Niños puertorriqueños sufren la falta de pediatras

De izquierda a derecha, los pediatras: Héctor Nieves, expresidente de la Sociedad Puertorrqieuña de Pediatría; Dr. Juan Delgado, presidente de AMPRE; Dra. Inés Cuebas, presidenta del Capítulo de Puerto Rico de la Academia Americana de Pediatría y el Dr. Carlos Fernández, expresidente del Capítulo de Pediatría del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico.

Los retos que enfrenta la comunidad pediátrica en la Isla van de la mano de la realidad cultural y económica que nos afecta.

Así lo dejaron saber los doctores Héctor Nieves, expresidente de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría; Juan Delgado, presidente de la Asociación de Médicos Pediatras de la Región Este (Ampre); Inés Cuebas Rolón; presidenta de la Academia Americana de Pediatría, capítulo de Puerto Rico y Carlos Fernández Maymí, expresidente del Capítulo de Pediatría del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico durante la transmisión del programa radial MSP Noticias, que va al aire todos los sábados a las 9:00 a.m. por WIAC 740 AM.

Los recursos participaban de la edición 11 de la convención anual de Ampre en San Juan, que se realiza desde ayer y se extiende hasta mañana, en la que se discuten temas variados en el campo, como la novedad en estudios radiológicos, transfusiones en niños, avances en la cirugía pediátrica, ortopedia y suicidio en adolescentes, por mencionar algunos foros.

MSP: ¿Cuál lucha es más difícil, trabajar con la salud infantil en Puerto Rico o con los derechos de los médicos?

Dr. Delgado: Las dos van de la mano. Nuestro primer objetivo es satisfacer las necesidades de la salud infantil en el país. A la misma vez tenemos que luchar por una calidad de vida para que se nos respete.

MSP: Se habla de varios problemas en la salud infantil, pero uno de los más preocupantes es la salud mental.

Dra. Cuebas Rolón: El enfoque de la academia es en cuanto a la salud mental y estamos atados a unas guías de manejo. En cuanto a la salud oral y obesidad hay más casos; pero hay una realidad en el incremento de casos de salud mental hay que enfatizarlo. Hay mucho estrés tóxico que involucra aquellos factores que afectan la salud mental.

MSP: ¿Cuál es la realidad de pacientes y pediatras en Puerto Rico?

Dr. Fernández Maymí: En un censo que se hizo en el 2011, había 1,400 pediatras en la Isla. Ahora estimamos que hay menos de 800. La edad promedio del pediatra en la Isla es de 60 años con una práctica de más de 20 años. Es una población de médicos envejecidos, no creo que llegamos a 500 prácticas activas en Puerto Rico.

MSP: ¿Cómo debe ser visto el pediatra?

El pediatra se convierte en un amigo más de los niños y adolescentes, preocupándose por el desarrollo integral.

Dr. Delgado: Nosotros somos responsables de esos muchachos desde que nacen hasta que cumplen 21 años y un día. El pediatra guía y es consultado en todos los aspectos. Quien tenga hijos recuerde que su salud está en sus manos, piensen en la prevención y en darle acceso al médico pediatra, porque no importa si se nos paga o no nuestra labor es dar nuestro esfuerzo y servicio a los menores.

Dra. Cuebas Rolón: Lo más importante es que nunca olviden que el pediatra es el dueño de la orquesta y quien lleva el seguimiento del paciente desde que nace. No hay que visitarlo solamente cuando  hay fiebre o dolor de oído; queremos niños sanos. Es importante que los padres cumplan con el seguimiento de tratamiento preventivo.

MSP: ¿Hasta qué punto las aseguradores inciden en las decisiones de los pediatras?

Dr. Delgado: Las aseguradoras se han hecho cargo de la medicina en Puerto Rico, porque lo que yo receto no es lo que ellos aprueban. No podemos certificar que la medicina que necesita mi paciente es la que yo receto. Ya sean planes privados o de salud del gobierno, porque el plan médico pone restricciones. Hay grupos médicos que no tienen pediatra. Si quieres sobrevivir en Puerto Rico, ¿quién te va a pagar?. Los planes médicos tienen control absoluto de todo.

MSP: ¿Por qué se permite que las aseguradoras marquen la pauta?

Dr. Nieves: Por la falta de voluntad de nuestros líderes en favor de la salud de Puerto Rico. Hemos escalado nuestro reclamo a nivel de Cámara y Senado y nunca hemos visto resultados, no se toma acción y no se le pone el cascabel al gato. Es una pena porque la calidad del servicio que ofrecemos, nuestra capacitación para ofrecer servicios de prevención no lo podemos dar.

Comentarios

X