondas de radio y un campo magnético para proveer imágenes del cuerpo, y la tomografía computarizada (TC), prueba radiográfica especial, son dos exámenes que ofrecen imágenes que ayudan a los médicos a diagnosticar y tratar varias afecciones.

    ¿Qué tipos de tratamiento existen una vez se diagnostica?

    "Se pueden dar dependiendo también la severidad, desde ir con un especialista buscar el trombo y sacarlo; hasta un medicamento que estabiliza el trombo y permite que el cuerpo poco a poco lo vaya disolviendo, la mayoría de los pacientes con el medicamento resuelven bastante fácil y no tiende a traer problemas adicionales", destaca el especialista García.

    Medicamentos y recursos primarios 

    Anticoagulantes

    También llamados, adelgazantes o diluyentes de la sangre, son los medicamentos que más se utilizan para tratar la TVP o la EP. 

    Estos reducen la capacidad de coagulación de la sangre para evitar que el coágulo se agrande mientras el cuerpo lo reabsorbe lentamente, y para reducir el riesgo de que se formen más coágulos.

    Medicamentos trombolíticos

    Estos disuelven el coágulo, pero presentan un mayor riesgo de causar sangrado en comparación con los anticoagulantes, por lo cual se los reserva para casos graves.

    Estos son los procedimientos 

    Cuando los anticoagulantes no se pueden usar o no funcionan lo suficientemente, se debe recurrir a un especialista, que pueda realizar cualquiera de las siguientes intervenciones. 

    Filtro de la vena cava inferior

    Se inserta un filtro dentro de la vena cava inferior (vena grande que regresa la sangre al corazón) para capturar o atrapar los émbolos (coágulos que se están desplazando a través de la vena) antes de que lleguen a los pulmones.

    Trombectomía y embolectomía

    Consiste en la extracción de coágulos de los pacientes con trombosis venosa profunda.  La embolectomía implica eliminar los bloqueos que los coágulos causan en los pulmones de los pacientes con embolia pulmonar.

    Medidas de prevención para evitar una trombosis y causas que los generan 

    "las causas más comunes son fumar, y la estasis venosa, significa no mover las piernas por un tiempo prolongado, si los pacientes van a estar inmóviles por más de dos horas, se recomienda que por lo menos a la hora salga estire las piernas, mueva las piernas, especialmente si son pacientes diabéticos que tienen mala circulación, o que ya de por sí tienen predisposición a tener hinchazón de las piernas, porque empeora la estasis venosa", recomienda el Dr. García. 

    Otras de las recomendaciones que menciona el especialista, es tener hábitos de vida saludable, hacer ejercicio, "mientras más fuerte tengamos los músculos de las piernas en ese caso, más fácil va a ser la circulación venosa, subir esa sangre a nuestro corazón", comenta el Dr. Yussel Garcia, ¿trotar como una opción de ejercicio?, "si el cuerpo lo permite, intentar trotar, pero más que esto serían ejercicios de poco impacto, preferiblemente ejercicios de bicicleta, natación, ejercicios dentro del agua", comento el especialista, teniendo en cuenta que aquellos ejercicios de alto impacto ponen en riesgo la capacidad articular de los pacientes. 

    Vea la entrevista completa: 



    Mas noticias de Cardiovascular