Radiología intervencional en Puerto Rico, una revolución para la medicina en la isla

Los avances de la ciencia han permitido que el manejo de las diferentes patologías sea menos invasivo y que permite al paciente estar cómodo, este es uno de los objetivos de la radiología intervencionista.

Alexander Triana Yanquén

    Radiología intervencional en Puerto Rico, una revolución para la medicina en la isla

    La radiología intervencional es una disciplina que busca reducir los riesgos para las personas, y está en constante desarrollo en pro de los pacientes con enfermedades como cáncer, aneurismas, afecciones cardiovasculares como la trombosis venosa profunda, entre otras. 

    Nuestra periodista Mayerling Veloza, estuvo conversando con el Dr. Enrique Sabater Pujol, radiólogo vascular e intervencional, quien entrenó y es ex facultativo en la Clínica Mayo en Minnesota. Los temas que abordaron fueron hacia la importancia de la radiología intervencionista en Puerto Rico y lo que hacen estos profesionales, los beneficios que tiene esta subespecialidad para la población boricua. 

    El doctor Sabater, actualmente hace práctica en el Hospital del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico y ejerce en el Hospital de Veteranos de San Juan de Puerto Rico. Además, es miembro de la Sociedad Intervencional de Radiología y de la Sociedad Norteamericana de Radiología, así como de la Asociación de Radiología de Puerto Rico.

    En la isla, según comenta Sabater, para 2007 solo había seis radiólogos intervencionistas, pero poco a poco, esa brecha en el servicio ha disminuido. Actualmente contamos con 16 profesionales en este campo de acción: "si hay una especialidad que definitivamente está creciendo en Puerto Rico, Latinoamérica y el resto del mundo, esa es la radiología intervencional", dice. 

    En qué consiste la radiología intervencional

    Este es un procedimiento basado en imágenes, el manejo de agujas y catéteres, generalmente hablando. Es una subespecialidad de la radiología, la cual sirve para "guiar procedimientos, y estos pueden ser diagnósticos o de tratamiento", aclara Sabater. Se caracteriza porque es mínimamente invasivo y de igual forma, la recuperación es más rápida, revolucionando así la medicina y evitando muchos de los procesos que hasta hace unos años eran estrictamente necesarios en sala de operación. 

    "La mayoría de los procedimientos que nosotros hacemos son ambulatorios, no requieren que el paciente esté hospitalizado, no tenemos que cortar al paciente para realizar intervenciones, estamos entrando con agujas, catéteres, cosa que esa área donde trabajamos se recupera más rápido y no es una incisión que requiere de semanas para ver mejora", explica. 

    Beneficios a los pacientes y para el profesional

    La radiología intervencionista ha permitido que patologías complejas como el cáncer, hoy cuenten con más posibilidades de diagnóstico temprano, bajando las tasas de mortalidad: "el diagnóstico de cáncer inmediato lleva a mejores tratamientos, más certeros e inmediatos; tratamientos que podemos hacer guiados por un radiólogo intervencional. También es un beneficio gigantesco para el paciente en términos de calidad de vida, de volver a su vida normal, a su trabajo rápidamente, a tener un tratamiento efectivo", afirma.

    El experto agrega que: "al usar una anestesia mucho más leve y localizada disminuye mucho el riesgo". Es decir, durante intervenciones complejas en el quirófano, normalmente se hacen previamente simulaciones de anestesia y exámenes para ver si el paciente tiene rechazo por la anestesia debido a diferentes factores como: enfermedades cardiovasculares. La radiología intervencional hace uso de anestesia local, en donde se expone a la persona a un área determinada donde trabaja el experto y es más efectivo. 

    "De igual manera está el costo efectivo, porque no es lo mismo hacer un procedimiento que requiere una estadía en el hospital por muchos días, que el costo para el sistema de salud en general, así es que tiene beneficio por ese lado también", asegura.

