Dependencia a medicamentos continúa siendo un reto para comunidad farmacéutica

La dependencia física a estos productos ha llevado a algunos pacientes a complicaciones graves de salud, e incluso la muerte.

María Camila Sánchez

    Dependencia a medicamentos continúa siendo un reto para comunidad farmacéutica

    El abuso de medicamentos recetados y no recetados es un problema cada vez mayor, que puede afectar casi a cualquier persona, incluso los adolescentes. Esta situación puede llegar a extremos crónicos y compulsivos, aún cuando empiecen a manifestarse las primeras complicaciones resultantes.

    Debido a las propiedades para poder intervenir en el funcionamiento mental, los casos de abuso de medicamentos suelen involucrar opioides, para tratar el dolor; ansiolíticos y sedantes, ideales para tratar algunos trastornos como la ansiedad y del sueño; y estimulantes, frecuentemente utilizados para tratar la hiperactividad y el déficit de atención.

    Lo cierto, es que el consumo en cantidades excesivas de medicamentos recetados, puede repercutir fuertemente en la salud llegando, incluso, a provocar el fallecimiento del paciente. Se corre el riesgo, también, de que se pueda provocar alguna otra reacción si se combinan con otros fármacos de venta libre, se consume alcohol o sustancias ilegales.

    Para ahondar más en el tema, la Revista de Medicina y Salud Pública conversó con la Licenciada Idalia Bonilla, actual presidenta de farmacéuticos de Puerto Rico, quien explicó que actualmente la crisis por esta problemática se ha dado por el abuso de medicamentos para tratar algunas trastornos mentales.

    "Hay mucho insomnio actualmente, debido a las situaciones que hemos vivido a través de los años. Es por eso que el farmacéutico tiene un rol muy importante de educación en este tema, y debe estar pendiente de que no haya un consumo excesivo de pacientes que están siendo tratados con este medicamento".

    La experta explicó que el área farmacológica se maneja a través de una plataforma digital mediante la cual es posible indagar en el historial de recetas del paciente, para llevar un control más real y preciso sobre su tratamiento.

    "Los farmacéuticos estamos siendo estrictos y responsables porque el problema de la adicción a medicamentos, es un asunto serio. Ya se han visto muchas muertes por sobredosis de productos utilizados para el dolor crónico, mayormente en pacientes con enfermedades terminales".

    Desafortunadamente, estos casos tienen un mayor porcentaje de prevalencia en la población mayor, puesto que, debido a las diversas dolencias que puedan presentar, o afecciones que les sean diagnosticadas, mayor será la probabilidad de que estas personas prefieran buscar alternativas adicionales al medicamento que ya les fue recetado por el experto.

    "Va a llegar un punto en donde el paciente, por más que intente dejar de consumir estos fármacos, no lo puede hacer, y la verdad es que hay que irlos descontinuando poco a poco", reconoció. "Yo siempre digo que, uno de los roles más importantes que tenemos los farmacéuticos, justamente es prevenir el abuso de estas sustancias".

    Indicios de adicción en pacientes

    Desafortunadamente, y al igual que en otros tipos de adicciones, el abuso de fármacos suele manifestarse mediante la ansiedad al no tomarlo, la necesidad de consumir dosis más altas, algunos cambios de humor, la urgencia de solicitar más recetas a los especialistas y agresividad cuando estas peticiones no son aceptadas.

    Físicamente, estas personas también empiezan a manifestar temblores, sudoración excesiva, debilidad muscular, entre otros. "El paciente llega a un punto en el que pareciese que se está desintoxicando el cuerpo de cualquier otra droga no legal", añadió la licenciada.

    "Aunque los medicamentos estén en una farmacia, no quiere decir que son menos peligrosos. Es común ver que los pacientes se tornan agresivos cuando les indicamos que está repitiendo ese medicamento fuera de tiempo".

    Otros síntomas que debemos tener en consideración, son el aumento o disminución de las horas de sueño, cambios en el comportamiento, alteraciones del apetito, paranoia, latidos cardíacos irregulares, deterioro en el desempeño laboral o académico, entre otros.

    Automedicación: otra problemática médica

    Culturalmente, la mayoría de la población general tiene un botiquín en casa equipado con los medicamentos más comunes para las dolencias que se pueden presentar, muchos de estos fármacos no requieren receta médica. Esto, sin embargo, no quiere decir que sean aconsejables para todas las personas, pues siempre hay un riesgo de complicaciones, alergias y reacciones con otros tratamientos.

    "Tenemos problemas con adultos mayores, cuyo metabolismo es más lento, de modo que las pastillas se acumulan. Otra característica que también vemos mucho, es que llegan pacientes que consumen 5 o 10 medicamentos diferentes, y quizás no saben de qué manera puede esto afectarles la salud"

    Si bien es cierto, los fármacos cumplen con una función específica en el organismo, existe una delgada línea entre consumirlos con la seguridad de que nos está ayudando, y enmascarar un nuevo síntoma.

    "Nosotros debemos vigilar los tratamientos, identificar si se presenta duplicidad de terapia, y vamos a estar interviniendo en los programas de manejo terapéutico con medicamentos y la adherencia de los pacientes a los mismos".

    Finalmente, la Licenciada Bonilla resalta la necesidad de mantener a la comunidad farmacéutica en constante capacitación sobre el tema para, de esta manera, poder prevenir complicaciones en pacientes que dan uso inadecuado a sus tratamientos como mecanismo de respuesta a la sintomatología propia de la enfermedad que padecen.

    "Estamos legislando para que, próximamente, los médicos también puedan ser parte de las plataformas en las que se cargan la información de los pacientes, que son las que utilizamos nosotros. De esta manera, todos los profesionales que tengamos contacto con una persona en específico, podremos acceder a su historial y minimizar estos riesgos", concluyó la experta.

    Vea el programa completo:


    Mas noticias de Alergología e inmunología