Investigación evidencia las consecuencias adversas de no detectar a tiempo el VPH

Dra. Ana Patricia Ortiz, investigadora del Programa de Control de Cáncer y Estudios Poblaciones del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR). Suministrada a MSP.

Datos empíricos continúan demostrando las consecuencias adversas de la no detección a tiempo del Virus del Papiloma Humano (VPH) ya sea mediante la vacuna o la prueba de Papanicolau.

Además del cáncer cervical como principal consecuencia asociada al VPH (en un 93%), el aumento del cáncer anal en mujeres puertorriqueñas figura como uno de los hallazgos principales que se presentaron durante el lanzamiento de la campaña de Concienciación sobre el Cáncer Cervical de la Coalición de Vacunación de Puerto Rico, que busca que toda la ciudadanía se vistan color verde azulado (TEAL) este próximo 27 de enero en señal de apoyo.

El estudio retrospectivo del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR) fue hecho por la Dra. Ana Patricia Ortiz, investigadora del Programa de Control de Cáncer y Estudios Poblaciones de la institución junto a la estudiante de maestría, Adriana Acevedo Fontánez, entre otros.

Los hallazgos del estudio también demostraron que las mujeres diagnosticadas con un cáncer ginecológico relacionados al VPH estaban siete veces a mayor riesgo de desarrollar el cáncer anal en comparación con otras mujeres.

También, identificó a 9,489 mujeres residentes de Puerto Rico que habían sido diagnosticadas con tumores primarios de cérvix, vagina o vulva durante el periodo del 1987 al 2013 y 86 mujeres tenían el diagnóstico de cáncer anal secundario a un tumor primario.

“Otros estudios previos han demostrado que el VPH tiene una incidencia mayor en Puerto Rico que las mujeres blancas no hispanas que viven en los Estados Unidos. Un reporte del Centro de Control y DC publicado en el 2016 también validó que Puerto Rico tenía una mayor tasa de cáncer cervical cuando se compara con otros territorios de los Estados Unidos. Esto resalta la necesidad de prevención”, indicó la Dra. Ortiz.

Otros datos reveladores fueron los expuestos por la licenciada Naika Irizarry Rivera, cito-tecnóloga del laboratorio NOY, quien indicó que dentro del periodo de enero a diciembre 2016 se registraron 78,767 casos nuevos de VPH a nivel isla en pacientes entre las edades de 15 a 80 años.

El grupo que reportó mayor incidencia de casos positivos al virus para el mismo año fueron pacientes menores de 18 años con un 43.44%, seguido por el grupo de 18 a 26 años con un 37.95%. Ambos tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer cervical, considerado el sexto tumor más frecuente en Puerto Rico.

Finalmente, Lilliam Rodríguez Capó, presidenta y fundadora de VOCES, exhortó al nuevo secretario del Departamento de Salud (DS), Dr. Rafael Rodríguez, a que estableciera una medida para que la vacuna del VPH sea requisito para el año escolar 2017-2018 para estudiantes de 11 a 12 años, como medida urgente de salud pública.

Comentarios

X