    Los procedimientos que realizan los radiólogos intervencionistas tienen una particularidad y es que pueden llegar a lugares en los que antes no era posible. Además, "es una especialidad que puede individualizarse mucho al problema del paciente. Cada paciente es distinto y los radiólogos intervencionales se conocen por su creatividad: tenemos un problema, tenemos estos instrumentos, a lo mejor no está en el libro como hacerlo exactamente, pero podemos poner en práctica nuestra creatividad para lograr algo y así es que ha crecido esta especialidad... La creatividad ha llevado a equipos nuevos, y procedimientos nuevos", explica. 

    Un paso por la historia de la radiología y su intervención 

    Se podría decir que todo comienza con los Rayos X, creado por Roentgen en 1895, cuando solo era implementado en el diagnóstico, y tuvo un auge cuando Marie Curie, planteó la posibilidad de usarlo para encontrar las balas de los soldados que participaban de la Primera Guerra Mundial. 

    "Desde un principio los rayos X fueron algo que se usó para la medicina, fue una manera de ver dentro del cuerpo humano y rápidamente se empezaron a tratar ideas de cómo poner cosas dentro del cuerpo humano guiado por imágenes; se empezaron a inyectar tintes dentro de las arterias y las venas para hacer imágenes, a poner agujas para tratar de coger pedacitos del cuerpo, y así es como se fue desarrollando la especialidad como tal", describe el doctor Sabater.

    Poco a poco se le fueron encontrando más usos. Los investigadores que se atrevieron a indagar e ir más allá fueron: Sven-Ivar Seldinger (1921-1998), Charles T. Dotter (1920-1985) y W. Porstmann (1921-1982); estos serían los pioneros de la radiología especialmente Eberhard Zeitler (1930-2011) y Andreas R. Grüntzig (1939– 1985), quienes hicieron de la radiología intervencionista una opción de tratamiento mínimamente invasivo para las enfermedades cardiovasculares en todo el mundo. 

    "Después de esos primeros intentos de usar tintes dentro de las arterias y las venas, llegaron unos pioneros que fueron los primeros en decir: nosotros podemos estar dentro de una arteria, de un vaso ¿por qué no puedo hacer algo dentro de esa arteria para diagnosticar, para hacer un tratamiento?", explica. 

    Es así como la radiología intervencionista amplió su espectro para incluir el tratamiento de cuadros clínicos complejos. Por ejemplo, el tratamiento de la hipertensión portal como resultado de una cirrosis hepática utilizando un sistema TIPS, y el tratamiento de enfermedades tumorales. 

    "Empezaron a poner cables y catéteres o tubos para llegar aún más lejos de donde estaban entrando, para abrir una arteria que estuviera obstruida, y se empezaron a imaginar las maneras de llegar a cualquier parte del cuerpo. Esto vino con una serie de desarrollos, de equipos que nos permitieron llegar cada vez más lejos, de equipos de imágenes como CT Scan y Ultrasonido, además de los equipos de rayos X que nos permitieran controlar mejor nuestros instrumentos, llegar más lejos y fue la creatividad y la invenciön de estos pioneros", detalla. 

    "Por allá en 1960 es que empieza a crecer está especialidad abriendo arterias, en 1970 se desarrollan los primeros globos para hacer angioplastias y abrir arterias, en los 80 nace lo que se conoce como el Stents, que se usa para mantener una arteria abierta. Todo esto junto al CT scan y MRS, se estaban desarrollando otro tipo de procedimientos como el de guiar agujas para coger muestras y hacer biopsias para drenar el líquido dentro del cuerpo, incluso tapar cosas dentro de las arterias que se llama embolización", aclara.

    Es así como la radiología intervencionista trabaja prácticamente siempre en estrecha colaboración con profesionales de los campos de la anestesiología, la cirugía y la medicina interna: "también tratamientos de más condiciones del cuerpo humano y hoy día se reconoce como especialidad distinta, al punto que hay un camino para entrenarse directamente en radiología intervencional porque es algo tan especial", concluye.

    Vea la entrevista completa aquí. 

    Mas noticias de Administración y Gerencia Médica