Diagnósticos diferenciales de la miocardiopatía hipertrófica obstructiva

La miocardiopatía hipertrófica, una afección genética que causa engrosamiento de las paredes del corazón

Angélica Claudio Merced

    Diagnósticos diferenciales de la miocardiopatía hipertrófica obstructiva

    Cuando se habla de la miocardiopatía hipertrófica, una afección genética que causa engrosamiento de las paredes del corazón, no solo hay que tomar en cuenta los síntomas que pueda presentar el paciente, sino indagar sobre el historial clínico de su familia, estilos de vida y otros detalles que puedan ayudar a distinguir entre algunas enfermedades que tienen las mismas manifestaciones. 

    "Los síntomas más comunes asociados a la cardiomiopatía hipertrófica son: dolor de pecho, falta de aire, pobre tolerancia al ejercicio, fatiga, palpitaciones, mareos y pérdida de conocimiento. Estos síntomas son bien comunes en muchas de las patologías del corazón que nosotros atendemos. Por eso es importante estar bien pendiente al historial familiar, a los signos del examen físico y hacer las pruebas del corazón que sean necesarios para poder hacer un buen diagnóstico de la condición", dijo la especialista en cardiología, Dra. Katherine Soto

    Según explicó Soto existen muchos casos de miocardiopatía hipertrófica que no son diagnosticados, por lo que también se hace esencial la comunicación entre el paciente y el cardiólogo para aclarar dudas y detectar a tiempo la enfermedad. De igual forma, hizo hincapié en que los médicos deben tener en mente a esta rara condición para un posible diagnóstico. "La condición todavía está pobremente diagnosticada y quizás podemos ser un  poquito más proactivos en diagnosticar y hacer las pruebas de cernimiento para la condición", reconoció la doctora. 

    Además del historial familiar, existen hallazgos en el examen físico al paciente que podrían indicar la presencia de la enfermedad. "Esta condición al causar obstrucción al flujo normal de sangre en el corazón y al tener un gradiente de flujo aumentado en el corazón, pueden presentar  soplos del corazón que muchas veces es lo que nos hace ver y buscar más allá y hacer las pruebas de cernimiento", indicó Soto. 

    Estudios diagnósticos

    Al paciente con sospecha de miocardiopatía hipertrófica también se le realizan estudios como el electrocardiograma que mide las señales eléctricas del corazón y donde se puede observar los ritmos cardíacos anormales y signos de engrosamiento del corazón. "El 90 % de los pacientes con cardiomiopatía hipertrófica tienen un electrocardiograma anormal, pero todavía no se ha encontrado un patrón específico en el electrocardiograma que sugiera que es cardiomiopatía hipertrófica, sino más bien, tienen hallazgos en el electrocardiograma de hipertrofia del ventrículo que son las paredes engrosadas", explicó la cardióloga que labora en el Pavía Health Clinic en Añasco

    El estudio de elección para el diagnóstico de la enfermedad es el ecocardiograma, una prueba de imágenes específicas que observa el músculo cardíaco en busca de grosores irregulares, así como los funcionamientos de las cavidades y las válvulas del corazón que bombean la sangre.  

    "Con el ecocardiograma, el cardiólogo puede medir el grosor de las paredes del corazón, que son bien importantes para determinar la severidad (de la enfermedad). También  puede hacer una evaluación del tamaño de las cámaras del corazón, y de la válvula mitral. Además de que se puede determinar cuál es el grado de obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo. Así nos va a ayudar a saber cuál es la severidad (de la condición), nos va a poder dar un pronóstico y diagnóstico de la condición y a buscar factores de riesgo para muerte súbita", detalló la cardióloga. 

    Mientras que un estudio de resonancia magnética cardíaco puede utilizarse en caso de que el ecocardiograma no fuese suficiente. "Si el paciente no tiene una buena ventana ecocardiográfica para poder hacer el diagnóstico también, se puede utilizar un MRI cardíaco que nos va a permitir hacer la evaluación completa. Aunque no está tan ampliamente accesible como el ecocardiograma es una muy buena herramienta también", añadió Soto. 

    Otras evaluaciones 

    De acuerdo a la doctora, al paciente también se le podría recomendar una evaluación para detectar arritmias cardíacas "que son bastante comunes en los pacientes con cardiomiopatía hipertrófica, ya sea con un monitor Holter de duración corta de 24 a 48 horas o monitores de larga duración para poder definir el riesgo de muerte súbita del corazón". Asimismo se le podría indicar hacer una prueba de ejercicio o stress test "para ver si el gradiente de obstrucción de flujo aumenta el ejercicio o los síntomas empeoran con ejercicio. Y esto es bien importante porque como parte del tratamiento (se busca) mejorar los síntomas y prevenir la muerte súbita".

    Como conclusión, la cardióloga recalcó la importancia de que los médicos vean la miocardiopatía hipertrófica como un diagnóstico deferencial, particularmente en pacientes jóvenes que estén presentando síntomas o tengan un historial familiar de arritmias y muerte súbita. 

    "Siempre que uno menciona muerte súbita, los médicos piensan en infarto, pero hay que buscar otras condiciones que también están relacionadas con muerte súbita familiar y la cardiomiopatía hipertrófica es una de ellas, así que siempre hay que tenerla pendiente", precisó. 

    Mas noticias de Cardiología